pensar Archives | Página 3 de 3 | CVCLAVOZ

All posts in “pensar”

Comunicación: El Qué versus El Cómo

“La vida está hecha de relaciones” es una frase que sostengo cada vez que hablo con colegas, algunas de ellas sacan lo mejor y  otras no tanto, pero así se va formando nuestro carácter.

De niños nuestra ingenuidad nos lleva a decir cosas fuera de lugar, nadie nace con sentido de ubicación… pero si no lo vamos tratando con el tiempo, llegaremos a una adolescencia donde  “decir lo que pienso” y “largar cosas sin pensar” se vuelve prácticamente lo mismo.

No somos responsables de lo que el otro interpreta, pero sí de lo que decimos… y sobre todo el cómo lo decimos.¿Has reflexionado alguna ves en estas frases?

  • Si me hubiese dicho exactamente lo mismo, pero en otro tono, el final hubiera sido distinto.
  • Dije lo que pensaba pero no de un buen modo.

Si te ha pasado, es porque el problema no radica en qué mensaje queremos dar, sino como lo hacemos.
Cada uno tiene un carácter particular y vive un proceso distinto. Sin embargo, esas no son excusas para “mal” decir lo que intentamos comunicar.

Saber expresarse es todo un arte, y para ello necesitamos:

– Entender que el mundo gira muy rápido, lo que uno siembra eso también cosecha.
– Si nos encontramos en una discusión, no ponerse en la misma postura que la otra persona cuando se grita. De esa forma no nos escuchamos.
– Establecer los límites con respeto y serenidad.
– No contestar de la misma forma que la otra persona lo está haciendo (si no quieres jugar al ping pong, no devuelvas la pelota).
– Ubicarnos en tiempo y forma en el lugar donde estamos hablando, incluso si es en una ambiente familiar.  Lo que dices puede causar un efecto inesperado.
– Exponer un punto, no es lo mismo que hacer pensar a otra persona de la misma manera… “Cuando dos personas piensan igual, hay una que no esta pensando”. Respetar la opinión del otro, sin intentar cambiarla
– Recordar que nuestras palabras pueden convertirnos en personas de influencia o terminar siendo uno más del montón.

Puede que a esto respondas “no me interesa lo que la gente de piensa de mi” y es muy válido también, pero recuerda que si tú estás aquí es por un propósito. No olvides que  cuando Dios te hizo, lo fue a su imagen y semejanza, por ello, hay una reputación que debes cuidar. 

Lo que sale de nuestra boca puede generar vida o muerte, cerrar o abrir puertas por eso, debemos ser conscientes de que nada de lo que digamos queda sin peso sobre el oído de otras personas.

Lo que decimos y hacemos viene como resultado de lo que pensamos, si todo eso es en armonía entonces podremos ser ÍNTEGROS (la coherencia entre lo que digo y lo que hago)

 

Enemigos de Humo

Muchos lo llaman paranoia, otros, delirio de persecución pero  la verdad es que muchas personas viven atemorizadas por enemigos de humo. Tal vez sea hora de dejar de vivir amedrentados por cosas que ni siquiera ocurrirán.

Podemos recordar la historia en la que Jacob quien usurpó la identidad de su hermano para recibir la bendición de su Padre, después huyó de su casa y fue perseguido por su hermano durante mucho tiempo. Jacob incluso le enviaba regalos a Esaú para que éste no lo matara.

Jacob creía que su hermano estaba lleno de rencor, odio, con ansias de venganza. Vivía y dormía atemorizado por algo que él creía que sucedería encuanto lo encontrara Esaú, y más aún cuando le dijeron que éste estaba llegando acompañado de  400 hombres.

Esto puede compararse con nuestras relaciones con otras áreas como la familia, los amigos, negocios, trabajo, la salud, etc. Estamos atemorizados por lo que puede salir mal o pasar, esto es porque no están en nuestro control y creemos siempre lo peor.

Pero, ¿Qué sucedió cuando Esaú encontró a Jacob? Todo lo que él pensaba que pasaría, no sucedió. Al contrario la Biblia nos cuenta lo que aconteció: “¿Y qué eran todos esos rebaños y esas manadas que encontré en el camino? preguntó Esaú. Son un regalo, mi señor, para asegurar tu amistad contestó Jacob. Hermano mío, yo tengo más que suficiente dijo Esaú. Guarda para ti lo que tienes. No insistió Jacob, si he logrado tu favor, te ruego que aceptes este regalo de mi parte. ¡Y qué alivio es ver tu amigable sonrisa! ¡Es como ver el rostro de Dios!” Génesis 33:8-10 (NTV)

Podemos ver que ese temor era en vano, su hermano lo estaba buscando porque lo quería de regreso, no le guardaba rencor y lo había perdonado.

Dejemos de vivir llenos de temor, creyendo cosas que no son reales, vivamos confiando en que Dios está en control, que nuestro Padre tiene misericordia si sabemos reconocer nuestras fallas.

Aparta de ti todo miedo y todo pensamiento negativo que hace que no puedas descansar tranquilo o que puedas vivir plenamente como Dios quiere.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Objetos perdidos

Cuestiones que fuimos olvidando o que ya no nos importaron más porque así es la vida. O es que nos pasaron tantas cosas que las fuimos dejando en el camino. Puede ser que fuimos adquiriendo otros objetos y tiramos lo que nos pareció inútil. Materiales caídos en desuso, que descuidamos o perdimos, ya no sabemos cuándo ni cómo…

…………………………….

La apropiada perspectiva, los espacios permitidos, la buena crianza, los secretos a salvo, la lealtad observada, la espera distendida, el amor tal cual, los silencios, el amparo asegurado, la confianza honrada, la mirada comprendida, la diferencia reconocida, la pausa que alivia, el respeto sagrado.

El perdón imprescindible, la ardiente paciencia, la soledad necesaria, el beneficio de la duda, las palabras oportunas, la luz de la inocencia, la armonía de la conversación, el asombro, la belleza de pensar, la duda razonable.

La sencillez de la pregunta, el cansancio feliz, el corazón valiente, la paz, el sueño profundo, la serena reflexión, la vida examinada, el arte de escuchar, el valor de darse cuenta, el tesoro del tiempo, el oficio de ser.

Las lecciones de la historia, la conciencia social, la responsabilidad pública, el otro que está ahí, los requerimientos de la justicia, la libertad de la verdad, la acción solidaria, los deberes igual que los derechos, la política de los principios, la voz de los sin voz.

El sonido del viento entre los eucaliptus, la memoria sutil de la lavanda, el cielo azul, el agua limpia de los ríos, la importancia del atardecer, el solemne silencio de las estrellas, la luna inmaculada, los misterios de la neblina, el sobrio mensaje de las hojas muertas, el aire puro.

La voz eterna de los libros, los pasajes secretos de la música, la sugestión de la pintura, la palabra del poeta, la exploración de otros universos, los profetas laterales, la gramática, la ortografía, la sintaxis.

………………………….

Lo que se ha perdido, lo que se debería haber perdido, lo que se ha conseguido y ha satisfecho por error, lo que amamos y perdimos y, después de perderlo, vimos, amándolo por haberlo tenido, que no lo habíamos amado; lo que creíamos que pensábamos cuando sentíamos; lo que era un recuerdo y creíamos que era una emoción” (Fernando Pessoa, Libro del desasosiego).

 

Para tomar decisiones

La oxitocina, llamada informalmente por algunos como la “molécula del amor”, es una hormona relacionada estrechamente con los patrones sexuales, con la conducta maternal y los afectos paternales.Pero también está muy relacionada con situaciones cotidianas como la elección de amistades, tomar decisiones, alegría en algunas situaciones, etc.

Esta pequeña molécula actúa en fracción de segundos.  Primeramente es sintetizada por células nerviosas en el núcleo del hipotálamo, en nuestro cerebro, de donde es transportada por su proteína a lo largo de las fibras nerviosas y luego por todo el torrente sanguíneo, actuando como un suero que causa una sensación de comodidad y agrado en todo el organismo.

Cuando tomamos decisiones, el hipotálamo libera esta hormona al percibir que todos los factores parecen favorables, lógicos y razonables. Aunque parece ser una mezcla química perfecta, no siempre resulta favorable.

Por ejemplo: Supongamos que un empleador ofrece un trabajo en el que hay dos formas de remuneración; una de ellas consiste en el pago inmediato de 100.000 dólares por un contrato de 20 meses, la segunda en un pago de 2 dólares multiplicados cada mes por el mismo lapso de tiempo.

¿Cuál parece más atractiva al cerebro?…

La primera opción parece la más adecuada pero si aceptamos la segunda, en el primer mes recibiríamos un salario líquido de 2 dólares, en el segundo 4, en el tercero 8, el cuarto 16 y así sucesivamente hasta que llegamos al final del contrato (20 meses) recibiendo 1.048.576 dólares.

 Aunque la segunda opción parecía la menos atractiva, al final llegó a ser la más conveniente.

Todos los días estamos sujetos a tomar decisiones de todo tipo y la verdad es que nuestras percepciones y la química en nuestro cerebro, pueden ser engañosas. En algún momento nuestras decisiones pueden resultar momentáneamente cómodas y satisfactorias, pero a la larga podrían resultar equivocadas.

Salmos 37:23 dice: “Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, Y él aprueba su camino.”

Dios quiere que hoy tomemos las mejores decisiones, para que las consecuencias del mañana nos provoquen alegría y no tristeza.

¿Sientes ansiedad por algunas decisiones que debes tomar?

1 Pedro 5:7 “Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes.” NTV

¡No dejes de incluir a Dios en todas tus decisiones!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend