proteger Archives | CVCLAVOZ

All posts in “proteger”

Solamente es apariencia

Hace poco, trabajé en un proyecto enfocado en la prevención de la violencia sexual infantil. Me decidí a hacerlo, alarmada por el incremento de esta problemática en nuestra sociedad, lo cual produce un terrible daño a la salud integral del niño.

En 2002, la OMS (Organización Mundial de la Salud) estimó que 150 millones de niñas y 73 millones de niños menores de 18 años experimentaron relaciones sexuales forzadas u otras formas de violencia sexual con contacto físico. Aunque estos datos son de por si alarmantes, no son las estadísticas reales; la verdadera magnitud está oculta, debido a que muchos casos no han sido denunciados.

Algunos padres piensan que pueden proteger a sus hijos aconsejándoles que se alejen de extraños, o consideran que el agresor pudiera ser una persona que consume drogas, un borracho o que se encuentra en la cárcel, dejándose llevar por la apariencia ¡qué gran engaño! la mayoría de los agresores, resultan ser parientes o personas de confianza que convivían con la víctima y su familia.

Es fácil dejarse llevar por el aspecto, pero la realidad es que lo externo solamente es una máscara, por lo cual podemos cometer el error de confiar en un agresor sin darnos cuenta. Así también nos equivocamos en menospreciar a alguien, porque por su apariencia creemos que no es capaz o que no inspira confianza.

“Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” 1 Samuel 16:7 (RVR 1960)

Es primordial aprender del Señor a no mirar la apariencia, sino el corazón. No consideres que alguien es mala persona, simplemente porque ha estado en la cárcel, viviendo en las calles, ejerciendo la prostitución o destruyendo su vida con el alcohol. Recuerda que cabe la posibilidad que alguno esté injustamente tras las rejas y otros recurren al alcohol simplemente por desconocer el propósito de sus vidas.

En este tiempo quiero animarte a cambiar de mentalidad y a mirar a las personas por su corazón; no menosprecies, ni desvalorices a alguien por su apariencia, ni tampoco te dejes llevar por esta. Pero sí, ten mucho cuidado con las personas a las cuales brindas tu confianza. Es importante estar alerta de aquellos que se acercan a nuestras vidas vistiendo disfraces, para tratar de hacernos daño, como dice la Biblia son lobos con piel de cordero.

Recuerda que al igual que en los casos de abuso infantil, el agresor puede encontrarse muy cerca, aunque con una bonita apariencia. No te dejes engañar.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Tu corazón es un tesoro

“Sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque este determina el rumbo de tu vida.” Proverbios 4:23 (NTV)

Imagínate a una madre amorosa que dio a luz a su primer hijo. Lo cuida con esmero porque su hijo es su especial tesoro, lo protege de todas aquellas cosas que le pueden hacer mal y procura proporcionar todo aquello que necesita. Así también, las Escrituras nos mencionan acerca de la importancia de cuidar nuestro corazón, no debemos permitir que en él habiten sucesos que nos hagan daño, como la amargura, envidias, venganza, soberbia, etc. Más bien en él deben ser atesorados aquellas cosas que nos hacen bien y que nos ayudan a crecer en sabiduría,  todo esto y mucho más, lo podemos encontrar en la Palabra de Dios.

Por Neyda Cruz

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Escudo confiable!

“Toda palabra de Dios demuestra ser verdadera. Él es un escudo para todos los que buscan su protección.”  Proverbios 30:5 (NTV)

¿Alguna vez dijiste una “mentira blanca”? ¿Te sacó de un apuro, verdad?  Y aunque no haya causado ningún daño, no deja de ser una mentira. Esto es lo que muchas veces hacemos por temor a enfrentar una realidad o las consecuencias de nuestros errores. Utilizamos “escudos” que nos ayudan a salir del apuro, pero que nos hacen esclavos del mismo. Sin embargo, la Palabra de Dios es verdad y no hay protección más segura que ella. Recuerda que cuando Jesús fue tentado por satanás, usó la palabra de Dios como escudo para cuidar su corazón. ¡Hazlo tú también!

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Que no te falte Dios!

“Si el Señor no construye la casa, el trabajo de los constructores es una pérdida de tiempo. Si el Señor no protege la ciudad, protegerla con guardias no sirve para nada” Salmo 127:1 (NTV)

Si Dios no está presente en todo lo que haces, tu trabajo es tiempo y esfuerzo perdido, pues sin su presencia y ayuda, tienes muchas probabilidades de caer o salir lastimado. Te invito a construir en Dios, a tenerlo presente en tus sueños, anhelos, propósitos y tu victoria estará asegurada.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Estás protegido?

Los jardines hermosos, que se pueden admirar al pasar por distintos lugares, generalmente  tienen un cerco de protección en todo su contorno como si se tratara de un muro, esto con el propósito de cuidar, proteger y resguardar los límites. ¿Te gustaría que tu vida tenga, de igual forma, una cerca que te proteja de todo mal?

Existen tantos peligros en este mundo que quisiéramos tener una fuente de protección a nuestro alrededor y de nuestros seres queridos. ¡La buena noticia es que existe una cerca de protección!

Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?

Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra. Job 1: 9-10

Job era un hombre de Dios y siervo fiel, por lo que el Señor mismo sale en su defensa, y es interesante  observar en este pasaje el reclamo que satanás le hace a Dios por el cerco de protección que puso alrededor de Job y a su familia. Por estos versículos se puede decir que existe una barrera de protección que Dios pone a sus hijos, a sus siervos y a su pueblo que se encuentran en su voluntad.

Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor, y para gloria estaré en medio de ella. Zacarías 2:5

¿Quieres que tu vida esté protegida? Primero pon tu vida en manos de tu creador y entregarle tu corazón, si ya tomaste esa decisión entonces es preciso que analices cómo se encuentra tu estado espiritual en este momento, ¿tienes temor de Dios? ¿Estás apartado del mal? ¿Eres una persona que busca la voluntad de Dios?

Si te has apartado nunca es tarde para volver a los brazos de tu padre y recibir protección, no seas como aquel niño rebelde y desobediente que prefiere aprender por las consecuencias ¡Obedece y permite que Dios te proteja a ti y a tus seres queridos!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Te daré lo mejor

En cierta ocasión un ganadero y un pastor hicieron algunos acuerdos para intercambiar un grupo de sus respectivos rebaños con el fin de diversificar y ampliar más sus negocios. Por un lado, el ganadero obtendría la lana de las ovejas y el pastor, por su parte, ya tendría algunas vacas para comercializar con la leche que recibiría de ellas.

Hicieron los acuerdos y ambos se sentían satisfechos, pero el ganadero no quería dejar ir a dos de sus mejores vacas lecheras, así que previo a la transacción, secretamente las cambió por otras dos vacas que eran un poco flacas y daban leche agria.

Al día siguiente ambos hicieron el trueque y todo parecía estar bien, pero por la noche de ese mismo día el ganadero no podía dormir. Dejó volar su imaginación y empezó a temer que el pastor también había intercambiado a dos o más de sus mejores ovejas, dejándolo con algunas que estaban enfermas o algo peor. A la mitad de la noche se levantó para verificar su nuevo rebaño y aunque parecía que todo estaba bien, no podía dejar de pensar que de alguna manera él también había sido estafado.

Esto en psicología se llama proyección. Básicamente se trata de un mecanismo de defensa mental mediante el cual una persona atribuye a otros los sentimientos, pensamientos o impulsos propios que niega o le resultan inaceptables para sí mismo. Este mecanismo se pone en marcha en situaciones de conflicto emocional o cuando uno se siente amenazado interna o externamente.

