obstáculos Archives | CVCLAVOZ

All posts in “obstáculos”

¿Perseveras?

“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza” Romanos 5:3-5 (RVR1960)

A pesar de los grandes obstáculos que se le presentaron a Pablo, él continuó con su llamado de compartir el evangelio con judíos y gentiles de todo el mundo, la pregunta es ¿Cuál era su motivación para ser perseverante? Sabemos que no es fácil persistir en el objetivo cuando muchos inconvenientes obstruyen el camino, pero Pablo tenía una  meta bien clara y estaba seguro que Dios lo respaldaría. Él sabía que no podía abandonar, su compromiso era con su Padre, el cual no podía eludir, porque de hacerlo, muchos estarían condenados a una eternidad sin Cristo.

Quizá te cuesta perseverar en tus metas, tal vez muchos obstáculos se han levantado en tu contra, pero hoy te animo a poner toda tu confianza en Dios y enfócate en tu meta; no permitas que ninguna circunstancia te desanime en alcanzar aquello que Dios ha dispuesto para ti.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Resistir las pruebas

“No se duerman; oren para que puedan resistir la prueba que se acerca. Ustedes están dispuestos a hacer lo bueno, pero no pueden hacerlo con sus propias fuerzas.»” Mateo 26:41 (TLA).

Así como tenemos necesidades físicas en nuestra vida, tales como de alimento, la salud o el descanso, también tenemos necesidades de carácter espiritual, las cuales no debemos descuidar. Entre estas, es importante llevar una vida de oración.

Pero no significa que orar sea algo fácil, pues el agotamiento físico, el desánimo, los afanes incluso el pecado, pueden convertirse en obstáculos para tener una comunión plena con Dios. Sin embargo una decisión firme de buscar al Señor constantemente en oración nos ayudará a vencer las pruebas y las tentaciones diarias que podamos enfrentar.

Por lo cual, crear el hábito de orar a diario, es realmente beneficioso para nuestra vida espiritual.

¿Estás enfrentando tus dificultades con una vida diaria de oración?

Por Giovana Aleman

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Estás orgulloso de lo que has alcanzado?

Alguna vez hemos sentido gran admiración por hombres y mujeres que se encuentran en la cima del “poder”; es decir, por aquellos que están en puestos de autoridad, posiblemente por su esfuerzo y valentía o porque son respetados por muchas personas ¿Quieres alcanzar grandes logros?

Es satisfactorio alcanzar algún desafío o subir escalones que muestran nuestra superación, incluso puedes estar orgullo en este momento de lo que has logrado, pero el Señor nos enseña que existe un reto aún más grande que debemos asumir si anhelamos superarnos.

La palabra de Dios dice: “Más vale ser paciente que valiente; más vale vencerse uno mismo que conquistar ciudades.” Proverbios 16:32 (DHH)

Según la palabra de Dios se puede decir que tiene más mérito un hombre que ha logrado dominarse así mismo que aquel valiente que ha ganado una guerra. Muchas personas colocan su enfoque en obtener el control sobre los demás, pero se olvidan de auto controlarse, por tanto pierden numerosas batallas convirtiéndose ellos mismos en su propio enemigo.

Por ejemplo, cuando nos proponemos  realizar una dieta generalmente renunciamos después de poco tiempo porque no nos sabemos gobernar, dejándonos llevar por los deseos de comer. Lo mismo sucede para crecer espiritualmente, salimos derrotados por no actuar con disciplina al orar o estudiar la Biblia, entonces perdemos primero contra nosotros mismos.

El Señor nos pide que nos superemos, pero antes de pensar en conquistar reinos, primero conquístate a ti mismo. Por ejemplo, ten paciencia para esperar filas largas o la respuesta de Dios; pon un freno a las emociones negativas que sientes, como la ira o agresividad porque podrías lastimar a las personas que amas; controla tu lengua, no discutas o hieras con tus palabras, mejor es quedarse callado que ser necio.

Una vida disciplinada y  auto controlada necesita tiempo, determinación y arduo trabajo; implica negarse a sí mismo, por esta razón es un desafío y te animamos a aceptarlo. El Señor quiere que superes grandes obstáculos y que los demás te admiren por vencer lo que muy pocos han logrado.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Lucha por lo que quieres

Ely ingresó a la Universidad a pesar de presentar cierta discapacidad intelectual que le impedía estar al nivel de sus compañeros; reprobaba constantemente diferentes materias por lo que muchos pensaban que no lograría concluir sus estudios. Lo irónico es que en la actualidad ella se tituló, mientras que varios abandonaron la carrera.

Una frase dice: “La carrera de la vida no se trata de rapidez sino de resistencia” En el camino muchos se desaniman porque consideran que jamás alcanzarán su meta, pero la realidad es que aquellos que continúan luchando hasta el final son los que la alcanzan. ¿Cuántas veces nos desanimamos por no avanzar?

Por ejemplo, graduarse de la universidad o aprender un idioma nuevo requieren perseverancia, así mismo sucede con cualquier meta. Aquellos que no son pacientes, los que no superan obstáculos difíciles ni tampoco quieren hacer sacrificios, lastimosamente no alcanzan nada.

Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante.” Hebreos 12:1 (NVI)

La vida tiene una serie de obstáculos aunque seas hijo de Dios, por lo que el Señor nos insta en su palabra a correr con perseverancia, deshaciéndonos de todo peso como el pecado y siguiendo adelante, porque en su tiempo alcanzaremos la meta.

¿Cuáles son tus metas? La clave para alcanzar el éxito es “no rendirse”. Recuerda que el mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de seguir luchando a pesar de la tormenta. En esta oportunidad te animo a desenterrar tus sueños, planificar nuevas metas y luchar, no importa si parece que otros están más adelante porque al final ganará el que no se ha detenido.

¡Te espero en el camino de la Victoria!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Vive con fe!

“La fe es la confianza de que en verdad sucederá lo que esperamos; es lo que nos da la certeza de las cosas que no podemos ver.” Hebreos 11:1 (NTV)

La fe es una cualidad que distingue a los hijos de Dios, pero también es la confianza profunda en su fidelidad. Fe es tener la certeza de que más allá de lo difícil que sean las circunstancias, Dios cumplirá sus promesas para nuestras vidas.

Debemos descansar plenamente en Él, aun cuando no entendamos lo que está haciendo, ni los porqués de las circunstancias en las cuales nos encontramos. Recordaremos en cuantas ocasiones Dios nos ha bendecido, de cuantas nos ha librado.

Él nunca nos ha dejado ni tampoco lo hará, por lo tanto caminemos por fe sabiendo que Dios está con nosotros en cada momento.

Te animo a basar tu vida en esta confianza ¡vale la pena hacerlo!

Por Giovana Aleman

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Deja atrás el lamento

Resulta comprensible cuando vemos a alguien lamentarse por las caídas que ha sufrido. Muchas veces dicho estado de ánimo es el resultado de la pérdida de algo que la persona considera valioso, sea esto, un ser querido, un empleo o simplemente el tiempo que pasa y nunca vuelve atrás. Pero quizás, sea un buen propósito para este nuevo año, cambiar lamento por arrepentimiento.

La palabra arrepentimiento significa “cambiar” de corazón, dirección, y mentalidad. Por ejemplo, si en algún momento me he quejado de mí mismo, pensando que “Soy un fracaso, un desastre, no sirvo para nada” Es tiempo de pensar diferente: “soy capaz, tengo potencial, y soy valioso”, es decir se trata de renunciar al lamento para iniciar un necesario proceso de cambio.

Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse…” Proverbios 24:16 (RVR1960)

¿Sabías que el fracaso es una parte normal del éxito? Las personas que han alcanzado importantes logros o metas, han podido superar los obstáculos que se les oponían, al igual que sus terribles caídas. Pero ellos han aprendido de estas experiencias y han decidido levantarse, porque la realidad es que de los errores también se aprende.

La palabra de Dios dice: “Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte”. En 2 Corintios 7:10 (RVR1960)

En este pasaje se mencionan dos tipos de tristeza: la tristeza según Dios y la tristeza del mundo. La tristeza según Dios produce arrepentimiento, es decir, nos motiva a cambiar y actuar. Mientras que la tristeza del mundo conduce a la muerte, debido a que la persona se deprime, desmoraliza y pierde los deseos de vivir.

Otro aspecto que es fundamental destacar es “la autocompasión” es decir “sentir lastima por nosotros mismos” es una emoción destructiva que nos lleva a vernos como víctimas de la situación, por lo tanto, perdemos los deseos de luchar. Es importante aclarar, que esta situación de “autocompación” no nos deja ninguna enseñanza positiva, por el contrario puede llevarnos a hundirnos en una profunda depresión.

Es verdad, cometimos errores, tuvimos caídas, algunas veces hemos fracasado, sin embargo debes declarar con fe que las metas que quieres alcanzar, dependerán de ti, porque si Dios está contigo, ¿quién contra ti? Es tiempo de cambiar y tomar responsabilidad por el futuro.

En esta oportunidad te animo a seguir el camino del cambio, comienza por no sentir lástima de ti mismo porque tú puedes superar aún los mas grandes obstáculos y alcanzar tus metas, recuerda que Dios te ha dado las capacidades para hacerlo, ¡levántate y continúa rumbo al éxito!

Por último, si el 2017 ha sido un año de éxito para ti, recuerda que aun te espera un nuevo año ¡no te conformes y ve por más! Dios tiene un propósito para ti.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Un nuevo capítulo por comenzar…

“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” Filipenses 3:13-14 (RVR)

Imagínate el año que comienza como un cuaderno nuevo que Dios te da para escribirlo. Parece haber mucho peso sobre estas palabras, pero si en verdad queremos hacerlo mejor de lo que lo hicimos el año pasado, tenemos que esmerarnos para escribirlo bien, sin tachones ni borrones  porque hay cosas nuevas de Dios para cada uno de nosotros.

Sin embargo, ¡cuántos pensamientos se revuelven en nuestras cabezas! No se puede empezar un año sin preguntarse: ¿qué pasará? El porvenir es desconocido y lo desconocido da miedo. Entonces, ¿Cómo podemos iniciar y continuar bien el año que comenzamos?

Lo principal, ante todo, es mantener una intimidad con el Espíritu Santo. Habla con él como si fuera tu amigo más cercano, pregúntale cosas, cuéntale tus preocupaciones, háblale de tus debilidades, pídele dirección y, por sobre todo, agradécele porque en medio de toda situación Él está para consolarte y enseñarte lo que necesitas saber. Tendrás un año de grandes cosechas como fruto de tu intimidad con Dios.

Por otro lado, decide sanar tus relaciones interpersonales. ¿Qué relaciones tienes que mejorar este año? ¿A quiénes les tendrías que pedir perdón? ¿A quiénes tendrías que perdonar de todo tu corazón para dejar atrás el pasado? ¿Con quiénes tendrías que pasar más tiempo: con tu esposa o esposo, con tus hijos, con tus padres? ¿De quiénes te tendrías que alejar porque son una mala influencia para tu vida? Reconoce que esto es necesario para avanzar, no porque dependas de ellos sino porque es importante caminar por un sendero que esté libre de piedras y obstáculos que quieran desanimarte y finalmente alejarte de los propósitos y del plan de Dios para tu vida.

Si este año tienes que empezar por perdonar a los que te hirieron, hazlo, para que cada día puedas escribir una nueva página en tu vida, libre de borrones y tachones para que al finalizar no tengas nada de qué arrepentirte sino seguir hacia la meta del supremo llamamiento de Dios.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El último Ídolo

En un  momento de su ministerio, Jesús tuvo un encuentro con un joven judío muy rico que además  de ser un hombre principal, perteneciente a una familia noble, también llevaba una vida moral ejemplar. Quizá podríamos decir que era alguien agradable, ya que solo al mirarlo, Jesús lo amó. Sin embargo, a pesar de tener tantas buenas cualidades, el joven estaba consciente que le faltaba algo. En su corazón seguía habiendo un vacío que no podía ser llenado con ninguna de las cosas que había alcanzado hasta ese momento de su vida, entonces le preguntó a Jesús:

“―Maestro bueno, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna? ― ¿Por qué me llamas bueno? —Respondió Jesús—. Nadie es bueno sino solo Dios. Ya sabes los mandamientos: “No cometas adulterio, no mates, no robes, no presentes falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre”. ―Todo eso lo he cumplido desde que era joven —dijo el hombre. Al oír esto, Jesús añadió: ―Todavía te falta una cosa: vende todo lo que tienes y repártelo entre los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme. Cuando el hombre oyó esto, se entristeció mucho, pues era muy rico. Al verlo tan afligido, Jesús comentó: ¡Qué difícil es para los ricos entrar en el reino de Dios!” Lucas 18:18-24 (NVI).

Al instante Jesús pudo detectar en su alma un ídolo invisible que lo estaba bloqueando espiritualmente y no le permitía tener esa paz que deseaba y menos alcanzar la salvación.

De la misma forma Dios quiere que hallemos y destruyamos a esos pequeños ídolos que están afectando a nuestras vidas.

Al igual que este joven, no esperes recibir la aprobación de Dios y que Él te diga que estás en el camino correcto, cuando sabes que hay algo que te falta cumplir, y que  no se refiere a las buenas obras o méritos, sino a “quitar”. Tal vez tu ídolo no sea algo palpable, puede tratarse del orgullo o una falta de perdón, etc. que se hallan escondidos en un rincón de tu corazón, convirtiéndose en obstáculos por el resto de tu vida. Recuerda que no es posible ser un discípulo de Jesús e intentar vivir la vida a nuestra manera, es necesario elegir entre las dos opciones.

“Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas.” Mateo 6:24 (NVI)

El joven rico había entendido perfectamente lo que Jesús le estaba pidiendo para ser un seguidor suyo, y lo rechazó. Decidió quedarse con sus “muchas posesiones” en lugar de Cristo.

Pude que estés en una situación similar, donde es necesario decidir el abandonar a ese pequeño gran ídolo para que tu alma quede libre y puedas servirle a Dios sin reservas.

¿Estarías dispuesto a hacerlo?

Por Ruth Mamani.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Perspectiva

El año 1880 los hermanos Lumiére comenzaron a trabajar en la posibilidad de capturar imágenes en movimiento. Ya en ese entonces la fotografía era algo bastante conocido así que usaron esa base para su proyecto. Pasaron casi dos décadas hasta que por fin lograron su objetivo al proyectar una cinta que mostraba simplemente a obreros trabajando dentro de una fábrica. Su éxito fue inmediato en toda Europa y América del Norte.

En el siguiente año filmaron 10 películas cortas mostrando a personas en sus actividades cotidianas, pero poco a poco dejaron la idea de lado porque el trabajo parecía algo monótono y no creían que se pudiera lograr algo mucho más significativo. Sin embargo, Alice Guy, una mujer estadounidense que era secretaria de una compañía de fotografía se asoció con muchas personas importantes y fundó su propia empresa que no sólo se ocuparía de fotografías, sino también de hacer filmaciones a gran escala.

La visión de Alice fue mucho más lejos que la de los hermanos Lumiére. Ella comenzó a entender que podía dividir la cinta de la película y contar historias, vio que podía cortar una escena y pasar a otra sin que el espectador perdiera el hilo del relato. De esa manera se pudo impulsar el cine como un arte audiovisual de éxito hasta nuestros días.

Quizá no se pueda describir con total exactitud las sensaciones que una persona puede tener al ceder su idea a alguien más y ver el éxito que está teniendo. Otro ejemplo, un poco más conocido, es el caso de una famosa compañía de gaseosas cuya fórmula fue vendida por casi nada y años después, se convirtió en la bebida número uno en su país de origen y en el mundo.

La historia nos deja ver cómo un poco de perspectiva puede cambiar una idea que no parece tan buena en un éxito total. Es verdad es que eso no ocurre muy seguido en el ámbito empresarial, pero más allá de las ideas para generar ganancias monetarias, uno puede tomar las herramientas que tiene disponibles en su entorno para realizar un trabajo sobresaliente en cualquier ámbito.

Pero lamentablemente ocurre que muchas veces hay enojo por el empleo que se tiene, por el ministerio en el que se sirve, por la ciudad en la que se vive e incluso por la familia en la que se ha nacido, etc. Esas pequeñas frustraciones hacen que uno se vea con menosprecio a sí mismo y subestime la justicia de Dios. Incluso si todo estuviera realmente mal nuestro Señor tiene el Poder de cambiarlo para bien.

Jeremías 33:3 dice: “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” Versión Reina-Valera 1960

Quizás por algún motivo no puedas ver que tienes en tus manos todo lo necesario para salir adelante, tal vez sólo hace falta que le preguntes a Dios qué es lo que debes hacer y que te ayude a ver con mayor claridad el potencial que ha puesto en tus manos. Él puede mostrarte el camino a seguir y ayudarte a ver la manera de lidiar con tu entorno.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Sigue el camino!

Un caracol empezó a trepar por un manzano en el mes de febrero. Mientras se deslizaba lentamente hacia arriba, un gusano asomó la cabeza desde una grieta del árbol donde se escondía y le dijo: “Estás desperdiciando tus energías. No hay ni una sola manzana ahí arriba.” A lo que el caracol respondió: “No, pero las habrá cuando llegue ahí”.

En esta pequeña historia, el final sería diferente si la reacción del caracol sería creerle al gusano y dejar el árbol de manzano, sin embargo su actitud y firmeza de saber qué le esperaba al final de su recorrido le ayudó a seguir la marcha, no importando que aún no estén las manzanas listas sino que el árbol daría el fruto anhelado en un tiempo oportuno.

Puede que el camino de Dios parezca incierto en algunas ocasiones, más aún cuando todo alrededor parece estar en nuestra contra o los acontecimientos terribles que pasan en el mundo a diario nos digan lo contrario, y quizá por ello muchos desistieron de continuar en esta carrera eterna, pero hay también quienes siguieron y siguen a pesar de todo obstáculo porque tuvieron fe, como indica Hebreos 11:33-35ª NTV “Por la fe esas personas conquistaron reinos, gobernaron con justicia y recibieron lo que Dios les había prometido. Cerraron bocas de leones, apagaron llamas de fuego y escaparon de morir a filo de espada. Su debilidad se convirtió en fortaleza. Llegaron a ser poderosos en batalla e hicieron huir a ejércitos enteros. Hubo mujeres que recibieron otra vez con vida a sus seres queridos que habían muerto…”

Tener la seguridad de cuál es nuestro destino eterno nos ayudará a perseverar a pesar de las malas situaciones, de lo que los demás digan incluso de lo que todo el mundo pueda creer.

Si tienes un ministerio o un sueño dado por Dios y aparentemente nada está a favor, acuérdate de que al final de este camino está lo que Dios nos prometió: Vida eterna junto a Él.

Quiero animarte a que no dejes de creer en el poder de Dios, y que nada te impida llegar a la meta.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

5 técnicas indispensables para lograr lo extraordinario

Entiendo que lograr un resultado extraordinario significa más que lo que hago todos los días.
Para eso debo saber bien hacia donde ir y que mi compromiso de llegar sea lo que hablo, lo que siento, lo que pienso, lo que hago.
Permíteme darte 5 TÉCNICAS INDISPENSABLES para lograr lo extraordinario:
1) Se tus convicciones y no tus circunstancias. El mundo, las personas, la batalla espiritual, están todo el tiempo mencionando que hacer y como reaccionar. Elige animarte a ser quien Dios te llamo a ser. Tu propósito. El sentido de tu vida y ve manifestando eso en medio de cada circunstancia por mas negativa que sea.
2) La visión es un músculo que hay que ejercitar. Si decido lograr máxima productividad en un área de mi vida lo hago entendiendo que la visión de lograrlo es un músculo a ejercitar. Como cuando hago ejercicios… el músculo al principio duele. No tengo que tomar el dolor como dolor de sufrimiento sino dolor de crecimiento.¡Y seguir ejercitando!¡Recuerda que visión es sueño, mas pasión, mas acción!
3) Trabaja la tensión creativa. ¿Te pasó que al ir por un resultados extraordinario te sentiste tensionado?. Eso es “Tensión creativa”. Úsala como parte del estiramiento. Te servirá para llegar mas lejos.¡Respira profundo y estírate!
4) Busca el doble. Todo lo que antes hacías hazlo doble. El juego de la máxima productividad es buscar hacer el doble de lo anterior. Cuando cuantifico por el doble los primeros pensamientos que mi mente genera serán de no posibilidad, me invitaran a describir o valorar no hacerlo, y es allí donde aparecerá el potencial que hay en mi y mis compromisos y comenzare a ir por lo que hasta ahora no lograba. ¡Ve por el doble y no te detengas!
5) Cruza la brecha con optimismo. Hay una brecha entre quien eres y quien eliges ser.¡Crúzala con optimismo, con entusiasmo, algo nuevo comenzara en tu vida! Cruzar la brecha significa que mientras voy hacia el resultado extraordinario tengo conversaciones conducentes y acciones poderosas. Y solo eso hago.¡Todo lo que me quite de ese foco, lo saco de mi camino!
Hoy es el primer día del resto de tu vida. ¡Tú puedes! Genera hacia donde iras y ve con pasión, con dedicación, con foco constante y sabiendo que lo mejor que sucederá no será solo el resultado extraordinario en tu vida, sino el aprender y crecer en el proceso, y darte cuenta que puedes mucho mas que ayer.
Para saber mas escucha el audio de nuestro segmento “Consultorio de emociones” en El Arranke, aquí:

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Entrevista a Otto Ávalos en CVCLAVOZ

Desde la bella ciudad de Matanzas, Cuba, hasta los grandes escenarios del mundo, Otto Ávalos es desde hace 12 años el violinista que acompaña los conciertos de Ricardo Arjona. Lo entrevistamos en “Una Historia que Contar” por CVCLAVOZ. Escucha lo que nos contó sobre los inicios de su carrera, las barreras que tuvo que vencer y cómo conoció a Arjona. Disfruta una bella interpretación del himno “Sublime Gracia” en su violín.

Send this to a friend