proverbios de la Biblia Archives | CVCLAVOZ

All posts in “proverbios de la Biblia”

Versículos bíblicos para cuando tengas problemas 1

Versículos bíblicos para cuando tengas problemas

Los problemas y los momentos difíciles son los que deberían acercarnos a Dios aun más, pero muchas veces sucede lo contrario. Una manera de crecer en nuestra relación con Jesús incluso en medio de los problemas es leyendo la Biblia. En ella encontramos versículos que nos ayudan a tener fortaleza y esperanza en medio del caos.

Salmos 27:1 (TLA)

«Dios mío, tú eres mi luz y mi salvación; ¿de quién voy a tener miedo? Tú eres quien protege mi vida; ¡nadie me infunde temor!»

Proverbios 3:5-6 (NTV)

«Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar.»

Isaías 41:13 (RVA-2015)

«Porque yo, el Señor, soy tu Dios que te toma fuertemente de tu mano derecha y te dice: ‘No temas; yo te ayudo’.»

Romanos 5:3-5 (PDT)

«Pero hay más, podemos sentirnos felices aun cuando tenemos sufrimientos porque los sufrimientos nos enseñan a ser pacientes. Si tenemos paciencia, nuestro carácter se fortalece y con un carácter así, nuestra esperanza aumenta. Esa esperanza no nos va a fallar porque Dios nos dio el Espíritu Santo, quien ha derramado el amor de Dios en nosotros.»

Romanos 8:17-18 (NTV)

«Así que como somos sus hijos, también somos sus herederos. De hecho, somos herederos junto con Cristo de la gloria de Dios; pero si vamos a participar de su gloria, también debemos participar de su sufrimiento. Sin embargo, lo que ahora sufrimos no es nada comparado con la gloria que él nos revelará más adelante.»

Romanos 8:28 (PDT)

«Sabemos que Dios obra en toda situación para el bien de los que lo aman, los que han sido llamados por Dios de acuerdo a su propósito.»

Santiago 1:2-4 (NTV)

«Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar cualquier tipo de problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse. Así que dejen que crezca, pues una vez que su constancia se haya desarrollado plenamente, serán perfectos y completos, y no les faltará nada.»

Santiago 1:12 (RVA-2015)

«Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba porque, cuando haya sido probado, recibirá la corona de vida que Dios ha prometido a los que lo aman.»

Santiago 1:19-21 (NTV)

«Mis amados hermanos, quiero que entiendan lo siguiente: todos ustedes deben ser rápidos para escuchar, lentos para hablar y lentos para enojarse. El enojo humano no produce la rectitud que Dios desea. Así que quiten de su vida todo lo malo y lo sucio, y acepten con humildad la palabra que Dios les ha sembrado en el corazón, porque tiene el poder para salvar su alma.»

1 Pedro 5:6-7 (DHH)

«Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los enaltezca a su debido tiempo. Dejen todas sus preocupaciones a Dios, porque él se interesa por ustedes.»

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos acerca de la muerte 2

Versículos bíblicos acerca de la muerte

La muerte es una etapa por la cual todo ser humano está obligado a pasar. Muchos ven a la muerte como el final de la vida, pero en realidad es el comienzo de nuestra verdadera vida. La Biblia nos enseña que nuestro destino final no se encuentra en esta Tierra, sino en la eternidad. La vida que tenemos ahora es pasajera y no debemos aferrarnos a ella. Es por esta razón que en la Palabra de Dios aprendemos que nuestra mirada debe centrarse en la vida eterna y no en lo terrenal. Para aprender más sobre lo que dice la Biblia acerca de la muerte física, estos son algunos versículos.

Eclesiastés 9:5-6 (NVI)

“Porque los vivos saben que han de morir, pero los muertos no saben nada ni esperan nada, pues su memoria cae en el olvido. Sus amores, odios y pasiones llegan a su fin, y nunca más vuelven a tener parte en nada de lo que se hace en esta vida.”

Eclesiastés 12:7 (TLA)

“Cuando llegue ese día, volverás a ser polvo, porque polvo fuiste, y el espíritu volverá a Dios, pues él fue quien lo dio.”

Mateo 10:28 (RVA-2015)

“No teman a los que matan el cuerpo pero no pueden matar al alma. Más bien, teman a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno.”

Juan 11:25-26 (PDT)

“Jesús le dijo:

—Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá. Si alguien vive y cree en mí, realmente no morirá jamás. ¿Crees esto?”

Romanos 14:7-9 (TLA)

“Nuestra vida y nuestra muerte ya no son nuestras, sino que son de Dios. Si vivimos o morimos, es para honrar al Señor Jesucristo. Ya sea que estemos vivos, o que estemos muertos, somos de él. En realidad, Jesucristo murió y resucitó para tener autoridad sobre los vivos y los muertos.”

Hebreos 9:27 (TLA)

“Todos nosotros moriremos una sola vez, y después vendrá el juicio.”

1 Corintios 15:51-57 (NTV)

“Pero permítanme revelarles un secreto maravilloso. ¡No todos moriremos, pero todos seremos transformados! Sucederá en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, cuando se toque la trompeta final. Pues, cuando suene la trompeta, los que hayan muerto resucitarán para vivir por siempre. Y nosotros, los que estemos vivos, también seremos transformados. Pues nuestros cuerpos mortales tienen que ser transformados en cuerpos que nunca morirán; nuestros cuerpos mortales deben ser transformados en cuerpos inmortales. Entonces, cuando nuestros cuerpos mortales hayan sido transformados en cuerpos que nunca morirán, se cumplirá la siguiente Escritura:

«La muerte es devorada en victoria. Oh muerte, ¿dónde está tu victoria? Oh muerte, ¿dónde está tu aguijón?».

Pues el pecado es el aguijón que termina en muerte, y la ley le da al pecado su poder. ¡Pero gracias a Dios! Él nos da la victoria sobre el pecado y la muerte por medio de nuestro Señor Jesucristo.”

1 Tesalonicenses 4:13-14 (NVI)

“Hermanos, no queremos que ignoren lo que va a pasar con los que ya han muerto, para que no se entristezcan como esos otros que no tienen esperanza. ¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él.”

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos sobre la crianza de hijos 3

Versículos bíblicos sobre la crianza de hijos

Para Dios, la relación entre padres e hijos es tan importante que se pone a sí mismo como ejemplo de Padre. Esto nos da una idea de la clase de padres que espera que seamos. En la Biblia hay varios versículos bíblicos que animan, alientan e instruyen a los padres de cualquier época, para guiar a sus hijos en el bien. Estos son algunos de ellos:

Deuteronomio 6:6-7 (TLA)

“Apréndete de memoria todas las enseñanzas que hoy te he dado, y repítelas a tus hijos a todas horas y en todo lugar: cuando estés en tu casa o en el camino, y cuando te levantes o cuando te acuestes.”

Salmos 127:3-5 (TLA)

“Los hijos que tenemos son un regalo de Dios. Los hijos que nos nacen son nuestra recompensa. Los hijos que nos nacen cuando aún somos jóvenes, hacen que nos sintamos seguros, como guerreros bien armados. Quien tiene muchos hijos, bien puede decir que Dios lo ha bendecido. No tendrá de qué avergonzarse cuando se defienda en público delante de sus enemigos.”

Proverbios 3:11-12 (NVI)

“Hijo mío, no desprecies la disciplina del Señorni te ofendas por sus reprensiones. Porque el Señor disciplina a los que ama, como corrige un padre a su hijo querido.”

Proverbios 13:24 (TLA)

“Si amas a tu hijo, corrígelo; si no lo amas, no lo castigues.”

Proverbios 22:6 (RVR1977)

“Instruye al niño en el buen camino, y aun cuando envejezca no se apartará de él.”

Proverbios 29:15 (NTV)

“Disciplinar a un niño produce sabiduría, pero un hijo sin disciplina avergüenza a su madre.”

Proverbios 29:17 (RVR1960)

“Corrige a tu hijo, y te dará descanso, y dará alegría a tu alma.”

Hebreos 12:10-11 (DHH)

“Nuestros padres aquí en la tierra nos corregían durante esta corta vida, según lo que les parecía más conveniente; pero Dios nos corrige para nuestro verdadero provecho, para hacernos santos como él. Ciertamente, ningún castigo es agradable en el momento de recibirlo, sino que duele; pero si uno aprende la lección, el resultado es una vida de paz y rectitud.”

Efesios 6:4 (BLPH)

“Y ustedes, los padres, no hagan de sus hijos unos resentidos; edúquenlos, más bien, instrúyanlos y corríjanlos como lo haría el Señor.”

Colosenses 3:21 (BLPH)

“Por lo que toca a ustedes, padres, eduquen con tacto a sus hijos, para que no se desalienten.”

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos acerca del cielo 4

Versículos bíblicos acerca del cielo

El cielo es un lugar que Jesús tiene preparado para aquellos que le aceptan en sus vidas y sigan sus enseñanzas. También es donde se encuentra Dios y donde nos está esperando. La Biblia dice que por su amor y gracia, todos los que acepten a Jesús tenemos la seguridad de pasar la eternidad con él. Algunos versículos que nos ilustran cómo será el cielo y cómo se puede llegar, son:

Mateo 6:19-20 (NVI)

“No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar. Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar.”

Mateo 7:13-14 (DHH)

“Entren por la puerta angosta. Porque la puerta y el camino que llevan a la perdición son anchos y espaciosos, y muchos entran por ellos; pero la puerta y el camino que llevan a la vida son angostos y difíciles, y pocos los encuentran.”

Lucas 23:43 (RVR1960)

“Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.”

Juan 14:2-4 (NBD)

“En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté. Ustedes ya conocen el camino para ir adonde yo voy.”

Hechos 1:9-11 (PDT)

“Después de decir esto, Jesús fue llevado al cielo. Mientras ellos lo miraban, una nube lo tapó y no lo volvieron a ver. Estando todavía con la vista fija en el cielo, dos hombres vestidos de blanco aparecieron junto a ellos y les dijeron:

—Galileos, ¿por qué se quedan mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado al cielo, volverá de la misma manera que lo han visto irse.”

Colosenses 3:1-4 (TLA)

“Dios les dio nueva vida, pues los resucitó juntamente con Cristo. Por eso, dediquen toda su vida a hacer lo que a Dios le agrada. Piensen en las cosas del cielo, donde Cristo gobierna a la derecha de Dios. No piensen en las cosas de este mundo. Pues ustedes ya han muerto para el mundo, y ahora, por medio de Cristo, Dios les ha dado la vida verdadera. Cuando Cristo venga, también ustedes estarán con él y compartirán su gloriosa presencia.”

Filipenses 3:20-21 (NTV)

“En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, donde vive el Señor Jesucristo; y esperamos con mucho anhelo que él regrese como nuestro Salvador. Él tomará nuestro débil cuerpo mortal y lo transformará en un cuerpo glorioso, igual al de él. Lo hará valiéndose del mismo poder con el que pondrá todas las cosas bajo su dominio.”

2 Timoteo 4:18 (RVR1995)

“Y el Señor me librará de toda obra mala y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén.”

1 Tesalonicenses 4:16-17 (BLPH)

“Porque el Señor mismo bajará del cielo y, a la voz de mando, cuando se oiga la voz del arcángel y resuene la trompeta divina, resucitarán en primer lugar los que murieron unidos a Cristo. Después nosotros, los que aún quedemos vivos, seremos arrebatados, junto con ellos, entre nubes, y saldremos por los aires al encuentro del Señor. De este modo viviremos siempre con el Señor.”

Apocalipsis 21:4-8 (NTV)

“Él les secará toda lágrima de los ojos, y no habrá más muerte ni tristeza ni llanto ni dolor. Todas esas cosas ya no existirán más». Y el que estaba sentado en el trono dijo: «¡Miren, hago nuevas todas las cosas!». Entonces me dijo: «Escribe esto, porque lo que te digo es verdadero y digno de confianza». También dijo: «¡Todo ha terminado! Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. A todo el que tenga sed, yo le daré a beber gratuitamente de los manantiales del agua de la vida. Los que salgan vencedores heredarán todas esas bendiciones, y yo seré su Dios, y ellos serán mis hijos. »Pero los cobardes, los incrédulos, los corruptos, los asesinos, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican la brujería, los que rinden culto a ídolos y todos los mentirosos, tendrán su destino en el lago de fuego que arde con azufre. Esta es la segunda muerte».

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos para vencer la soledad 5

Versículos bíblicos para vencer la soledad

La soledad es un sentimiento que se puede vencer. Las penurias de la vida pueden hacernos creer que estamos solos y que nadie puede o quiere ayudarnos. Sin embargo, la Biblia está llena de promesas que nos afirman que Dios no nos deja en ningún instante. Él es Todopoderoso y omnipresente, lo que significa que lo puede todo y que no hay lugar en el universo en donde él no esté. Esto nos da la paz y tranquilidad que necesitamos para depositar nuestra fe en él y confiar que si Dios está en nuestras vidas, no hay nada que debamos temer. Los siguientes versículos son algunas porciones de la Biblia que comprueban esta verdad:

Salmos 25:16-18 (LBLA)

“Vuélvete a mí y tenme piedad, porque estoy solitario y afligido. Las angustias de mi corazón han aumentado; sácame de mis congojas. Mira mi aflicción y mis trabajos, y perdona todos mis pecados.”

Salmos 27:10 (NBD)

“Aunque mi padre y mi madre me abandonen, el Señor me recibirá en sus brazos.”

Salmos 68:5-6 (RVA-2015)

“Padre de los huérfanos y juez de las viudas es Dios en su santa morada. Es el Dios que hace habitar en familia a los solitarios y saca a los cautivos a prosperidad; pero los rebeldes habitan en sequedales.”

Salmos 73:23-26 (TLA)

“A pesar de todo, siempre he estado contigo; tu poder me mantiene con vida, y tus consejos me dirigen; cuando este mundo llegue a su fin, me recibirás con grandes honores. ¿A quién tengo en el cielo? ¡A nadie más que a ti! Contigo a mi lado, nada me falta en este mundo. Ya casi no tengo fuerzas, pero a ti siempre te tendré; ¡mi única fuerza eres tú!”

Salmos 139:1-4 (PDT)

SEÑOR, tú me has examinado y sabes todo de mí. Tú sabes cuándo me siento y cuándo me levanto; aunque me sienta lejos de ti, tú conoces cada uno de mis pensamientos. Sabes para dónde voy y en dónde me acuesto. Tú sabes todo lo que hago. SEÑOR, tú sabes lo que voy a decir aun antes de que las palabras salgan de mi boca.”

Salmos 147:3 (TLA)

“Dios sanó las heridas de los que habían perdido toda esperanza.”

Isaías 41:10 (RVA-2015)

“No temas, porque yo estoy contigo. No tengas miedo, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, y también te ayudaré. También te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

Romanos 8:35-39 (PDT)

“¿Podrá algo separarnos del amor de Cristo? Ni las dificultades, ni los problemas, ni las persecuciones, ni el hambre, ni la desnudez, ni el peligro ni tampoco la muerte. Así está escrito:

«Por ti estamos siempre en peligro de muerte,
nos tratan como si fuéramos ovejas que van al matadero».

Más bien, en todo esto salimos más que victoriosos por medio de Dios quien nos amó. Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los poderes diabólicos, ni lo presente, ni lo que vendrá en el futuro, ni poderes espirituales, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada podrá separarnos del amor de Dios que se encuentra en nuestro Señor Jesucristo.”

Hebreos 13:5-6 (DHH)

“…porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré ni te abandonaré.» Así que podemos decir con confianza: «El Señor es mi ayuda; no temeré. ¿Qué me puede hacer el hombre?»”

1 Pedro 5:6-7 (NTV)

“Así que humíllense ante el gran poder de Dios y, a su debido tiempo, él los levantará con honor. Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes.”

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos acerca de los niños 6

Versículos bíblicos acerca de los niños

Los niños son muy especiales para Dios. Él tiene especial cuidado con ellos porque son inocentes y recién comienzan a descubrir el mundo. Es por ello que la labor que encomienda a los padres es de gran responsabilidad y no todos ejercen su función adecuadamente. Para comprender de mejor manera cuál es la forma en que Dios ve a los más pequeños, estos versículos bíblicos acerca de los niños nos ofrecen una buena perspectiva.

Salmos 37:26 (PDT)

“Los justos están siempre dispuestos a dar sin esperar nada a cambio, y sus hijos son una bendición.”

Salmos 127:3-4 (DHH)

“Los hijos que nos nacen son ricas bendiciones del Señor. Los hijos que nos nacen en la juventud son como flechas en manos de un guerrero.”

Proverbios 13:24 (NVI)

“No corregir al hijo es no quererlo; amarlo es disciplinarlo.”

Proverbios 17:6 (DHH)

“La corona de los ancianos son sus nietos; el orgullo de los hijos son sus padres.”

Proverbios 22:6 (PDT)

“Enseña al niño a ser honesto y cuando sea adulto no dejará de serlo.”

Proverbios 22:15 (RVR1960)

“La necedad está ligada en el corazón del muchacho; mas la vara de la corrección la alejará de él.”

Isaías 54:13 (NBD)

“El Señor mismo instruirá a todos tus hijos, y grande será su bienestar.”

Mateo 19:14 (RVA-2015)

“Entonces Jesús les dijo:

—Dejen a los niños y no les impidan venir a mí, porque de los tales es el reino de los cielos.”

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos acerca de la compasión 7

Versículos bíblicos acerca de la compasión

La compasión es una de las cualidades que más resaltan de una persona. La Biblia nos enseña que así como Dios es compasivo con nosotros, nosotros debemos serlo con los demás, pero ¿qué más dicen las Sagradas Escrituras sobre este tema? A continuación hay una lista de algunos de los textos bíblicos sobre la compasión:

Éxodo 33:19 (NBD)

“Y el Señor le respondió: —Voy a darte pruebas de mi bondad, y te daré a conocer mi nombre. Y verás que tengo clemencia de quien quiero tenerla, y soy compasivo con quien quiero serlo.”

Lamentaciones 3:22-23 (PDT)

“El fiel amor del SEÑOR nunca termina; su compasión no tiene fin, cada mañana se renuevan. ¡Inmensa es su fidelidad!”

Salmos 103:13 (RVR1960)

Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que le temen.”

Salmos 119:156 (NVI)

“Grande es, Señor, tu compasión; dame vida conforme a tus juicios.”

Salmos 145:8-9 (NBLH)

“Clemente y compasivo es el Señor, lento para la ira y grande en misericordia. El Señor es bueno para con todos, y su compasión, sobre todas Sus obras.”

Isaías 30:18 (TLA)

“Nuestro Dios ama la justicia y quiere demostrarles cuánto los ama. En verdad, Dios ama a los que confían en él, y desea mostrarles compasión.”

Zacarías 7:9-10 (PDT)

Así dice el SEÑOR Todopoderoso: Practiquen la justicia, y sean verdaderamente justos. Que haya bondad y compasión entre ustedes. No traten mal a las viudas ni a los huérfanos, ni a los inmigrantes ni a los pobres. No planeen en su corazón hacerles mal a los demás.”

Efesios 4:32 (DHH)

“Sean buenos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.”

Filipenses 2:1-3 (RVR1995)

“Por tanto, si hay algún consuelo en Cristo, si algún estímulo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. Nada hagáis por rivalidad o por vanidad; antes bien, con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo”

Colosenses 3:12-13 (NBLH)

“Entonces, ustedes como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia (tolerancia); soportándose unos a otros y perdonándose unos a otros, si alguien tiene queja contra otro. Como Cristo los perdonó, así también háganlo ustedes.

1 Pedro 3:8 (NVI)

“En fin, vivan en armonía los unos con los otros; compartan penas y alegrías, practiquen el amor fraternal, sean compasivos y humildes.”

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Encuentra el versículo ideal para dedicar 8

Encuentra el versículo ideal para dedicar

Los versículos de la Biblia son ideales para toda ocasión y también cuando queremos dar palabras de aliento a una persona especial en nuestras vidas. Si se acerca una fecha que quieres celebrar o si simplemente quieres dedicar un texto a alguien, prueba nuestra selección de versículos y envíalo a la persona que quieras.

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos acerca de la violencia 9

Versículos bíblicos acerca de la violencia

En la actualidad vemos todo tipo de violencia: verbal, física, psicológica, sexual, etc.; y está tan arraigado en la sociedad que se ha vuelto parte de nuestra rutina; sin embargo, esto no debe ser así. La Biblia es muy firme con respecto a la violencia y esto es lo que tiene que decirnos:

Génesis 4:7 (NTV)

“Serás aceptado si haces lo correcto, pero si te niegas a hacer lo correcto, entonces, ¡ten cuidado! El pecado está a la puerta, al acecho y ansioso por controlarte; pero tú debes dominarlo y ser su amo.”

Salmos 5:4-6 (NTV)

“Oh Dios, la maldad no te agrada; no puedes tolerar los pecados de los malvados. Por lo tanto, los orgullosos no pueden estar en tu presencia, porque aborreces a todo el que hace lo malo. Destruirás a los que dicen mentiras; el Señor detesta a los asesinos y a los engañadores.”

Salmos 7:11 (NBLH)

“Dios es juez justo, y un Dios que se indigna cada día contra el impío.”

Salmos 11:5 (DHH)

“El Señor vigila a justos y a malvados, y odia con toda su alma a los que aman la violencia.”

Salmos 34:14 (LBLA)

“Apártate del mal y haz el bien, busca la paz y síguela.”

Salmos 140:4 (TLA)

“Dios mío, protégeme de esos malvados; protégeme de esos violentos, que sólo quieren verme fracasar.”

Proverbios 3:29 (DHH)

“No hagas planes perversos contra el que vive confiado en ti.”

Proverbios 3:31 (NVI)

“No envidies a los violentos, ni optes por andar en sus caminos.”

Proverbios 10:6-7 (RVR1960)

“Hay bendiciones sobre la cabeza del justo; pero violencia cubrirá la boca de los impíos.”

Proverbios 10:11 (NBD)

“Fuente de vida es la boca del justo, pero la boca del malvado encubre violencia.”

Marcos 7:21-22 (NVI)

“Porque de adentro, del corazón humano, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, el engaño, el libertinaje, la envidia, la calumnia, la arrogancia y la necedad.”

Romanos 13:3-5 (RVA-2015)

“Porque los gobernantes no están para infundir el terror al que hace lo bueno sino al que hace lo malo. ¿Quieres no temer a la autoridad? Haz lo bueno y tendrás su alabanza porque es un servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no lleva en vano la espada pues es un servidor de Dios, un vengador para castigo del que hace lo malo. Por lo cual, es necesario que estén sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por motivos de conciencia.”

Gálatas 6:8-9 (DHH)

“El que siembra en los malos deseos, de sus malos deseos recogerá una cosecha de muerte. El que siembra en el Espíritu, del Espíritu recogerá una cosecha de vida eterna. Así que no debemos cansarnos de hacer el bien; porque si no nos desanimamos, a su debido tiempo cosecharemos.”

Romanos 12:17-18 (RVA-2015)

“No paguen a nadie mal por mal. Procuren lo bueno delante de todos los hombres. Si es posible, en cuanto dependa de ustedes, tengan paz con todos los hombres.”

Tito 3:2 (TLA)

“No deben hablar mal de nadie, ni discutir. Deben ser amables con todos y mostrar humildad en su trato con los demás.”

1 Pedro 3:9 (TLA)

“Si alguien les hace algo malo, no hagan ustedes lo mismo; si alguien los insulta, no contesten con otro insulto. Al contrario, pídanle a Dios que bendiga a esas personas, pues él los eligió a ustedes para que reciban bendición.”

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos para deportistas 10

Versículos bíblicos para deportistas

El deporte requiere disciplina, compromiso y persistencia. Incluso en la Biblia encontramos la referencia de que la vida cristiana es como una carrera. (Para mayor información leer el artículo ¿Qué dice la Biblia sobre los deportes?). Para todas aquellas personas que practiquen un deporte, de una u otra forma, aquí hay versículos bíblicos para animarlos a continuar en su propósito:

Deuteronomio 8:17-18 (DHH)

“No se les ocurra pensar: “Toda esta riqueza la hemos ganado con nuestro propio esfuerzo.” Deben acordarse del Señor su Dios, ya que ha sido él quien les ha dado las fuerzas para adquirirla, cumpliendo así con ustedes la alianza que antes había hecho con los antepasados de ustedes.”

Salmos 37:5 (RVR1960)

“Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará.”

Salmos 73:26 (NTV)

“Puede fallarme la salud y debilitarse mi espíritu, pero Dios sigue siendo la fuerza de mi corazón; él es mío para siempre.”

Isaías 40:28-31 (NBD)

“¿Acaso no lo sabes? ¿Acaso no te has enterado? El Señor es el Dios eterno, creador de los confines de la tierra. No se cansa ni se fatiga, y su inteligencia es insondable. Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil. Aun los jóvenes se cansan, se fatigan, y los muchachos tropiezan y caen; pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.”

Hebreos 12:11-12 (NVI)

“Ciertamente, ninguna disciplina, en el momento de recibirla, parece agradable, sino más bien penosa; sin embargo, después produce una cosecha de justicia y paz para quienes han sido entrenados por ella. Por tanto, renueven las fuerzas de sus manos cansadas y de sus rodillas debilitadas.”

Gálatas 6:9 (RVC)

“No nos cansemos, pues, de hacer el bien; porque a su tiempo cosecharemos, si no nos desanimamos.”

Filipenses 2:3 (NBLH)

“No hagan nada por egoísmo (rivalidad) o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de ustedes considere al otro como más importante que a sí mismo.”

1 Corintios 9:24-25 (NVI)

“¿No saben que en una carrera todos los corredores compiten, pero solo uno obtiene el premio? Corran, pues, de tal modo que lo obtengan. Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre.”

2 Timoteo 2:5 (PDT)

“Cuando un atleta participa en una competencia, no puede ganar a menos que obedezca todas las reglas.”

1 Pedro 1:13 (PDT)

“Por eso, preparen su mente para servir. Con pleno dominio propio pongan toda su esperanza en el generoso amor que será de ustedes cuando Jesucristo venga.”

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos para dedicarle a papá 11

Versículos bíblicos para dedicarle a papá

Padre no es quien engendra, sino quien cría, ama, provee, apoya y es ejemplo en todo tiempo. Esos hombres que se merecen nuestro respeto y admiración, los cuales debemos demostrar con acciones y palabras. En la Biblia hay versículos que animan, inspiran y desafían a los padres de toda generación y podemos utilizar estos textos para dedicarlos a aquellos padres en nuestras vidas.

Salmos 103:13 (RVA-2015)

“Como el padre se compadece de los hijos, así se compadece el Señor de los que le temen.”

Salmos 127:3-5 (PDT)

“Los hijos son la herencia que nos da el Señor; los frutos del vientre son la recompensa que viene de Dios. Los hijos de un hombre joven son como flechas en las manos de un guerrero. Qué afortunado es el hombre que llena su aljaba con flechas como esas. No será avergonzado por sus enemigos cuando trate con ellos en los tribunales.”

Salmos 128:3-4  (DHH)

“En la intimidad de tu hogar, tu mujer será como una vid cargada de uvas; tus hijos, alrededor de tu mesa, serán como retoños de olivo. Así bendecirá el Señor al hombre que lo honra.”

Proverbios 3:11-12 (RVR1960)

“No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, ni te fatigues de su corrección; porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere.”

Proverbios 14:26 (TLA)

“El que obedece a Dios ya tiene un poderoso protector para él y para sus hijos.”

Proverbios 17:27 (NTV)

“El verdadero sabio emplea pocas palabras; la persona con entendimiento es serena.”

Proverbios 20:7 (TLA)

“Dios bendice a los hijos del hombre honrado, cuando ellos siguen su ejemplo.”

Proverbios 22:6 (NTV)

“Dirige a tus hijos por el camino correcto, y cuando sean mayores, no lo abandonarán.”

1 Corintios 16:13-14 (NVI)

“Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes. Hagan todo con amor.”

Hebreos 12:7-8 (TLA)

“Si ahora ustedes están sufriendo, es porque Dios los ama y los corrige, como si fueran sus hijos. Porque no hay un padre que no corrija a su hijo. Si Dios no los corrige, como lo hace con todos sus hijos, entonces ustedes no son en verdad sus hijos.”

Colosenses 3:21 (DHH)

“Padres, no hagan enojar a sus hijos, para que no se desanimen.”

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Los versículos más románticos de la Biblia 12

Los versículos más románticos de la Biblia

En la Biblia aprendemos sobre el amor de Dios hacia nosotros y también acerca de cómo debemos amar a nuestro prójimo. En sus libros hay historias, ejemplos y versos que nos animan a practicar el verdadero amor que proviene de Dios. Algunos textos bíblicos que demuestran el amor de Dios a los hombres y entre personas que se aman de verdad, son:

Génesis 2:21-24 (DHH)

“Entonces Dios el Señor hizo caer al hombre en un sueño profundo y, mientras dormía, le sacó una de las costillas y le cerró otra vez la carne. De esa costilla Dios el Señor hizo una mujer, y se la presentó al hombre, el cual, al verla, dijo: «¡Ésta sí que es de mi propia carne y de mis propios huesos! Se va a llamar “mujer”, porque Dios la sacó del hombre.» Por eso el hombre deja a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y los dos llegan a ser como una sola persona.”

Génesis 29:20 (NTV)

“Así que Jacob trabajó siete años para obtener a Raquel; pero su amor por ella era tan fuerte que le parecieron unos pocos días.”

Proverbios 17:9 (NTV)

“Cuando se perdona una falta, el amor florece, pero mantenerla presente separa a los amigos íntimos.”

Proverbios 30:18-19 (NTV)

“Hay tres cosas que me asombran; no, son cuatro las que no comprendo: cómo planea el águila por el cielo, cómo se desliza la serpiente sobre la roca, cómo navega el barco en el océano, y cómo ama el hombre a la mujer.”

Eclesiastés 4:9-12 (TLA)

“La verdad, «más valen dos que uno», porque sacan más provecho de lo que hacen. Además, si uno de ellos se tropieza, el otro puede levantarlo. Pero ¡pobre del que cae y no tiene quien lo ayude a levantarse! Y también, si dos se acuestan juntos, entran en calor; pero uno solo se muere de frío. Una sola persona puede ser vencida, pero dos ya pueden defenderse; y si tres unen sus fuerzas, ya no es fácil derrotarlas.”

Cantares 2:2-3 (RVA-2015)

El amado

Como un lirio entre los cardos es mi amada entre las jóvenes.

La amada

Como un manzano entre los árboles del bosque es mi amado entre los jóvenes. Me agrada sentarme bajo su sombra; su fruto es dulce a mi paladar.”

Mateo 19:6 (TLA)

“…los que se casan ya no viven como dos personas separadas, sino como si fueran una sola. Por tanto, si Dios ha unido a un hombre y a una mujer, nadie debe separarlos.”

Juan 3:16-17 (TLA)

“Dios amó tanto a la gente de este mundo, que me entregó a mí, que soy su único Hijo, para que todo el que crea en mí no muera, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no me envió a este mundo para condenar a la gente, sino para salvarla.”

Juan 15:13 (PDT)

“El amor más grande que alguien puede demostrar es dar la vida por sus amigos.”

Hebreos 13:5 (RVC)

“…Dios ha dicho: «No te desampararé, ni te abandonaré»”

1 Juan 3:18 (JBS)

“Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino con obra y de verdad.”

1 Juan 4:16 (LBLA)

“Y nosotros hemos llegado a conocer y hemos creído el amor que Dios tiene para nosotros. Dios es amor, y el que permanece en amor permanece en Dios y Dios permanece en él.”

1 Juan 4:18-19 (RVR1960)

“En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.”

¿Buscas versículos para dedicar a esa persona especial en tu vida? Lee 10 versículos para dedicarle a tu pareja.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend