Problemas Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Problemas”

¿Tienes una familia unida?

“Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente.” Romanos 12:10 (NVI).

La familia es la base de la sociedad y si dejamos que los problemas y la falta de respeto entren a nuestro hogar, entonces nuestra familia se desmorona y la sociedad se corrompe. Sin embargo, si velamos por el bienestar de cada integrante del hogar inculcando el amor y el respeto, entonces la familia podrá mantenerse unida y fortalecida.

Si sientes que falta la unidad en tu hogar, es importante que puedas aplicar lo que nos dice la palabra Dios: “que nos amemos, no respetemos y nos honremos mutuamente”.

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

A la cuarta vigilia

“Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar.”

Mateo 14:25.

Jesús y sus discípulos habían terminado de alimentar a más cinco mil personas. Luego, casi inmediatamente, el Señor hizo entrar a sus discípulos en una barca, para que cruzaran el mar hacia Capernaum, pero Él no subió a la barca con ellos, porque todavía estaba despidiendo a la multitud para después subir al monte a orar.

“Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario.”

Mateo 14:24

Los discípulos estaban enfrentando un problema grande y luchando por sobrevivir; sin embargo, Jesús, quien conoce todos los problemas que sus hijos atraviesan, no fue al instante a socorrerlos. Esperó hasta la cuarta vigilia para ir y ayudarlos. ¿Sabes qué significa eso? Que el Señor fue entre las 3 y 6 de la mañana. Esto quiere decir que los discípulos estaban naufragando entre 9 y 12 horas en medio del mar.

¿Te imaginas cómo estuvieron los discípulos durante ese tiempo? Seguramente con miedo y desesperados por no saber qué hacer. Imagino que gritaron a Jesús para que los ayudara, pero nada, Él no aparecía y la tormenta seguía.  

¿Alguna vez has sentido que Jesús no escucha tus oraciones? ¿Has clamado por tu situación y parece que a Jesús no le importa?

Todo indicaba que Jesús los había abandonado. Sin embargo, Él estaba orando, mientras sus discípulos estaban enfrentando esa dificultad. (Mateo 14:22-23) Dios no puede abandonar a sus hijos ni dejarlos solos, porque son creación suya.

Quizás, al igual que a los discípulos estás en medio de un problema, luchando y atemorizado por lo que pueda pasar. Tal vez sientes que Dios te ha abandonado o te ha dejado luchando solo. Pero no es verdad, porque aunque tú no veas al Señor o no sientas Su presencia por la circunstancia que estás atravesando, Él no dejará de protegerte.

“Entonces, ¿quién nos condenará? Nadie, porque Cristo Jesús murió por nosotros y resucitó por nosotros, y está sentado en el lugar de honor, a la derecha de Dios, e intercede por nosotros.”

Romanos 8:34 (NTV)

Dios jamás te abandonará y no siempre vendrá a ayudarte la primera, segunda o tercera vigilia, sino a la cuarta. Ten fe y confía en que Él llegará y solucionará tu situación. “Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento. Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios.” Mateo 14:32-33.

Si piensas que Jesús está de brazos cruzados viendo cómo sufres, recuerda que Él está intercediendo por ti.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Gratitud en medio de las tormentas

“Den siempre gracias a Dios el Padre por todas las cosas, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.”

Efesios 5:20 (DHH)

Diariamente nos enfrentaremos a situaciones difíciles que pondrán a prueba nuestra confianza en Dios y es allí cuando la gratitud se hace presente, ya que normalmente somos agradecidos por las bendiciones que Dios nos da, pero cuando las cosas no salen como lo planificamos o no parecen ser una bendición es difícil agradecerle. Sin embargo si ponemos nuestra vida bajo su control, comenzamos a tener una actitud de agradecimiento, aun cuando las circunstancias parecieran no justificar nuestra gratitud.

Si estás pasando un tiempo difícil en tu vida, recuerda que aún hay muchas cosas por las cuales debemos ser agradecidos con Dios. Él sigue estando al control de cada situación en tu vida y tiene planes de bien para ti. No te enfoques en lo que aún falta, da gracias por lo que Él ya te dio.


Por Giovana Aleman



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Te diste por vencido?

“Una sola persona puede ser vencida, pero dos ya pueden defenderse; y si tres unen sus fuerzas, ya no es fácil derrotarlas.”

Eclesiastés 4:12 (TLA)

Cuando uno decide unir su vida en matrimonio, llega al altar con muchas ilusiones y con el deseo de formar un hogar feliz. Pero este hermoso anhelo pudiera comenzar a desvanecerse con el correr del tiempo y ante la aparición de conflictos, especialmente si estos no se solucionan de una manera adecuada.

Es importante tener en cuenta, que no existe matrimonio perfecto, simplemente porque ningún ser humano lo es. Pero si ambos cónyuges cultivan una verdadera relación con Jesús, estarán lo suficientemente fortalecidos para superar cualquier dificultad que se levante entre ellos. El matrimonio puede triunfar si se esfuerzan para mejorarlo y no se dejan llevar por las filosofías del mundo que van en contra de Dios y del matrimonio.


Por Neyda Cruz



El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

La protección de Dios en la adversidad

“Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores. Los que miraron a él fueron alumbrados, y sus rostros no fueron avergonzados. Este pobre clamó, y le oyó Jehová, y lo libró de todas sus angustias.” (Salmos 34:4-6 RV60)

¿Existen días de tu vida en los que te preguntas dónde está Dios?

¿No te explicas por qué te suceden cosas malas?  ¿No entiendes cómo aun siendo bueno con la mayoría de la gente recibes puñaladas por la espalda de aquellos en quienes confías, murmuran contra ti y te quedas confundido y sin esperanzas? Si no sabes qué decisión tomar en tu vida, si te sientes como en un túnel oscuro, sin salida, y te desesperas buscando opciones para levantarte, y todo lo que haces parece no servir de nada, tienes que saber que el rey David, personaje conocido en la Biblia, atravesó por esto.

“Pero Saúl, viendo y considerando que Jehová estaba con David, y que su hija Mical lo amaba, tuvo más temor de David; y fue Saúl enemigo de David todos los días”. (1 Samuel 18:28-29 RV60)

Cuando David era perseguido por Saúl, a causa de sus celos, su amigo Jonatán estuvo ahí apoyándolo y Dios siempre lo acompañó y le mostró su amor. Recuerda que a pesar de todos tus errores eres hijo(a) del Señor, no permitas que los problemas te alejen de Él, siente sus brazos de amor aunque atravieses por valles de tristezas y pruebas.

David, en medio de todas sus angustias clamó a Dios y Él lo libró de todos sus temores, comprobó que cada paso que daba era muy necesario para acercarse a la victoria y a la salida del túnel de problemas que atravesaba, él era un hombre que caminó dentro de la voluntad del Señor.

Deja que Dios obre en tu vida, no te estanques por la incertidumbre de no saber qué sucederá en tu futuro.

 

Por Carlos Encinas

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Un propósito más de las pruebas

Un individuo internado en un hospital había sufrido la amputación de su pierna izquierda y era presa de la amargura.

Cuando vio que el clérigo del lugar se acercaba empezó a gritar: Muy bien capellán ¡Trate de consolarme! Es usted especialista en la marina para estos asuntos, así que empiece cuanto antes.

Sus palabras desconcertaron tanto al capellán que no pudo ayudar al hombre, se quedó sin palabras.

Al día siguiente un joven cabo de la marina se acercó en su silla de ruedas hasta el lecho del inválido. Aunque le faltaban ambas piernas, una agradable sonrisa se dibujaba en su rostro. Fue recibido sin ningún sarcasmo. Los dos seres que sufrían se comprendieron. El valeroso se presentó ante el desesperado y triunfó.

Al visitar al marino aquella tarde, el hombre recibió  al capellán con una pícara sonrisa y le dijo: Capellán, fue una buena jugada la suya al enviarme a un visitante amputado de las dos piernas. Pero creo que ha resultado. La enfermera me acaba de decir que ya soy un poco más decente.

Nuestro testimonio siempre será el mejor si  hacemos a un lado nuestra propia personalidad y presentamos a Aquel que todo lo comprende porque lo sufrió y venció.

Muchas veces no comprendemos porqué nos suceden algunas cosas y nos enojamos con Dios, con las circunstancias y nosotros mismos, permitiendo que la amargura se apodere de nuestras vidas. Pero si dejamos que Dios utilice nuestras vidas, aun estando rotas y adoloridas, Él puede hacer grandes cosas.

En ocasiones, lo que vivimos nos prepara para ayudar a los demás, para poder entender su dolor y lo que están viviendo, para poder ser empáticos, aconsejar y orar por ellos de corazón, comprendiendo bien su situación, impotencia y dolor.

El Apóstol Pablo, en 2 Corintios 1: 3- 7 dijo: Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Dios es nuestro Padre misericordioso y la fuente de todo consuelo.  Él nos consuela en todas nuestras dificultades para que nosotros podamos consolar a otros. Cuando otros pasen por dificultades, podremos ofrecerles el mismo consuelo que Dios nos ha dado a nosotros.  Pues, cuanto más sufrimos por Cristo, tanto más Dios nos colmará de su consuelo por medio de Cristo.  Aun cuando estamos abrumados por dificultades, ¡es para el consuelo y la salvación de ustedes! Pues, cuando nosotros somos consolados, ciertamente los consolaremos a ustedes. Entonces podrán soportar con paciencia los mismos sufrimientos que nosotros.  Tenemos la plena confianza de que, al participar ustedes de nuestros sufrimientos, también tendrán parte del consuelo que Dios nos da. (NTV)

Así como somos consolados por Dios en nuestras aflicciones, de la misma manera podemos consolar a los demás, a quienes pasan por lo mismo que nosotros. Si no atravesáramos esas pruebas, no podríamos entender el dolor de los demás y tampoco sería efectiva nuestra ayuda.

Permite que Dios te consuele y use tu vida para animar y ayudar a otros. No es en vano lo que estás pasando, porque además de formar tu carácter, Dios quiere utilizarte para bendecir a otros.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

3 asuntos que separan a las familias

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Shebloski, B., Conger, K., & Widaman, K. (2005). Reciprocal links among differential parenting, perceived partiality, and self-worth: a three-wave longitudinal study. Journal Of Family Psychology, 19(4), 633-642. doi: 10.1037/0893-3200.19.4.633
2–Schneider, J. (2000). Effects of cybersex addiction on the family: Results of a survey. Sexual Addiction & Compulsivity, 7(1-2), 31-58. doi: 10.1080/10720160008400206
–Sugaya, N., Haraguchi, A., Ogai, Y., Senoo, E., Higuchi, S., & Umeno, M. et al. (2011). Family Dysfunction Differentially Affects Alcohol and Methamphetamine Dependence: A View from the Addiction Severity Index in Japan. International Journal Of Environmental Research And Public Health, 8(10), 3922-3937. doi: 10.3390/ijerph8103922
–The Treehouse Rehab. (2018). How Does Addiction Affect Family and Friends? Recuperado el 4 de marzo de 2019, de https://www.treehouserehab.org/addiction-affect-family-friends/
3Financial Times. (2017). Family disputes over inheritance surge 36% in 2016. Recuperado el 4 de marzo de 2019, de https://www.ft.com/content/da9eb0d8-872d-11e7-8bb1-5ba57d47eff7

¿Sólo lo bueno?

Ciertamente a todos nos gusta recibir lo bueno de la vida, salud, un hogar, un matrimonio estable, hijos, dinero, regalos, etc. Pero ¿Qué pasa cuando nuestras expectativas no son cumplidas o sucede algo inesperado que derrumba todo lo planeado?

Job 2:10 (NTV) dice: “Sin embargo, Job contestó: «Hablas como una mujer necia. ¿Aceptaremos solo las cosas buenas que vienen de la mano de Dios y nunca lo malo?». A pesar de todo, Job no dijo nada incorrecto.” Estas palabras de Job son después de perder a seres queridos y también sus pertenecías en un corto tiempo, todo andaba bien y de repente todo se desmoronó.

Esto me hace meditar en cómo reaccionamos ante las circunstancias difíciles de la vida, cuando de repente algo sucede y derriba nuestra estabilidad emocional, física o económica. ¿Dios aún sigue siendo el primero en nuestro corazón? ¿Aceptamos su voluntad con humildad o nos resistimos y renegamos contra Él?

Aún los aparentes fracasos son parte de un propósito divino, porque hay fortalezas escondidas en nuestro ser que van saliendo a la luz en medio de los escombros y ahí también el Señor demuestra su poder en nuestra vida.

Mantener la fe en que Sus planes son mejores que los nuestro y que en medio de la tormenta contamos con su protección nos ayudará a seguir de pie y proseguir el camino.

Que las adversidades sean un canal para hacerte más fuerte y, sobre todo, que afirmen tu fe en el Señor ¡No dejes que los problemas te alejen de Su amor!

Recibe lo bueno y también lo malo con humildad, creyendo que el Señor no te dejará solo y, como recompensa de tu fidelidad, te dará mayores bendiciones.

“En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de él.” Eclesiastés 7:14

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

En respuesta a tu fe…

“cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto.” Marcos 5:27 (RVR1960)

Quizá no hay datos de la vida de esta mujer, pero la Biblia se refiere a ella como “la mujer que padecía del flujo de sangre”, considerada inmunda a tal punto que todo lo que tocaba se convertía en impuro, restringida para entrar al templo, socialmente aislada y físicamente agotada, porque parecía que su problema no tenía fecha de vencimiento.

¿Alguna atravesaste por alguna situación que pareciera no tener fin?

Los problemas de larga duración nos consumen y eso es justamente lo que pasó con esta mujer; doce años con el mismo problema, soportando la indiferencia de la gente, y aparentemente resignada a sufrir su enfermedad en silencio.

¿Cómo te sentirías si estando en una situación conflictiva intentas de una y otra forma salir de ella, pero todo lo que haces termina en fracaso?

La Biblia menciona que esta mujer incluso gastó todo lo que tenía en los médicos para salir de su problema, pero al acercarse a Jesús con un corazón lleno de fe, y sabiendo que era lo último que le quedaba por hacer, pudo experimentar la sanidad física e interna.

Tal vez no padezcas de la enfermedad de esta mujer, pero puede ser  que tu necesidad tenga el nombre de enfermedad, crisis matrimonial, familiar, ministerial, y aún de problemas económicos; y si de verdad deseas experimentar un milagro en tu vida o a la situación que atraviesas, debes empezar por doblar tus rodillas y no luchar sólo  en tus fuerzas.

En el momento que vienen las dificultades nuestra fe se pone a prueba, y muchas veces creemos que el problema es más grande que Dios cuando en realidad es todo lo contrario.

No importa la situación en la que te encuentres hoy, sino en quién pones tu confianza, porque a la medida de tu fe, Él responderá.

Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. 1 Juan 5:14 (NVI).

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Dónde estás?

Hace poco, una amiga compartió su historia delante de toda la congregación; ella estaba enfrentando tan serios problemas familiares y económicos que llegó a un estado de no querer volver a iglesia y obviamente al Señor. Después de luchar sola por meses, en una campaña recibió palabras de consuelo y paz de parte de Dios y volvió a congregarse.

La pregunta que me hice ese momento fue: ¿Dónde estaba yo? No conocía los problemas que enfrentaba mi amiga, jamás pensé que sufría de este modo; me dolió en el corazón escuchar su historia, pero al mismo tiempo recibí el gozo de saber que el Señor no la abandonó.

De pronto, llegaron a la casa cuatro personas. Llevaban en una camilla a un hombre que nunca había podido caminar. Como había tanta gente, subieron al techo y abrieron un agujero. Por allí bajaron al enfermo en la camilla donde estaba acostado.

Cuando Jesús vio la gran confianza que aquellos hombres tenían en él, le dijo al paralítico: Amigo, te perdono tus pecados.” Marcos 2:3-5 (TLA)

¿Conoces la necesidad que enfrentan las personas que te rodean? Este pasaje muestra la sanidad de un hombre paralítico por la fe de sus amigos, él no podía caminar y seguir a Jesús como mucha gente, pero sus amigos lo llevaron en una camilla e incluso abrieron el techo para que reciba la bendición del Señor.

En este mundo existe mucha gente necesitada, pero sin ir lejos estos pueden ser tus familiares, amigos o alguien que se sienta a tu lado en la iglesia, quienes posiblemente están enfrentado serios conflictos que estás ignorando ¿Conoces los problemas de las personas que te rodean?

“Y nosotros tenemos este mandamiento de Él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.” 1 Juan 4:21 (RVR 1960)

Si amamos a Dios tenemos el deber de “amar a nuestro prójimo” Tener amor es preocuparse, cuidar, proteger, auxiliar, etc.; por tanto, si eres indiferente a las necesidades de los otros no los amas y tampoco amas al Señor.

En esta oportunidad quiero animarte a preocuparte por los demás, en especial en estas fechas, cuando se aproxima navidad y muchos presentan aflicciones; primero pide perdón a Dios por haber sido tan indiferente y segundo, comprométete a conocer la historia de aquellos que te rodean, es posible que en este momento estén a un paso de perder la fe.

¡Esta navidad rescata vidas! Invita a tu casa a los que estarán solos en navidad o llévales una canasta de amor a sus hogares con pan dulce, galletas, refresco u otros productos que necesiten ¡Demuestra el amor con tus acciones!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Fe que permanece a pesar de …

“Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios” Marcos 11:22 (RVR 1960).

¿Alguna vez te ha pasado que todo parece andar muy bien y de pronto aparecen los problemas? En esos momentos uno suele preguntarse ¿por qué a mí? ¿Qué hice tan mal para que me pase esto? Si soy un buen cristiano, diezmo y hago el bien, ¿qué está pasando?

Aunque no tengamos todas las respuestas a nuestros interrogantes, es importante poner nuestra fe en Dios para permanecer firme aún en medio de las tormentas de la vida. Resulta mucho más difícil confiar cuando las cosas parecen complicarse, sin embargo debemos recordar que como hijos de Dios y no andamos por lo que vemos, sino por nuestra fe. Por eso, te animo a que hoy puedas levantar tu mirada, más allá de tus problemas. Que los ojos espirituales de la fe sean abiertos, para poder creer que Dios proveerá una salida donde parece no haberla.

Por Neyda Cruz

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Deja de enfocarte sólo en tu problema

El célebre Dr. Moon, quedó espantado cuando supo por boca de su buen amigo, famoso como oculista, que en muy poco tiempo iba a quedar totalmente ciego.

Para empeorar su situación, la joven que él amaba le confesó que ya no podría casarse con él porque no deseaba unir su vida a la de un pobre ciego y rompió su compromiso.

Durante unas semanas, cuando ya estaba ciego, su pena fue inmensa; pero, siendo creyente, aceptó la voluntad de Dios.

Algún tiempo después ideó la escritura para ciegos conocida como el método Moon en 1843, que a diferencia del Braille resulta más sencillo para aquellas personas que han perdido la vista después de haber aprendido a leer y es un método que, algunos aseguran, está renaciendo.

Si William Moon se hubiera sentado a lamentarse por su situación y no hubiera sido capaz de aceptar la voluntad de Dios, se habría encerrado en su problema, al punto de no ser capaz de crear su método, el mismo que ayudó a tantas personas y les dio acceso a libros y a la palabra de Dios.

Muchas veces nos pasa eso, que cuando las cosas no salen como queremos o nos llegan situaciones y problemas inesperados nos sentamos a lamentarnos, a quejarnos, nos enfocamos tanto en el problema que no pensamos en otra cosa que en eso y muchas veces, perdemos una bendición, no llegamos a ver el propósito que Dios puede tener con esa prueba.

Quizás el plan de Dios no es sólo mostrarte o enseñarte algo de forma personal, sino que podrías bendecir a otros como fue el caso de Moon y de otras personas que buscaron cómo salir adelante y con la ayuda de Dios cambiaron su vida y la de otros.

Y no solamente se refiere a pruebas de salud, quizás tienes una mala situación económica y no encuentras trabajo; piensa cuáles son tus talentos o habilidades con las que podrías emprender un negocio, ¿consideraste esa idea alguna vez? Dios puede darnos la victoria en cualquier situación.

“Claro que no, a pesar de todas estas cosas, nuestra victoria es absoluta por medio de Cristo, quien nos amó”. Romanos 8:37 (NTV)

No te encierres en el problema, pídele a Dios sabiduría para enfrentarlo y poder conocer Su voluntad porque recuerda que somos más que vencedores.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend