pruebas. Archives | CVCLAVOZ

All posts in “pruebas.”

Cumplirá

Cuentan que cuando Guillermo, príncipe de Orange, entregó un documento asegurando a cierto caballero un alto empleo en su reino, con tal que quisiera apoyar su causa política, el hombre rehusó aceptarlo diciendo: Basta  la palabra de su majestad. No quisiera servir a un rey en cuya simple palabra no pudiera confiar.

Esa debería ser justamente nuestra actitud hacia Dios y su Palabra, pero muchas veces queremos pruebas tangibles de que el Señor cumplirá sus promesas.

En Números 23:19 dice: “Dios no es un hombre, por lo tanto, no miente.  Él no es humano, por lo tanto, no cambia de parecer. ¿Acaso alguna vez habló sin actuar? ¿Alguna vez prometió sin cumplir?” (NTV)

Si Dios ha prometido algo lo hará, no necesitamos andar cuestionando su voluntad ni tiempo, nosotros debemos confiar en Él, nada más.

En ocasiones, nuestra impaciencia nos lleva a pensar que Dios se ha olvidado de nosotros, que no nos escucha, que no cumple su Palabra; sin embargo, sus tiempos son perfectos y no necesariamente coinciden con nuestros planes. A veces no entendemos cómo Dios obra ni porqué permite las cosas de una manera y no de otra, pero su sabiduría es superior a nosotros y su amor es incalculable, así que, ¿Quiénes somos para cuestionar su Palabra?

Nunca olvides que la palabra de nuestro Rey es suficiente y es digna de toda nuestra confianza, si Él ha prometido algo, lo hará.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Sonrisa Eterna

Muchas veces confundimos el gozo con la alegría. Recuerdo que un joven que tenía poco tiempo de asistir a la iglesia, un día decidió dejar la congregación sólo porque vio que una de las líderes estaba triste. Él creyó que ser cristiano significaba no tener ningún tipo de tristeza y que siempre se debe tener una sonrisa. Quizás muchos creen eso ¿verdad?

Pero el joven no tuvo un encuentro personal con Jesús por eso no entendió qué significaba realmente hacerse un cristiano. Porque a pesar de que el gozo está en nuestro corazón, los problemas también nos golpean con fuerza y nuestro semblante decae.

Sin embargo, la gran diferencia entre enfrentar los problemas solo o con la ayuda de Dios es abismal. Jesús mismo dijo: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” Juan 16:33 (RVR1960) ¡Con Dios tenemos victoria!

Además, las pruebas nos ayudan a desarrollar la fe: “…también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;” Romanos 5:3-4 (RVR1960)

El hecho de que hoy estés pasando un tiempo de dificultad podría apagar la alegría y despertar en ti muchas emociones como temor, impotencia, tristeza, etc. Sin embargo es importante que tu fe y que el gozo que Dios te dio no mengüen: “…Por la noche durará el lloro, Y a la mañana vendrá la alegría.” Salmos 30:5

¡El gozo es eterno porque nuestro Dios también lo es!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡El suicidio no es la salida!

“Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón. Y la paz que yo doy es un regalo que el mundo no puede dar. Así que no se angustien ni tengan miedo.”  Juan 14:27 (NTV)

¿Sientes que ya no hay esperanza para la situación que atraviesas? Quizás estés experimentando la muerte de un ser amado, una discapacidad permanente, deudas interminables, algún fracaso o una traición; pero ante todo ello quiero que sepas que no estás solo. Jesús dijo que Él estaría con nosotros cuando nos hallemos en diversas pruebas ¿Por qué no creerle? Si hasta ahora has puesto tu confianza en tus emociones, hoy te animo a entregar tu vida y situación en las manos de tu Creador, Él no te abandonará en estos momentos de desesperación y agonía, no cometas el error de Judas. El suicidio no es una salida, tus problemas no terminarán con tu muerte ¿has pensado en tus seres queridos? Quizá no tienes idea del dolor que podrías causarles con una decisión como esa, detente por un momento y piensa en esto. Sólo Dios puede cambiar tus pensamientos y darte la paz que tu alma necesita, porque para un hijo de Dios siempre hay una esperanza. ¡Si necesitas ayuda no dudes en escribirnos!

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Me cansé…

¿Te has cansado de pelear? Es natural que en el camino enfrentemos altibajos, en especial después de una caída;  sin embargo, lo principal es continuar en la lucha, no dejarnos dominar por nuestros sentimientos porque estos son pasajeros y pueden hacernos cometer grandes errores.