Por esta razón, quien miente cree que todos le mienten y quien roba cree que todos le roban. Alguna vez oíste la frase: “Lo que vemos en los demás nos dice mucho de nosotros mismos”, pues la proyección psicológica tiene mucho que ver con eso. Lo terrible de todo esto ocurre cuando también involucramos a Dios en estas sensaciones.

Muchas veces pasa que nosotros no creemos que Dios nos esté dando lo mejor de sus bendiciones, que no nos está dando aquello que realmente merecemos y que no estamos recibiendo lo que es justo.

Efesios 2:4-7 dice: “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.” Versión Reina-Valera 1960

Este versículo muestra la gran bondad de Dios en darnos juntamente con Cristo todo lo que Él tiene: No sólo nos salvó, sino también nos hace coherederos del Reino. Entonces, cuando Dios nos dice a través de su Palabra que quiere darnos lo mejor, realmente se está refiriendo a lo mejor.

Todos recibimos bendiciones de su parte: algunas satisfacen nuestra vida y nos llenan de paz, pero otras, aunque  parecen malas circunstancias, se convierten en herramientas para ayudarnos a crecer en la fe.

¿Crees que Dios no te está dando lo mejor?, quizás sea una alerta de tu propio subconsciente, poniendo en evidencia que tú mismo no le estás dando lo mejor de ti a Dios.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Realmente lo amas?

Si usted ama a alguien seguramente desea que la otra persona manifieste también este sentimiento; y es que el amor no necesita ser comprendido, necesita ser demostrado cada día y a cada instante.

“Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.” Juan 21:15-17

Jesús le preguntó tres veces a Pedro si lo amaba y él respondió que sí; lo interesante es lo que el Maestro menciona después de cada respuesta: “Pastorea mis ovejas”. En otras palabras, lo que manifestaba era que si su discípulo lo amaba debía demostrarlo cuidando de las ovejas. Jesús no solamente deseaba escuchar a Pedro decir que lo ama, sino que este amor debía ser demostrado al realizar su servicio.

Las ovejas a las cuales se refería Jesús no eran animales, sino, a las personas que han decidido creer en Él.

Ahora es tiempo de que reflexiones en esta pregunta: ¿Amas a Dios? Es fácil decir en palabras que amamos a alguien, pero el reto está en demostrarlo. El trabajo de un pastor es alimentar, proteger y cuidar a las ovejas, y en este tiempo muchas se han perdido del camino. Si amas a Dios, Él te pide que las busques, que les enseñes y salves sus vidas.

“Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.” Juan 14:23

Si realmente amas a Dios lo demostrarás al estar en constante comunión con Él, estudiando y obedeciendo su palabra. Si no tienes una relación con Dios en la que cada día oras y estudias su palabra, entonces estás lejos de Él  ¿Quieres que Dios more en tu vida y en tu familia? Decide amarlo.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Dónde puedo estar seguro?

Dios está siempre dispuesto a ayudarnos y actuar para que nosotros, sus hijos, podamos vivir una vida conforme a su voluntad y sobre todo estemos seguros en sus manos.

Últimamente muchas miserias están ocurriendo, desastres naturales y tragedias. Existen personas que han perdido la sensibilidad y viven haciendo daño por doquier buscando su beneficio.

Todo lo que está sucediendo nos infunde un gran temor por nuestra vida, nuestra familia, amigos, etc. No nos sentimos seguros en ningún lugar, pero existe un lugar en donde nos podemos estarlo, en las manos de Dios. Es muy importante tomar en cuenta a Dios desde las primeras horas del día, encomendar nuestra vida, y lo que queremos en los brazos de quien sí tiene el poder para salvarnos de cualquier peligro.

“El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.” Salmos 34:7 (RVR-1960)

Este pasaje es tan claro y verdadero que debemos grabarlo en nuestra mente y corazón teniendo esa fe de estar seguros que se cumple en nuestras vidas, si ponemos a Dios en primer lugar como se debe.

Tal vez estas pasando por situaciones de peligro, vives atemorizado preguntándote si alguien podría defenderte y cuidarte. Si te pones en manos de Dios y lo tienes presente en tu diario vivir esta promesa será tu estandarte en esos momentos en que el enemigo quiera infundir temor en ti y los tuyos.

Ya tienes la Palabra de Dios en tus manos, ahora repítelo y vívelo, nada te tocará porque Dios así lo ha prometido y lo hará. Declara en este momento: ¡Tengo quien me cuide y defienda!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Duele pero es lo mejor

La semana pasada fue muy difícil y triste a la vez para mí, puesto que mi bebé tenía que recibir una vacuna combinada muy fuerte en la pierna, es la que usualmente se coloca a los dos meses para protegerlo de cinco enfermedades a la vez.

Cuando vi que le colocaban esa vacuna dolorosa me sentí impotente por no poder hacer nada, pues yo no podía evitarlo ya que era necesario; ese sufrimiento y dolor al final era bueno.

Parece contradictorio pero es así, lo que duele hace bien. De igual manera sucede con nosotros y las pruebas que tenemos que atravesar a diario, puede que nos traigan dolor, sufrimiento, e incluso llegamos a pensar que Dios nos olvidó, pero no es así.

La prueba, al igual que esa vacuna muy fuerte que era necesaria para no contraer enfermedades a futuro, nos ayuda a ser más fuertes, obtener sabiduría y aumentar nuestra fe.

Puede que hoy hayas recibido esa vacuna, esa prueba que te está haciendo sufrir y llorar, pero créeme que Dios está acompañándote en todo momento como yo acompañé a mi bebé cada instante que padecía ese dolor. Verás que mañana el dolor pasará y todo será para bien.

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” Romanos 8:28 (RVR-1960)

Dicen que el amor de Dios es parecido al amor de madre, llora cuando tu sufres, ríe cuando estás feliz, pero el amor que siente por ti es mucho más grande que el de una persona, así que no pienses que cuando estás en medio de una prueba, Dios no está tomándote la mano y asegurándote que todo pasará.

El dolor es necesario para crecer y esas vacunas diarias te harán un hijo fuerte y resistente a todo ataque del enemigo. Duele pero es lo mejor.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El límite de nuestra percepción

La cámara lenta o Slow motion en inglés, es el retraso de las de las imágenes capturadas en una cinta de video para poder percibir los detalles que a primera vista no podríamos hacerlo.

Esta técnica de filmación fue ideada por un austriaco en el año 1904 y hoy en día es usada no sólo por películas o series de tv, sino para videos musicales, para transmisiones deportivas, para captar algún momento especial en la naturaleza o simplemente por arte.

Uno de los usos más comunes se da en el ámbito deportivo, sobre todo cuando existe alguna jugada polémica o simplemente para apreciar mejor la maestría con la que se manejan algunos atletas. La repetición instantánea en cámara lenta permite ver con más claridad todos los pormenores del desarrollo de la jugada.

Su uso también tiene algunos fines emotivos o de suspenso. En alguna película es usada normalmente para darle más impacto a las escenas de explosiones, de batallas, las románticas, etc.

La policía también suele usar esa técnica para distinguir con más claridad algún hecho fortuito. Poniendo la cinta de video a una velocidad que vaya por debajo de lo normal, es más fácil apreciar los detalles que a simpe vista no podrían hacer.

Esa misma limitación que tenemos físicamente para ver con claridad algunas cosas que ocurren alrededor nuestro, se agudiza mucho más en el ámbito espiritual. Dios continuamente trabaja en nuestras vidas, su protección va más allá de lo que imaginamos y siempre gozamos de su guía, pero nuestras condiciones físicas no nos permiten ver todo ese mundo espiritual que se mueve en nuestro entorno.

Por ejemplo, 2 Reyes 6:17 relata la vez en la que el profeta Eliseo oró por su siervo para que abriera sus ojos espirituales y pudiera ver toda la multitud de ángeles que estaban resguardándolos cuando se encontraban en peligro.

Quizás una de las cosas más atemorizantes es no saber lo que puede ocurrir en el futuro, podemos sentirnos desamparados, podemos creer que la  adversidad está ganando sobre nuestras vidas e incluso sentirnos solos porque no percibimos apoyo.

Pero una vez más, la biblia nos promete que nuestro Padre siempre estará con nosotros.

Isaías 41:10 “No tengas miedo, pues yo estoy contigo; no temas, pues yo soy tu Dios. Yo te doy fuerzas, yo te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa.” Versión Dios Habla Hoy

Aunque los límites físicos que tenemos no nos permitan percibirlo, recuerda que Dios siempre está obrando en nuestras vidas.

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

“Tratando” con la rebeldía

Juliana tenía un íntimo y ferviente anhelo:  llegar a ser una actriz famosa. Por lo cual y para lograr esto, se presentaba en todos los castings que conocía para probar suerte. Su madre, sabiendo del sueño de su hija,  temía que ella presentara interés por algún casting que se publicitaban por internet. Estos prometían éxito y un mundo de ilusiones, pero lamentablemente muchas jovencitas terminaban desaparecidas. Sugerentes eran las recomendaciones que le daban a las aspirantes para presentarse al casting, debían necesariamente asistir solas, si no querían quedar automáticamente descalificadas.

Un día Juliana comentó con su madre que asistiría a uno de estos castings. Desbordaba de alegría y no paraba de imaginar los comienzos de una carrera que la llevaría a la tan anhelada fama. Para su sorpresa, la respuesta de su madre fue que le prohibía ir a ese lugar, porque implicaba mucho peligro para ella.

La jovencita luego de llorar y enojarse mucho con su madre, decidió ir al casting, desobedeciendo el consejo recibido.  Quizás el famoso “instinto de madre” fue vital en esta oportunidad, ya que sabiendo que Juliana iría de todas maneras, la siguió y llegó a tiempo para impedir que entrara.  A los pocos días, las noticias contaban acerca del hallazgo que había logrado  la policía local,  al desbaratar una poderosa red de trata de blancas. La joven al ver como las autoridades allanaban la oficina a la que ella había querido presentarse, abrazó a su madre, pidiendo disculpas por su rebelde e imprudente actitud.

Muchos nos parecemos a Juliana, cuando Dios en su amor,  trata de protegernos, nos enojamos con Él, llegando a pensar que quiere nuestro bienestar. Dios nos ama tanto que hasta nos dio a su único hijo para salvarnos ¿por que no va a querer que estemos bien?

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Juan 3:16

Dios conoce nuestros pensamientos, conoce todo de nosotros y sabe que es lo que nos conviene y que es lo que nos hará daño, pero si en vez de hacerle caso peleamos con Él y no lo escuchamos, podemos caer. Muchas personas que no obedecen a Dios, en su dolor dicen ¿Y dónde está Dios? ¿Por qué no me ayuda? ¿Por qué no me advirtió?

Sin embargo no se dan cuenta que Dios siempre estuvo ahí, solo que por su terquedad prefirieron hacer lo que su corazón les decía y ahora solo están sufriendo las consecuencias.

Si te has rebelado contra Dios y ahora estas sufriendo las consecuencias de tus malas decisiones, acércate a El, pídele perdón por tu rebeldía y de ahora en adelante sométete ante Dios, porque Dios no quiere verte sufrir sino verte feliz.

“Vengan ahora. Vamos a resolver este asunto dice el Señor, aunque sus pecados sean como la escarlata, yo los haré tan blancos como la nieve. Aunque sean rojos como el carmesí, yo los haré tan blancos como la lana. Si tan sólo me obedecen, tendrán comida en abundancia. Pero si se apartan y se niegan a escuchar, la espada de sus enemigos los devorará. ¡Yo, el Señor, he hablado!”. Isaías 1:18-20 NTV

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend