perseverar Archives | CVCLAVOZ

All posts in “perseverar”

¿Perseveras?

“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza” Romanos 5:3-5 (RVR1960)

A pesar de los grandes obstáculos que se le presentaron a Pablo, él continuó con su llamado de compartir el evangelio con judíos y gentiles de todo el mundo, la pregunta es ¿Cuál era su motivación para ser perseverante? Sabemos que no es fácil persistir en el objetivo cuando muchos inconvenientes obstruyen el camino, pero Pablo tenía una  meta bien clara y estaba seguro que Dios lo respaldaría. Él sabía que no podía abandonar, su compromiso era con su Padre, el cual no podía eludir, porque de hacerlo, muchos estarían condenados a una eternidad sin Cristo.

Quizá te cuesta perseverar en tus metas, tal vez muchos obstáculos se han levantado en tu contra, pero hoy te animo a poner toda tu confianza en Dios y enfócate en tu meta; no permitas que ninguna circunstancia te desanime en alcanzar aquello que Dios ha dispuesto para ti.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo vas con los objetivos para este año?

“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que esta delante, prosigo a la meta, (…).” Filipenses 3:13-14  (1960 RVR).

Cuando comienza un nuevo año, generalmente nos proponemos distintas metas que queremos alcanzar. Es sorprendente que casi sin darnos cuenta, ya pasamos la mitad del 2019 y por lo tanto se impone evaluar el progreso en la obtención de los objetivos trazados.

Es posible que aún no hayas alcanzado alguna de tus metas, quizás porque se han levantado obstáculos o simplemente porque has bajado los brazos y ahora ves aquellos objetivos como mas lejanos o hasta inalcanzables. Es importante recordar que para llegar exitosamente al final, es necesario superar los fracasos y levantarse a pesar de los golpes que podemos sufrir en nuestro diario vivir.

Te animo a perseverar y luchar para llegar a tu meta. Confiando que Dios está contigo para fortalecerte día a día.

Por Neyda Cruz

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No te des por vencido

Seguir a Dios y permanecer en Él no es fácil porque requiere valentía, esfuerzo, perseverancia y firmeza. Sin estas cualidades y una búsqueda continua de la presencia de Dios es imposible serle fiel. El apóstol Juan nos dice que el mundo que nos rodea está controlado por el maligno. (1 Juan 5:19) y Pablo dice que satanás, es el dios de este mundo. (2 Corintios 4:4)

Esto indica que el mundo entero está bajo la influencia de satanás, pero no quiere decir que él tiene la autoridad máxima. Sólo Dios es soberano y todopoderoso.

A Jesús le preguntaron la cantidad de las personas que serían salvas y Él respondió: “Esfuércense por entrar por la puerta angosta del reino de Dios, porque muchos tratarán de entrar pero fracasarán.” (Lucas 13:24)

A Josué Dios le encomendó la tarea de dirigir su Pueblo a la tierra prometida y le dijo: “Esfuérzate y sé valiente” (Josué 1:6-9)

Si bien ser un creyente en Jesús es un viaje maravilloso, no significa que será fácil o que ya no tendremos problemas y desafíos. Lo cierto es que hay un enemigo y sólo la gente valiente y decidida logrará ser fiel a Dios.

Por lo tanto, sea cual sea tu situación, no pierdas la fe ni te des por vencido, aunque en este mundo tengas muchos problemas y obstáculos que intenten hacerte abandonar tu fe, continúa siendo fiel a Dios. Mantente firme frente a las tentaciones de este mundo y no permitas que influyan en tu forma de pensar. 

Cristo volverá pronto, permanece en la fe y sigue creciendo en la obra del Señor. Que nada te impida ser fiel al llamado y ministerio que Dios te dio. Recuerda que Él tiene grandes propósitos y planes con tu vida, pero sobre todo no olvides que aquel que persevere hasta el fin, será salvo. (Mateo 24:13)

“Pero en cuanto a ustedes, sean fuertes y valientes porque su trabajo será recompensado.”

2 Crónicas 15:7 (NTV)

Dios conoce tu esfuerzo de buscarlo y servirle, tiene en cuenta todo lo que haces por Él y en su tiempo premiará tu fidelidad.  Así que no pierdas la confianza, porque esta será grandemente recompensada. Sigue adelante y trabajando fielmente para el Señor, porque una vez que cumplas su voluntad, recibirás lo que Él te ha prometido.

“Pues, dentro de muy poco tiempo, Aquel que viene vendrá sin demorarse. Mis justos vivirán por la fe. Pero no me complaceré con nadie que se aleje.”

Hebreos 10:37-38 (NTV)

¡Sigue adelante y no desmayes!



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿En la silla de espera?

“Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica…”

Efesios 6:18 (RVR1960)

¿Cuántas veces te ha tocado estar en la silla de espera? Aparentemente oras cada día, pero aún no ves resultados y humanamente tus fuerzas se terminaron y hasta has pensado en rendirte. ¿Crees que es la mejor salida? ¿Estás seguro que Dios dejará sin respuesta a tu necesidad? Si te encuentras en esta situación, permíteme mencionarte que Dios no abandona a sus hijos en medio de la prueba, porque juntamente con ello Él nos dará una salida.

Te animo a perseverar en oración, lo cual no quiere decir que te quedes esperando de brazos cruzados cómo Dios obra, sino que seas constante en tus oraciones, y que actúes creyendo en el cumplimiento de su promesa, porque será en esos tiempos donde recibirás fortaleza de lo alto, las cuales te ayudarán a pasar pruebas venideras, porque la victoria que obtengas en el lugar secreto te dará la victoria en tu campo de batalla. Así que ¡no te rindas y persevera!


Por Ruth Mamani



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

No tengas miedo a Soñar

No ha pasado mucho tiempo de haber empezado este año y quizá ya te sientes agotado y desesperanzado por la cantidad de metas que te propusiste, las que al parecer no van por buen camino y, para colmo de males, no faltó que alguien te dijera lo inalcanzables que son para ti.
“Cuando ellos lo vieron de lejos, antes que llegara cerca de ellos, conspiraron contra él para matarle. Y dijeron el uno al otro: He aquí viene el soñador. Ahora pues, venid, y matémosle y echémosle en una cisterna, y diremos: Alguna mala bestia lo devoró; y veremos qué será de sus sueños.” Génesis 37:18-20 (RVR).
José fue llamado soñador por sus hermanos, porque cada vez que él les contaba lo que había soñado, ellos se burlaban. Lamentablemente no sabían lo trascendentales que estos sueños llegarían a ser en un futuro, y no sólo para él y su familia sino también para toda una nación.
Si hoy sientes que estás en los zapatos de José, no te desanimes, es verdad que todo sueño tiene un camino tenebroso que recorrer, pero esto no debe ser motivo para desanimarse, y menos creer que será inalcanzable, salvo que te hayas trazado metas que realmente no son de este mundo.
Recuerda que eres lo suficientemente capaz para hacer tu aporte a este mundo así como para el reino de los cielos. No dejes que los comentarios te hagan retroceder, porque así como tú piensas que eres, lo serás y de la misma forma actuarás. José tenía una mentalidad de triunfador por mucho que sus hermanos quisieron intimidarlo, no lograron detenerlo.
¿Eres de esas personas que a pesar de todo está firme en sus metas hasta que ellas se hayan cumplido o de los que al primer obstáculo se derrumban? No permitas que pase un año más sin mover un dedo por temor a fallar.
No tengas miedo a Soñar, ni pensar que es una pérdida de tiempo el hacerlo, sin duda este es el primer paso que debes dar para la realización de tus metas, donde realmente se encuentra el error es en dejarlos como sueños y no hacer nada por cumplirlos.
Si deseas alcanzar tus objetivos y metas comienza a dar pasos de fe. José tenía la certeza de que Dios estaba con él, pero también era su responsabilidad trabajar en ello; por supuesto que el proceso no fue fácil para llegar a disfrutar de todo lo que un día había soñado, pero su confianza en Dios lo llevó a perseverar en ello y salir en victoria.
¿Por qué no empiezas por caminar con fe? ¿A qué le tienes miedo?
Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán. Proverbios 16:3 (NVI)

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No le des la espalda

“Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado;” Isaías 29:13 (RVR1960).

Qué triste es cuando una persona desarrolla una relación superficial con el Señor movido por la conveniencia. Hablarle de labios para afuera, sin tener en el corazón la convicción de que Él es el único Dios; o buscarlo solo en tiempos difíciles, olvidándolo cuando las cosas marchan bien. No creo que seamos capaces de imaginar cuánto dolor le causa este proceder al Señor.

Esforcémonos por ser consecuentes y perseverar en el camino de la fe, dediquemos tiempo a estrechar nuestra relación con Dios, aprendamos a ser fieles como lo es Él.

“Todo lo que es bueno y perfecto es un regalo que desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos. Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento.” Santiago 1:17 (NTV).

Por Cesia Serna

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡No dejes de luchar!

El señor y la señora Curie trabajaron durante muchos años con paciencia disolviendo toneladas de materia en busca de la misteriosa sustancia a la que su ciencia los guiaba.

Cuentan que en cierta ocasión Pierre Curie dijo a su esposa con visible desaliento: Quizá lo que nosotros buscamos será hecho dentro de un siglo, pero parece no ser obra de nuestro tiempo.

La señora Curie respondió que sería una gran lástima si tal descubrimiento tardara otro siglo, pero con todo – dijo – no dejaré de trabajar en él mientras viva.

Y una noche sucedió algo maravilloso. Toda la tarde habían estado cuidando a un hijo enfermo cuando este por fin se durmió Marie Curie dijo a su marido: ¿Qué te parece si bajamos al laboratorio por un rato? Y tomados de la mano así lo hicieron.

– No enciendas las lámparas- dijo ella en el momento en el que daban vuelta la llave – ¿Te acuerdas que me dijiste que el radio sería una luz de un hermoso color?

Tan pronto como abrieron la puerta quedaron asombrados ante la visión de una luz azul que iluminaba su mesa. Incapaces de hablar permanecieron unos instantes  agarrados uno del otro con asombro y se sintieron completamente recompensados por los años de esfuerzos desalentadores, la pobreza y el ridículo que  ambos había compartido con infatigable tenacidad.

La perseverancia había tenido su premio, el radio era por fin una realidad y en 1903, Pierre Curie y su esposa Marie Curie, pioneros en los estudios de radiactividad,  fueron galardonados con el Premio Nobel de Física, además de otros reconocimientos.

Es probable que al igual que los esposo Curie, vengas intentando y luchando por algo en  lo que crees, que estés peleando por salir de la crisis financiera, por iniciar un nuevo negocio, que estés tratando de salvar tu familia o que te  encuentres enfrentando una enfermedad y hasta este momento no has visto los frutos de tu esfuerzo.

Todos nos desanimamos cuando llevamos mucho tiempo luchando por algo y no parece dar frutos, por el contrario, pareciera que todo sale mal. Sin embargo, Dios siempre recompensa el esfuerzo de aquellos que lo aman y honran, de quienes luchan incansablemente.

La historia de Pierre y Marie Curie no es la única de años de lucha que terminaron siendo recompensados. ¿Cuál es tu batalla?

“También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia. Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación. Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor”. Romanos 5: 3- 5 (NTV)

No importa cuánto tiempo vienes intentando algo o lo difícil o frustrante que ha sido el año que ha finalizado, este nuevo año podrías ver el fruto de todo tu esfuerzo, de la batalla que has estado peleando. Dios bendice  y fortalece a quienes perseveran y guardan sus mandamientos, Él renovará tus fuerzas.

“En cambio, los que confían en el Señor encontrarán nuevas fuerzas; volarán alto, como con alas de águila. Correrán y no se cansarán;  caminarán y no desmayarán”. Isaías 40:31  (NTV)

¡No te rindas, acaba de empezar un nuevo año y con él nuevas oportunidades!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Semillas

En época de siembra, una pareja preparaba su terreno para cultivar forraje para su ganado, se daban prisa porque las lluvias pronto empezarían. La esposa, al expandir las semillas oraba a Dios pidiéndole que sea una cosecha buena.

Cuando culminaron, con mucha fe se fueron a descansar. Al pasar los días, las lluvias se retrasaron y el tiempo estimado en que deberían aparecer los primeros brotes sólo emergieron hierbas y nada del forraje. Todo parecía indicar que fracasarían.

Llenos de tristeza, el esposo tomó la decisión de irse a la ciudad a trabajar y cubrir la necesidad que se vendría. Ya en la ciudad, recibió la noticia de que su forraje había llenado su campo con la lluvia tardía, volvió y vio cómo el forraje se levantó con ímpetu.

Vivimos de la misma manera esparciendo semillas de fe con nuestras oraciones, con la esperanza de cosechar bendiciones en diferentes áreas de nuestra vida, pero existen ocasiones en las que hay sequías y nos vemos como esta pareja decaídos porque no vemos indicios de respuesta divina.

Quizás hoy no veas la respuesta a tus oraciones, y en su lugar se presentan cosas contrarias, como hierba. Deja de desesperarte y aturdirte, recuerda que aunque haya una aparente tardanza, viene una lluvia de bendición que hará que tus peticiones se cumplan de acuerdo a los planes de Dios.

Salmos 126:5-6 (RVR1960) “Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.”

No te des por vencido, continúa confiando en la respuesta oportuna de Dios.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Sigue adelante!

“Perseverar con paciencia es lo que necesitan ahora para seguir haciendo la voluntad de Dios. Entonces recibirán todo lo que él ha prometido.” Hebreos 10:36

Las diferentes situaciones que pasamos en lo personal, laboral o familiar pueden desalentarnos cuando vemos que damos todo para que las cosas salgan bien y sin embargo no obtenemos los resultados esperados.

Pero Dios nos dice en su palabra: Gálatas 6:9 (NTV)  “Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos.”

Es posible que hace mucho tiempo estés orando por la conversión de algún familiar o quizás por un hijo que se encuentra atado a una adicción o tal vez por un cambio favorable en tu trabajo. La Palabra de Dios dice que debemos persistir aún cuando todavía no vemos la respuesta a nuestras oraciones.

Recuerda que el silencio de Dios, no es algo negativo, solo significa que Él ya está obrando.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Hasta cuándo?

Las oraciones que elevamos a Dios no caen a saco roto, todas son respondidas, sólo que son manifestadas en Su tiempo y según Su propósito divino.

Pero debemos considerar que nuestra fe no debe depender de lo que recibimos o no, pues el objetivo de nuestra intercesión nos es sólo recibir sino afirmar nuestro amor y fidelidad a Dios.

Lo más probable es que los planes que Dios sean diferentes a lo que nosotros creemos ya que es un ser Superior y Perfecto. Por ello no te desanimes cuando parece que jamás sucederá lo que anhelas. ¡Dios obra en silencio!

¿Sabías qué George Müller (predicador y misionero inglés) oró durante 52 años por la salvación de uno de sus amigos? No pudo ver una respuesta a su oración en la tierra, porque Dios lo llamó al cielo, pero pocos meses después de su muerte, el amigo de Müller aceptó a Cristo.
Pon en oración aquello que anhela tu corazón y confía que lo que pasará está bajo el control de Dios.

“y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.” Jeremías 29:13 (RVR1960)

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Si hubieras llegado antes…

Los días pasaban y la salud de Lázaro empeoraba, sin poder hacer nada al respecto sus hermanas sólo añoraban la pronta visita de Jesús, quien conociendo la condición en la que su amigo se hallaba demoró en llegar al encuentro ¿Qué pasó? ¿Por qué Jesús reaccionó de esta forma? Si realmente era su amigo, ¿por qué se demoró dos días más donde estaba y no hizo lo posible por llegar a tiempo? ¿Qué lo detuvo? Pensamientos que posiblemente rondaban por la mente de ambas hermanas y que en ocasiones pasan también por las nuestras cuando nos hallamos en dificultades y vemos muy lejana la repuesta de Dios.

Volviendo a la historia, cuando Jesús llegó a Betania vio el rostro compungido de la gente que acompañaba a la familia doliente, pudo percibir el dolor y lo que muchos pensaban al respecto, y es que Lázaro ya tenía cuatro días en la tumba, al parecer todo había terminado para él, al menos eso fue lo que muchos creyeron e incluso las hermanas de Lázaro, quienes al ver a Jesús le reclamaron por su tardanza.

   “Cuando María llegó y vio a Jesús, cayó a sus pies y dijo:

—Señor, si tan solo hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.

Cuando Jesús la vio llorando y vio a la gente lamentándose con ella, se enojó en su interior y se conmovió profundamente.” Juan 11:32-33 (NTV)

¿En verdad estaba todo perdido? ¿Acaso no había nada más que hacer?

Quizá hoy te encuentras en una situación tan desesperante que te cuesta creer que Dios puede intervenir a tu favor, porque cada vez que intentas perseverar algo malo sucede, y le cuestionas a Dios: ¿Por qué tardaste? Si hubieras llegado antes, nada de esto me habría pasado; si tan sólo hubieras intervenido, no me quedaría sin trabajo; sino hubieras tardado tanto, mi esposo no se hubiera ido de casa, etc. sin darte cuenta que todas las cosas por más terribles que parezcan obran a tu favor.

Sabemos que Dios va preparando todo para el bien de los que lo aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo con su plan. Romanos 8:28 (TLA).

Cuánto nos cuesta entender que Dios hace las cosas en su tiempo y no en el nuestro, Él no se demora, ni se anticipa, sino que siempre llega a tiempo.

Finalmente, Jesús resucitó a Lázaro y todos glorificaron al Señor.

Sin importar la gravedad de la situación en la que te puedas encontrar, no dejes de confiar en Dios, ni de mantenerte firme en tu fe. Recuerda que Él conoce todos los momentos de tu vida y sabe cuándo actuar y manifestar su gloria y si no desmayas experimentarás ese cumplimiento que tanto has esperado.

Dios no tarda, ni llega demasiado temprano ¡Siempre llega a tiempo!

“En realidad, no es que el Señor sea lento para cumplir su promesa, como algunos piensan. Al contrario, es paciente por amor a ustedes…”. 2 Pedro 3:9 (NTV)

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué es el éxito?

Sir Winston Churchill, famoso político, estadista, escritor británico mencionó lo siguiente: “El éxito es resultado de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”.

La historia narra que en su infancia Winston fue un niño rebelde que no le gustaba estudiar, sus notas eran de las peores de su curso, fracasó dos veces en el examen de ingresó a la Academia Militar de Sandhurst pero cuando logró entrar cambió radicalmente algunos aspectos de su temperament; se volvió un gran estratega lo cual le ayudó en la segunda Guerra mundial al ejercer el cargo de primer ministro.

Hace falta una cultura de tolerancia social al fracaso individual que permita que una persona resurja, es una clave para el progreso de la humanidad. En sociedades con un bajo nivel de desarrollo socio-cultural y tecnológico tenemos factores comunes como la recriminación, el rechazo familiar y social ante el fracaso de un emprendimiento. Puede que tengamos grandes genios e inventores entre nosotros y aún existen otros que todavía se están formando intelectualmente y pasan desapercibidos entre la gente por las causas mencionadas y otras más.

Todos somos iguales delante de Dios, el dotó de inteligencia a cada ser viviente,  solamente que algunos no alcanzan todo su potencial, esto podría ser por el contexto que los rodea, el bullyng en el colegio o en la ciudad, por factores familiares, un límite impuesto por otras personas. Las famosas frases: “no puedes”, “eres pobre”, “te falta cerebro”, “no eres como tal o cual persona”, son frenos que impiden alcanzar sueños o metas, pero a pesar de todo esto algunas personas lograron mucho en la vida.

La Biblia dice en Josué 1:9 TLA: “Yo te pido que seas fuerte y valiente, que no te desanimes ni tengas miedo, porque yo soy tu Dios, y te ayudaré por dondequiera que vayas.”

¡Dios está con nosotros! El mundo te dirá que no puedes, ¡Pero Él te dice sí, lo lograrás! Aférrate a sus promesas, no importa si eres joven, adulto o anciano, aún puedes alcanzar tus sueños aunque algunas puertas se hayan cerrado verás que otras se abrirán, no menosprecies a tu Creador ni el potencial que tienes guardado.

El éxito es para los que perseveran, para los que toman cada fracaso como una experiencia para mejorar. En el aprendizaje los límites no existen, el Señor te dio el potencial para aprender y emprender, a veces nuestro peor enemigo somos nosotros mismos.

¡Ánimo! Alcanza los planes de bien que el Señor tiene para tu vida.

Por Carlos E. Encinas

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Chariot Tracking Code

Send this to a friend