padres Archives | CVCLAVOZ

All posts in “padres”

Esto es lo que sucede cuando te burlas de tus hijos 1

Esto es lo que sucede cuando te burlas de tus hijos

Corregir a los hijos es uno de los roles de los padres. Sin embargo, algunos progenitores creen que esto implica burlarse y mofarse de sus hijos. Quizá no es algo que se haga de forma consciente o se crea que no tiene relevancia; pero un estudio encontró que este comportamiento afecta el porvenir de los hijos.

Un estudio publicado en la Journal of Youth and Adolescence y que fue realizado por investigadores de la Facultad de Ciencias Charles E. Schmidt de la Universidad Atlántica de Florida, Universidad Concordia en Montreal, Canadá y la Universidad Uppsala, en Suecia, analizó el comportamiento de 1409 adolescentes de 13 a 15 años de edad durante tres años consecutivos.

Después del plazo de investigación se dieron cuenta de que existen padres burlones que usan usan expresiones denigrantes o humillantes que humillan y frustran al hijo. Cuando los disciplinan, usan la crítica, el sarcasmo y los insultos. Esa forma de crianza fomenta la ira desenfrenada en los adolescentes. La adolescencia es una etapa en la que se debe aprender a regular las emociones. No bastante, si no se logra, esto se resultan en emociones negativas, agresión verbal y física y hostilidad. Además, hace que los hijos se conviertan en agresores o en víctimas de acoso y violencia.

Estos hallazgos son alarmantes pues ha sido ampliamente comprobado que las víctimas de acoso tienen una baja salud mental y son más propensos a tener pensamientos suicidas. Sin embargo, los resultados son opuestos en las familias en donde los padres no usan la burla como una forma de disciplina.

Este estudio sugiere que el comportamiento burlón es una forma única de crianza de los hijos que aumenta los riesgos de que los adolescentes adopten estrategias inapropiadas para el manejo de la ira.

Daniel J. Dickson, Ph.D., autor principal del estudio y perteneciente al departamento de psicología de la Universidad de Concordia, explica que los padres deben recordar ≪su influencia en las emociones de los adolescentes y deben tomar medidas para garantizar que los adolescentes no se sientan ridiculizados en el hogar≫. Si bien la corrección y disciplina es necesaria en el hogar, los padres no tienen por qué humillar a sus hijos para demostrar su autoridad. En cambio, el amor y el respeto son más efectivos.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Dickson, D., Laursen, B., Valdes, O., & Stattin, H. (2019). Derisive Parenting Fosters Dysregulated Anger in Adolescent Children and Subsequent Difficulties with Peers. Journal Of Youth And Adolescence. doi: 10.1007/s10964-019-01040-z
Descarriados 2

Descarriados

“Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.” 1 Juan 5:14 (RVR 1906).


Es doloroso ver a los hijos sumergidos en la adicción y no poder percibir más que un futuro incierto para ellos. Cuando el hogar se va convirtiendo en un campo batalla donde los miembros de la familia van decayendo poco a poco, como padres, ¿Cómo podemos hacer frente a esta situación? El angustiarse o desesperarse no es la solución, pues Dios nos ha dado una arma muy poderosa que podemos usarla a favor de nuestro hijos y esa es la oración de fe, con ella podemos luchar y hacer frente a esta situación.


¡Te animo a que puedas interceder por tus hijos confiando que Dios te dará la victoria!

 

Por Neyda Cruz

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Versículos sobre la ausencia de un padre o madre 3

Versículos sobre la ausencia de un padre o madre

Vivimos en tiempos en donde ser padre es una responsabilidad que no todos quieren asumir. Hay muchos hijos que son rechazados por sus padres y son dejados a la merced de otras personas. Esta situación es lamentable, pero la Biblia ofrece consuelo y esperanza en estas situaciones. Además nos recuerda que al final Dios nos ama a todos y que Él no desampara a sus hijos.

Estos son algunos versículos que hacen hincapié en el rol de los padres y llevan paz a aquellos hijos que no tienen a sus progenitores cerca.

≪Dios es justo con los huérfanos y las viudas, y muestra su amor dándoles ropa y comida a los refugiados que viven entre ustedes.≫

Deuteronomio 10:18 (TLA)

≪Aunque mi padre y mi madre me abandonen, el Señor me recibirá en sus brazos.≫

Salmos 27:10 (NVI)

Dios, en su santo templo, es padre de los huérfanos y defensor de las viudas.≫

Salmos 68:5 (RVC)

≪El Señor protege a los extranjeros que viven entre nosotros. Cuida de los huérfanos y las viudas, pero frustra los planes de los perversos.≫

Salmos 146:9 (NTV)

≪La herencia del bueno alcanzará a los hijos de sus hijos, pero la riqueza del pecador está guardada para el justo.≫

Proverbios 13:22 (RVR1995)

≪Como ave que vaga lejos del nido es el hombre que vaga lejos del hogar.≫

Proverbios 27:8 (NVI)

≪No temas, estoy contigo. Yo soy tu Dios, no tengas miedo. Te fortaleceré, sí, te ayudaré. Te salvaré con mi mano victoriosa.≫

Isaías 41:10 (PDT)

≪[Jesús dijo:] No los dejaré huérfanos; vendré a ustedes.≫

Juan 14:18 (RVC)

≪Quien no cuida de sus parientes, y especialmente de su familia, no se porta como un cristiano; es más, tal persona es peor que quien nunca ha creído en Dios.≫

1 Timoteo 5:8 (TLA)

≪Delante de Dios, la religión pura y sin mancha consiste en ayudar a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y en mantenerse limpio de la maldad de este mundo.≫

Santiago 1:27 (RVC)


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Drogadicción y lesbianismo: ¿Qué puedo hacer al respecto? 4

Drogadicción y lesbianismo: ¿Qué puedo hacer al respecto?

Ser padre no es una tarea fácil. Descubrir que tu hijo está lidiando con drogas o la homosexualidad puede destrozarte; sin embargo, ese es el momento para pegarte más a Dios y buscarlo y dejar que Él haga lo mejor le parezca.

En el siguiente video, Alex Campos explica cómo dedicar tiempo y amor en los primeros años de tus hijos puede ayudar a establecer una relación fuerte y durable con ellos, de manera que en el futuro no busquen el amor ni la seguridad en los lugares equivocados.

Bendice a tus padres 5

Bendice a tus padres

Obedezcan y cuiden a su padre y a su madre. Así podrán vivir muchos años en el país que les voy a dar”.

Éxodo 20:12 (TLA)

Honrar a nuestros padres significa pasar tiempo con ellos, escucharlos, obedecerlos y respetarlos. Esta actitud traerá gran bendición a nuestra vida. La Palabra de Dios nos dice que si hacemos todas estas cosas tendremos larga vida en el lugar donde vivamos y todos nos saldrán bien.

“Si honras a tu padre y a tu madre, «te irá bien y tendrás una larga vida en la tierra.”

Efesios 6:3 (NTV)

¿Quieres ser bendecido? La Biblia nos da un consejo muy importante, comienza a mejorar la relación con tus padres, porque además del valor que tiene esto de por sí, hay una preciosa promesa de Dios cuando somos capaces de honrarlos como ellos merecen.

Por Danitza Luna



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Quieres saber cómo será tu hijo de grande? 6

¿Quieres saber cómo será tu hijo de grande?

Está científicamente comprobado que lo que sucede en los primeros días de vida y la infancia repercute en la adultez. Y esto sucede incluso si no recordamos qué paso en esa etapa. (Para más información, leer: Lo que pasó en tu niñez influye en quién eres hoy). Los estudios realizados a lo largo de los años demuestran que el vínculo entre padres e hijos juega un rol importante en su desarrollo como adultos. De hecho, los investigadores afirman que existe un 80 % de probabilidad que los hijos repitan la crianza que tuvieron con sus propios descendientes.

El círculo vicioso

Los padres son los únicos modelos que tiene un niño para aprender a manejar sus estados emocionales. Por ejemplo, aquellos adultos con rechazo y preocupación o que son incapaces de manejar sus emociones adecuadamente ≪tienen un curso mucho más espinoso al navegar los giros y vueltas inesperados de la vida, particularmente en las relaciones interpersonales≫, y de ese ejemplo aprenden sus hijos. Cuando ellos crezcan, repetirán la misma secuencia con sus propios hijos.

Los investigadores han comprobado que esto funciona como un círculo vicioso. Por ejemplo, un adulto preocupado cría a un niño inseguro, indeciso y ansioso. Y cuando éste crece, se convierte en un adulto preocupado. Los estudiosos han categorizado este comportamiento en cuatro tipos:

Niño seguro ↔ adulto libre
Niño inseguro-evasivo ↔ adulto rechazado
Niño inseguro-indeciso/ansioso ↔ adulto preocupado
Niño inseguro-desorganizado ↔ adulto con traumas o pérdida no resueltas

Los cuatro patrones de apego

Los patrones de apego son un círculo vicioso; sí, es cierto. Pero también es cierto que cuando un individuo toma la decisión de cambiar y romper con el molde, puede transformar su vida y la de la generación siguiente.

Un experimento realizado con bebés demostró que existen cuatro patrones de apego. El ejercicio consistía en lo siguiente: Al principio, la madre interactuaba con su bebé (jugando, cantando, etc.), pero luego salía de la habitación y dejaba a su hijo a cargo de un cuidador. Al volver, después de unos minutos, la reacción del bebé demostraba qué clase de apego tenía con su progenitora. Este ejercicio, por más simple que parezca, demostró que existen cuatro patrones de apego que son universales.

1. Apego seguro

Del experimento, se observó que aquellos bebés que tenían un apego seguro con sus madres, apenas ellas volvían a la habitación, corrían para buscar consuelo. Sin embargo, su angustia no duraba mucho tiempo. Tras ser tranquilizados por sus madres, los bebés volvían a jugar con los juguetes que estaban en la habitación.

Esto significa que el apego seguro se da cuando los padres están emocionalmente sintonizados con sus hijos, son perceptivos y sensibles a sus necesidades. Los hijos de estos progenitores crecen sintiéndose comprendidos, conectados y el universo tiene sentido para ellos.

2. Apego inseguro-evasivo

En el experimento, los bebés que tenían apego inseguro-evasivo con sus madres, apenas ellas volvían a la habitación, era como si no existieran. Ellos ignoraban por completo su presencia porque ya habían aprendido que sus madres les proveían poco consuelo para su angustia emocional.

El apego inseguro-evasivo se da cuando los padres son emocionalmente inasequibles, imperceptivos, insensibles y rechazan el estado emocional del niño. Cuando éste se convierte en adulto, es incapaz de leer las emociones del resto y pone más atención a las palabras, pero ignora el lenguaje corporal. Esto le lleva a tener malas relaciones interpersonales, laborales, amorosas e incluso espirituales.

3. Apego inseguro-indeciso/ansioso

En el experimento se observó que los niños que tenían este patrón de apego con sus madres, buscaban consuelo en sus madres. Pero, a diferencia de los niños de la primera categoría de apego, ellos no podían ser tranquilizados fácilmente, sino que se aferraban a sus madres y no querían jugar con los juguetes.

El apego inseguro-indeciso/ansioso se produce cuando los padres son incapaces de leer a sus hijos porque están consumidos por la ansiedad. Esto hace que el niño no pueda predecir el comportamiento de sus padres. La ≪falta de sensibilidad y predictabilidad llevan a niveles elevados de ansiedad, incertidumbre e inseguridad en el niño≫.

4. Apego inseguro-desorganizado

En el experimento, cuando las madres regresaban a la habitación, los bebés tenían un comportamiento errático. Las reacciones eran diversas: se quedaban paralizados, se golpeaban a sí mismos, batían sus cabezas contra el suelo, daban vueltas en círculos o se iban a una esquina del cuarto, lejos de sus madres. Los bebés no veían a sus progenitoras como una fuente de consuelo, así que buscaban otros medios para hacerlo por su propia cuenta.

El apego inseguro-desorganizado se da cuando los padres tienen miedo o provocan temor en sus hijos. Pueden abusar emocional, física o sexualmente de sus hijos, sufrir de enfermedades mentales o ser adictos a alguna sustancia. Algunos de estos padres aman a sus hijos, pero son incapaces de ayudar a sus hijos a descifrar el mundo que los rodea. Los hijos crecen viendo al mundo exterior como un lugar confuso y aterrador. Además, no saben manejar el estrés y tienen un comportamiento abrupto, errático e impulsivo.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

–Bargh, J. (2017). Before you know it (1era ed., pp. 56-67). New York: Touchstone.
–Thompson, C. (2010). Anatomy of the soul (1era ed., pp. 109-134). Carol Stream, Illinois: Tyndale Momentum.
¿Por qué los padres mienten a sus hijos? 7

¿Por qué los padres mienten a sus hijos?

Según un estudio1, la gran mayoría de padres mienten a sus hijos. Algunas mentiras frecuentes conciernen comportamientos que los padres esperan que sus hijos cambien. La mentira más común es decirles que les dejarán solos si comportan mal en algún lugar público. Pero también se da cuando intentan hacerles comer un alimento que a ellos no les gusta o cuando prometen comprarles algo y nunca lo cumplen. Hay otros casos en los que se miente sobre temas más serios con el fin de proteger la inocencia del niño o con la esperanza de no herirlo. Sin embargo, mentir a los hijos tiene consecuencias a largo plazo.

Cuando la figura de autoridad promueve la honestidad en su hogar y luego omite esta regla, está dejando un mal ejemplo a su hijo. Kang Lee2, investigador de la Universidad de Toronto, Canadá, afirma que sus hallazgos ≪demuestran que incluso los padres que más promovieron la importancia de la honestidad con sus hijos, estaban comprometidos en la crianza de los hijos mintiendo≫. Puede que muchos padres vean a la mentira como un recurso para salir de apuros o situaciones embarazosas. Pero, ≪si es constantemente utilizada, puede estar impidiendo oportunidades de aprendizaje para el niño≫, afirma Victoria Talwar3 de la universidad McGill en Montreal.

Otra de las consecuencias negativas de esta práctica es que una vez que el hijo se entera de la verdad, puede tener problemas de autoestima y dudar de sí mismo. ≪Cuando se le dice a un niño que su verdad es una mentira, su duda se generaliza a una desconfianza del mundo exterior≫, afirma Kate Roberts, y además asegura que ser capaz de confiar en uno mismo durante la niñez es ≪un elemento fundamental para una personalidad sana≫.

Un estudio publicado en la revista Frontiers of Psychology4 encontró que el engaño en la niñez repercute en la adultez. Sus conclusiones revelaron que aquellos a quienes les mintieron durante la infancia tienen una tendencia a hacer lo mismo y experimentan mayores problemas de ajustes psicosociales en la edad adulta. Todo esto está asociado con resultados morales y sociales negativos más adelante en la vida.

Los padres son responsables por el futuro de sus hijos; por lo tanto, es su deber pensar bien antes de decirles una mentira. Una decisión guiada por el momento puede dejar una huella imborrable en el futuro de sus seres queridos.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Coughlan, S. (2013). Most parents 'lie to children'. Recuperado el 28 de marzo de 2019, de https://www.bbc.com/news/education-21144827
2, 3Bryner, J. (2009). Parents Lie to Children Surprisingly Often. Recuperado el 28 de marzo de 2019, de https://www.livescience.com/7907-parents-lie-children-surprisingly.html
4Santos, R., Zanette, S., Kwok, S., Heyman, G., & Lee, K. (2017). Exposure to Parenting by Lying in Childhood: Associations with Negative Outcomes in Adulthood. Frontiers In Psychology8. doi: 10.3389/fpsyg.2017.01240
Ellos merecen que les demos honra 8

Ellos merecen que les demos honra

 “«Honra a tu padre y a tu madre». Ese es el primer mandamiento que contiene una promesa: si honras a tu padre y a tu madre, «te irá bien y tendrás una larga vida en la tierra».” Efesios 6:2-3 (NTV).

La Palabra nos dice que debemos ser obedientes a nuestros padres, sea que continuamos viviendo con ellos o que ya hemos formado nuestra propia familia. Siempre merecen aprecio, respeto y obediencia. Que ellos vean en nosotros actitudes de disposición para ayudarles y apoyarles cuando necesitan. Como hijos de Dios no debemos tomar en cuenta si fueron o no buenos padres. Nuestro Señor Jesús bendice la obediencia. En cambio sí desobedecemos estamos incurriendo en pecado, y por ende nos roba lo que nuestro Padre nos quiere dar.

Por Neyda Cruz

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Cree en las promesas de Dios 9

Cree en las promesas de Dios

“…Cree en el Señor Jesús y serás salvo, junto con todos los de tu casa”. Hechos 16:31 (NTV)

Hay veces que los hijos se alejan de Dios y pese a nuestros consejos, persisten en su desobediencia. Buscamos hablarles pero parecen cerrarse ante cada nuevo intento de nuestra parte. La Biblia nos enseña que debemos andar por fe y no por vista, por lo cual y mas allá de lo que vemos, debemos confiar en las promesas de Dios, de que El obrará y que veremos a nuestros hijos en los caminos del Señor.

Quizás llevas tiempo orando por un hijo y aún no ves cambios, no desmayes. Dios es fiel en cumplir sus promesas, cree y declara que los verás rindiendo sus vidas al Señor.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Evitando la religiosidad en casa  10

Evitando la religiosidad en casa 

Dios no es una religión, es una relación. Él quiere que nos relacionemos con Él de una manera sana, sencilla y normal. No fingida ni rebuscada. Él busca que nos acerquemos a Su presencia abiertamente. Quiere que tengamos una buena relación con Él, con nosotros mismos y con los demás, especialmente dentro del hogar, con nuestro círculo íntimo (padre, madre, cónyuge, hijos y/o hermanos). 

Cabe señalar que en este artículo al hablar de religiosidad no se refiere a una denominación o doctrina cristiana en particular, sino a una actitud personal de cómo relacionarnos con nuestro Creador. Porque ciertamente Dios no quiere obras de la carne sino un corazón dispuesto a obedecerle a Él y NO a nuestro propio entendimiento, y mucho menos a reglas impuestas por otros. 

Esto lo sé por experiencia propia, ya que tengo una personalidad estructurada y fácil de adherirme a un formato o pauta. Dios me hizo así, eso no es malo. El problema fue cuando comencé a aplicar métodos para relacionarme con Él y aún peor cuando lo quise aplicar en mi familia. «Primero hay que ungir la casa, ahora vamos a hacer la comunión, después vamos a alabar, hay que memorizar un versículo… etc.» 

Estaba haciendo lo correcto de la manera incorrecta. Quería educar a mi familia en la Palabra de Dios, pero lo estaba haciendo de manera forzada y drástica. Por otro lado, yo andaba en gritería en la casa con las niñas, con ira y enojo con mi esposo, falta de perdón con familiares y amigos, amargura, resentimiento. ¡Qué desastre! 

«¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas! Pues son como tumbas blanqueadas: hermosas por fuera, pero llenas de huesos de muertos y de toda clase de impurezas por dentro.» Mateo 23:27 (NTV)

El Señor me confrontó a través de mi hija mayor cuando me dijo: «Mami, Dios es tan fácil de amar, pero tú lo haces tan difícil». Yo estaba imponiendo una carga en mi familia y peor aún, estaba controlando su espiritualidad, considerando que mi manera de relacionarme con Dios era la correcta y así tenían que hacerlo los demás a mi alrededor. 

La Biblia nos muestra qué podemos esperar de nuestra relación con Dios: «Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.» 2 Corintios 3:17 (RVR60). En Dios hay libertad para relacionarnos directamente con Él, guiados por Su Espíritu. 

(Otros versículos relacionados con este tema: Gálatas 2:3-4. Mateo 23:1-4.)

 

 


Evitando la religiosidad en casa  11 Euri Marosi es colaboradora del programa El Antivirus de CVCLAVOZProduce el segmento Puertas Adentro, dedicado a tratar temas sobre las situaciones que pasan dentro del hogar y cómo enfrentarlas desde una perspectiva bíblica. Marosi es una periodista galardonada de los Premios Emmy y apasionada por la comunidad. Vive en Florida con su esposo y tres hijas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Se paciente con tus hijos… 12

Se paciente con tus hijos…

“Y ustedes, los padres, no deben hacer enojar a sus hijos, para que no se desanimen.” Colosenses 3:21  (TLA)

Más allá de ser una responsabilidad, el ser padres se ha convertido en un gran reto que a muchos les cuesta asumir. Somos tan felices al verlos nacer y tener a nuestros hijos en brazos, pero a medida que van creciendo, hasta se nos hace difícil llegar a un acuerdo con ellos por lo inestables que puedan ser emocionalmente; quizás esas conductas sólo tengan que ver con la etapa que están atravesando en sus vidas, pero a veces los padres pueden cometer el error de marcarlos emocionalmente con palabras hirientes cuando ellos se equivocan.

Si hasta hoy te has dejado llevar por el enojo y la ira a causa de algunas actitudes negativas de tus hijos debes saber que tú también estuviste en esa posición y aún lo sigues estando como hijo de Dios. Sin importar los errores que ellos puedan cometer y en medio de esos malos momentos que quizá te hacen pasar, respira profundamente y pídele sabiduría a Dios para educarlos con disciplina y amor para evitar una rebeldía mayor.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No quiero cometer los errores de mis padres 13

No quiero cometer los errores de mis padres

Los padres ejercen una gran influencia sobre sus hijos. Se ha demostrado que, para bien o mal, la mayoría de hijos sigue el ejemplo de sus padres cuando llegan a la adultez.

Por ejemplo, los niños que crecieron en hogares donde hay abuso de drogas o alcohol, tienen altas probabilidades de hacer lo mismo cuando crezcan. Así también, los niños que fueron víctimas de violencia en su hogar repiten el mismo patrón cuando tienen sus propios hijos. Incluso hay investigaciones que han descubierto que los hijos de padres divorciados son más propensos a fallar en sus propios matrimonios (para más información, leer: Mis padres se divorciaron, ¿mi matrimonio también fracasará?). Por lo tanto, no es sorprendente que muchos tengan temor a ser como sus padres y cometer los mismos errores que ellos. Las estadísticas pueden demostrar que el mal ejemplo sea un círculo vicioso, pero existen formas de romper con este molde. Estos son algunos consejos que puedes seguir para no convertirte en tus padres:

Identifica el patrón

Hay prácticas tóxicas que tus padres hacen y que no quieres repetir, pero también hay conductas que pueden influenciarte para mal y que puedes no haber notado. Por ejemplo, está comprobado que los padres que tienen baja autoestima crían a hijos con el mismo problema. Para que estés atento a las cosas negativas en tu crianza que pueden destruir tu vida más adelante, toma un tiempo para identificarlas correctamente. Es importante señalar que no existen los padres perfectos y la intención con este paso no es criticar cada acción de tus progenitores, sino de reconocer los errores y aprender de éstos. Una vez que hayas establecido qué patrones de conducta no quieres repetir en tu vida, busca ayuda.

Busca ayuda

Tienes la capacidad de superar los obstáculos en la vida, pero no necesariamente tienes que hacerlo por tu cuenta. Existen terapeutas, consejeros, amigos o familiares que pueden ayudarte a dejar los malos hábitos y ser mejor persona. Sin embargo, este apoyo nunca logrará cambiar tu vida por completo pues el único que puede hacerlo es Jesús. Cuando lo aceptas en tu vida, Él te transforma y te da una nueva oportunidad. Él es capaz de librarte del círculo vicioso de tu familia y darte un propósito.

¿Quieres saber más sobre esto? Ingresa AQUÍ o escríbenos a [email protected]

Perdona

Tal vez tu niñez o adolescencia fue tan dolorosa que te cuesta perdonar a tus padres, pero si quieres salir adelante debes hacerlo. Cuando guardas odio, resentimiento o rencor corres el riesgo de cometer peores errores que tus padres. Por ejemplo, si creciste en un hogar donde había abuso físico, pero prometes no ser como tus padres y no los has perdonado, en el futuro podrías tener problemas con el manejo de la ira y desquitarte con tus hijos a través de la violencia psicológica.

Un asunto que no ha sido arreglado siempre tiende a manifestarse de otra forma, por lo que es vital que perdones a las personas que te hicieron daño o fueron malos ejemplos de vida. Para perdonar a tus padres no es necesario que estén cerca, sino que puedes perdonarlos y sentirte en paz con ellos y tus recuerdos.

Aprende más sobre el perdón y lee el artículo Cómo perdonar a quien te hizo daño.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Stephens, K. (2007). Parents Are Powerful Role Models for Children. Recuperado el 08 de noviembre de 2018, de http://www.easternflorida.edu/community-resources/child-development-centers/parent-resource-library/documents/parents-powerful-role-models.pdf

Send this to a friend