Así mismo, nos podemos cansar de seguir a Jesús, a veces por las pruebas que enfrentamos y otras por querer pecar ¡así es! Por desear bebidas alcohólicas, estar con varias mujeres al mismo tiempo, tener relaciones sexuales antes del matrimonio, decir mentiras u otros; porque conocemos que un hijo de Dios debe nadar contra la corriente.

 “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.” Mateo 16:24 (RVR 1960)

La Biblia dice que aquel que quiera seguir a Jesús debe tomar su cruz. Muchas personas interpretan la “cruz” como una carga que deben llevar en sus vidas, por ejemplo: una relación dañina, explotación en el trabajo o una enfermedad, pero este no es el significado correcto. En los días del Señor la cruz representaba solamente “muerte”, es decir sacrificio y eso pide Dios de nosotros.

Por lo tanto, “tome su cruz y sígame” significa una entrega absoluta, estar dispuesto a  morir por Él. Dios nos pide tomar una decisión radical que implica crucificar nuestros deseos, con tal de que la voluntad del Señor sea cumplida.

No nos cansemos de hacer el bien porque a su tiempo segaremos si no desmayamos.” Gálatas 6:9 (RVR 1960)

Si te sientes cansado de luchar por la situación difícil que estás enfrentando, te animo a detenerte por un momento, dejar lo que estás haciendo y reflexionar sobre todo lo que el Señor hizo por ti. También recuerda que la aflicción nunca será para siempre y que el verdadero compromiso con Él se revelará durante las pruebas.

Por otro lado, si tú desanimo es porque no quieres sacrificarte más, entonces tienes que decidir: ¿Jesús o el pecado? El Señor te pide que no estés en el medio, que seas frío o caliente, que estés con Él o en su contra. Si no estás dispuesto a tomar tu cruz, solamente perderás el tiempo porque no podrás ver a Dios en la tibieza.

En esta oportunidad te animo a dejar de jugar al cristiano y ser realmente un seguidor de Cristo.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Vuelve a tu primer amor…

Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor”. Apocalipsis 2:2-4

¿Sabías que, es posible seguir sirviendo al Señor, soportar con paciencia las pruebas y aun así haber perdido el primer amor?

Quizá podemos pasar desapercibidos a los ojos de la gente, pero no ante los ojos de Dios. Jesucristo, en este capítulo de Apocalipsis, exhorta a la iglesia de Éfeso y la llama a arrepentirse. Tal vez era una iglesia casi perfecta por todo lo que hacía, pero su vida, su servicio había llegado a la rutina.

Si crees que tienes todo bajo control aun cuando no estás sirviendo o no estás congregándote. Si la crítica se ha vuelto parte de tu lenguaje, si tu vocabulario deja mucho que desear y quizá te llama la atención frecuentar lugares a los que solías ir antes de conocer a Cristo y aun así estás en su servicio, ten cuidado. Porque ¿De qué te sirve realizar una tarea para el Señor, si no lo estás haciendo con amor?, Dios quiere que así como lo amas a Él también ames su obra, ese mismo amor que demostrabas al inicio. ¿Recuerdas cuando todo era un gozo para ti? Cuando te preparabas muchos días antes de dar la clase dominical, cuando lloraste porque Dios te permitió servir en aquel privilegio que tu veías muy lejos de conseguir.

Dios quiere que recuerdes todos esos momentos donde te gozabas en servirle, cuando el servicio no era una rutina y menos una carga para ti, sino más bien una oportunidad más de agradecerle por todas las cosas buenas que ha hecho por ti.

Hoy Dios te dice: ¿Dónde está tu primer amor? ¿Sabes? Dios quiere verte nuevamente sonriendo, gozándote en el servicio, haciendo aquellas pequeñas cosas como si fueran muy grandes, sirviéndolo a Él, pero sin olvidarte de Él.

Si estás pasando por un momento en el que hasta olvidaste lo que se sentía hacer algo por amor a Dios, quiero animarte a comenzar de nuevo, a que puedas regresar a Cristo; Él te ama tanto que tuvo que dejar a las 99 ovejitas para buscarte y encontrarte a ti. No pierdas la oportunidad de ser un gran instrumento en las manos de Dios.

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. Salmos 51:10 (RVR1960)

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El origen de un perezoso

No te hablo del animalito que Dios hizo como parte de su creación, sino de la persona que es presa de la flojera y el conformismo, cuyo motor diario es el desánimo y en muchos casos el negativismo.

Desde su más tierna infancia José vivió rodeado de lo mejor, buena ropa, buenos juguetes y zapatos, la comida no faltaba, el refrigerador estaba lleno y podía comer lo que quisiera, él se acostumbró a ese estilo de vida.

Su familia no se dio cuenta que criaron una persona extremadamente dependiente. A veces los padres se equivocan al decir “no quiero que mi hijo pase por lo mismo que yo pasé”, le dan de todo y cuando falta algo no saben qué hacer. Un dependiente es a la vez perezoso, sabe que sus papás proveerán lo que necesite y preferirá realizar pocos esfuerzos en la vida.

 “En su propia opinión el perezoso es más sabio que siete que sepan aconsejar”. (Proverbios 26:16 RV60)

El consejo del perezoso es como agua estancada, se imaginarán los resultados para quienes lo escuchan; el que cree saber todo analice su situación actual.

¿Cuál es la importancia de los padres en la vida de sus hijos? Ellos están para proteger y proveer para  toda necesidad física y emocional, la palabra de Dios enseña sobre la educación dirigida a los hijos, instruir en la verdad y corregirlos cuando se quieran desviar.

“El alma del perezoso desea, y nada alcanza; Mas el alma de los diligentes será prosperada”. (Proverbios 13:4 RV60)

Un niño sano conoce sus derechos y sus responsabilidades, los padres le ayudan a crecer y soñar. ¿Qué interesante sería que cada niño aprenda un oficio para que en un futuro pueda auto-sustentarse?

El primer lugar de enseñanza es el hogar. La palabra de Dios instruye en justicia y puede enderezar las sendas de los perezosos si deciden conocer a Cristo.

¿Cómo estás educando a tus hijos? ¿Eres perezoso? Aún hay esperanza para ti.

Por Carlos Eduardo Encinas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Joven: Un consejo para evitar los problemas

Muchos dicen que la juventud es corta, y aunque tienen razón, también es la etapa en donde tomamos las decisiones más importantes de nuestras vidas. Las buenas elecciones nos ayudan a construir un buen futuro, pero las malas, acarrean problemas que a veces no sabemos cómo enfrentar. Generalmente, erramos cuando nos dejamos guiar por la influencia de los demás, o hacemos cosas para probar a los otros que somos mejores o cuando intentamos desesperadamente encajar en un grupo. Si bien en el momento esas acciones pueden parecer las adecuadas, con el tiempo nos traen más problemas que satisfacción.

Hace muchos años, un hombre llamado Pablo aconsejó a un joven de nombre Timoteo y le dio la más útil indicación para evitar los problemas. En una de las cartas que le envió, le escribió: “Huye de las malas pasiones de la juventud.*” Esta recomendación puede parecer simple, pero cuando se examina más de cerca podemos notar que él nunca le dijo que se enfrentara a las pasiones propias de su edad, sino que huyera. Huir no significa ser cobardes, sino ser inteligentes y evitar caer en algo que luego nos traerá resultados dañinos.

Hoy en día podemos aplicar ese mismo consejo y estar alertas para huir de las malas influencias y decisiones antes que éstas se acerquen a nosotros. No se trata de hacerles frente para probar nuestra resistencia o valentía, más bien de actuar con prudencia y saber cuándo algo no es bueno para nosotros.

Más adelante, Pablo le dijo a Timoteo que se esmerara en seguir la justicia, la fe, el amor y la paz. Con esto no solo le dijo que estableciera prioridades en su vida, sino que también ocupara su tiempo en cosas que valen la pena y perduran por más tiempo. Si queremos que nuestra vida valga la pena y seamos productivos con el tiempo que tenemos, aprendamos a huir de las cosas malas y persigamos las que sí son de beneficio.

 

*2 Timoteo 2:22 (NVI)

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Dios no abandona a los que le buscan

Job tuvo más problemas que cualquier persona en este mundo. Todos sus hijos murieron, perdió a sus animales, cultivos y toda su riqueza. Luego se enfermó y estaba sentado sobre las cenizas, lamentándose y rascándose las llagas. Lo único que le había quedado era su esposa, pero nunca le dio su apoyo. Ella le dijo que maldijera a Dios y muriera. (Job 1:6-22; 2:1-10)

Después de vivir un tiempo difícil y doloroso, Dios vio la fidelidad de Job y lo bendijo con una familia y mayores cosas de las que había tenido antes. (Job 42:12-17)

¿Qué hizo Job para mantenerse firme a pesar de la terrible tragedia que atravesaba? Leamos lo que dice la Biblia:

“Job se levantó y rasgó su vestido en señal de dolor; después se rasuró la cabeza y se postró en el suelo para adorar y dijo: «Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo estaré cuando me vaya. El Señor me dio lo que tenía, y el Señor me lo ha quitado. ¡Alabado sea el nombre del Señor!».” Job 1:20-21 (NTV) “…¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos?…” Job 2:10.

Como todo ser humano estaba dolido y destrozado por lo que había sucedido, pero hizo algo que muchos de nosotros no hacemos cuando tenemos problemas: Confiar en la voluntad de Dios y adorarlo a pesar de que no entendamos lo que está sucediendo.

¿Aceptarás sólo las cosas buenas que vienen de Dios y no las dificultades? ¿Dejarás de buscarlo solamente porque no tienes una respuesta a tus oraciones? ¿Crees que la mejor decisión es alejarte de Dios?

La Biblia dice, que separados de Él nada podemos hacer. No sé cuál es tu situación ni cómo te sientes en este momento. Pero estoy seguro que Dios seguirá a tu lado y no dejará de protegerte. “Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar.” Proverbios 3:5-6 (NTV)

Dios te guiará y mostrará su voluntad por medio de su Palabra. (Salmo 119:105). Confía en Él y su poder.

“Los que conocen tu nombre confían en ti, porque tú, oh Señor, no abandonas a los que te buscan.” Salmos 9:10.  (NTV)

¡Tú guardarás en perfecta paz a todos los que confían en ti; a todos los que concentran en ti sus pensamientos! Isaías 26:3. (NTV)

Oremos:

Señor, sé que eres bueno, fiel y misericordioso, ayúdame con mi situación y no permitas que nada aparte mi mirada de ti. Te entrego mi vida, mi familia y todas mis preocupaciones, en el nombre de Jesús. Amén.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Todo se lo debo a Él!

“Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”  1 Tesalonicenses 5:18 (RVR)

Es increíble asimilar que una vez más estamos a pocas horas de decir adiós a un año más que para muchos fue lleno de bendiciones porque obtuvieron más de lo que habían esperado, pero para otros fue todo lo contrario a lo que habían soñado; tal vez jamás pensaron que serían víctimas de pérdidas humanas  o materiales, quizá no imaginaron hacer de la soledad su mejor compañía pero lo hicieron.

No sé cómo fue tu año, puede que haya sido el más duro que experimentaste o puede que  fuera  el mejor de toda tu vida, pero más allá de eso podemos decir que Dios ha sido bueno con nosotros todo este tiempo y una de las más grandes pruebas de su amor es que hasta aquí Dios nos ha mantenido con vida, y esa es razón suficiente como para decir: ¡GRACIAS SEÑOR!

Porque no existe cosa alguna que se haya movido sin que Dios haya dado la orden o porque por el cansancio dejó pasar, Él no trabaja en automático como muchos de nosotros lo hacemos cuando ya estamos agotados. Dios mantiene la misma energía tanto al iniciar el año como al terminarlo, no necesita cambiar de batería.

Hoy quiero invitarte a hacer una evaluación sobre tu año, a reflexionar sobre cómo Dios estuvo allí siempre que lo has necesitado.  Quizá los últimos días te has quejado de tu estado pero este es el momento de dejar todo reproche atrás, ya no veas lo negativo porque si haces una buena revisión lo positivo es más sobresaliente. No te enfoques en tus derrotas ni te fijes en lo que no tienes, sino que agradece por lo que siempre has tenido, pero sobre todo dile: “Señor todo lo que he alcanzado hasta hoy es por tu misericordia y amor”, porque aun en los momentos más difíciles su fortaleza, su provisión y cuidado no te han abandonado.

Le debemos tanto a Dios que no nos alcanzaría todo el tiempo del mundo para cancelar nuestra deuda, pero Él es tan bueno que jamás te pasa factura de sus bondades, sólo desea de ti un corazón agradecido.

Por un momento te invito a que cierres tus ojo  y medites en lo bueno que Dios ha sido contigo… Seguro hay mucho que agradecer.

 “Alabaré al SEÑOR en todo tiempo;    a cada momento pronunciaré sus alabanzas. Sólo en el SEÑOR me jactaré; que todos los indefensos cobren ánimo. Vengan, hablemos de las grandezas del SEÑOR; exaltemos juntos su nombre”. Salmos 34:1-3 (NTV).

Por Ruth Mamani

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Altibajos?

“¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!” Salmo 42:5 (NVI).

La vida tiene muchos altibajos, un día podemos estar de pie y bendecidos. Pero al otro, en pruebas y angustiados. Quizá hoy te encuentres en los que piensan que los problemas parecen sobrepasar tus capacidades humanas y a pesar de haber intentado todo por salir, nada parece dar buenos resultados. Es posible que esta situación haya apagado en ti hasta la mas pequeña luz de esperanza. Mas en medio de toda aflicción, Dios promete no abandonarte, sino llenarte de su paz para que al igual que Pablo puedas  declarar: “Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados;  perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos.” 2 Corintios 4:8-9.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Las pruebas

Las mayores empresas fabricantes de vehículos del mundo se encuentran en Europa y Asia. Todas compiten entre sí para entregar a sus consumidores la mejor calidad de sus productos en cuanto a potencia, rentabilidad, duración y comodidad. Con el paso del tiempo la cantidad de autos a la venta ha aumentado demasiado haciendo que el consumidor final tenga dificultades para elegir uno.

Para tener un respaldo de calidad y establecer qué vehículo tiene el mejor desempeño, las empresas han visto por conveniente someter sus productos a diferentes pruebas. Una de ellas es el banco de potencia.

Se trata de un aparato construido básicamente por dos rodillos que pueden girar libremente, ambos, junto a un programa de ordenador interpretan la velocidad de aceleración de las ruedas del coche convirtiéndolas en datos.

Esta prueba necesita que el vehículo sea acelerado hasta el tope por varios minutos, en otra sesión se agrega un peso adicional (según lo que soporte el coche), de esta manera se puede medir la cantidad de dióxido de carbono que emite y se establece la calidad real del vehículo (motor, neumáticos, transmisión, etc.)

Las pruebas normalmente suelen forzar al máximo un automóvil, y aunque en muchas ocasiones un neumático o un motor revienta, al final siempre se logra determinar las falencias para corregirlas y sacar al mercado un producto de calidad.

Todas las empresas suelen poner a prueba sus productos,  pero no sólo ellos. Los equipos de futbol o de cualquier otro deporte verifican la condición física de un jugador antes de hacer una contratación. También los postulantes a un puesto de trabajo, voluntarios para la milicia, etc. todos son de una u otra manera sometidos a algún examen para así comprobar si son aptos para desempeñar un oficio.

Sin embargo, aunque no se trata de un producto para la venta o de algún puesto laboral en una empresa, el pueblo de Israel también fue puesto a prueba por Dios.

Deuteronomio 8:2 “Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.” Versión Reina-Valera 1960 

Aunque normalmente se cree que las dificultades son provocadas por satanás, también es bueno recordar que son permitidas por Dios con un fin. El apóstol Pablo sabía esta verdad cuando estaba pasando por momentos muy difíciles en su ministerio.

Romanos 5:3 dice: “También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia.” Versión Nueva Traducción Viviente

El apóstol, aunque fue azotado, encarcelado, puesto en el cepo y condenado, sabía que las pruebas y las dificultades eran permitidas por Dios para provocar beneficios para su vida. El versículo continua diciendo: “Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación. Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor.” Romanos 5:4-5 Versión Nueva Traducción Viviente

Dios permite las pruebas con el fin de ayudarnos a  desarrollar mayor resistencia y carácter. El versículo cierra diciendo que también se fortalece nuestra esperanza de salvación que no terminará en desilusión porque Él nos ama.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Estoy junto a ti

“Entonces habló Isaac a Abraham su padre, y dijo: Padre mío. Y él respondió: Heme aquí, mi hijo. Y él dijo: He aquí el fuego y la leña; mas ¿dónde está el cordero para el holocausto?  Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E iban juntos.” Génesis 22:7-8  (RVR1960)

Me encanta este versículo, porque Isaac le dice a Abraham: “Padre mío”, y nosotros como hijos de Dios podemos usar esas palabras en medio de nuestra dificultad, estando plenamente seguros que Él nos responderá del mismo modo: “Heme aquí, mi hijo” dando tranquilidad a nuestro corazón, seguros de que Dios proveerá todo para nuestras necesidades, nos protegerá y sacará en victoria, como lo hizo con el hijo de Abraham. Te animo a confiar como Isaac y tendrás gozo, paz, fe y la seguridad que Dios está siempre contigo en medio de la prueba.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend