reforma Archives | CVCLAVOZ

All posts in “reforma”

7 datos sobre el cristianismo en la actualidad 1

7 datos sobre el cristianismo en la actualidad

Conocemos el origen del cristianismo por lo que encontramos en la Biblia y otros datos históricos que confirman cómo fue la vida de los primeros creyentes. Sin embargo, han pasado miles de años y la situación que vivimos en el presente es muy diferente al de aquella época. Estos son algunos datos que nos demuestran la realidad actual del cristianismo en diversas partes del mundo.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

7 datos sobre la Reforma Protestante 2

7 datos sobre la Reforma Protestante

Un día como hoy, hace 500 años, Martin Luder, más conocido como Martín Lutero, publicó sus 95 tesis en donde desafió a la iglesia católica a dejar sus malas prácticas y a regresar a las enseñanzas bíblicas. Su acción marcó un antes y después en la historia y, en la actualidad, es un hecho que no puede pasarse por alto. Es por ello que recopilamos algunos datos interesantes sobre la Reforma y las consecuencias que tuvo para el mundo:

1. La Reforma tuvo consecuencias en casi todos los ámbitos; la política, la economía, el arte y la cultura. A los que fueron partícipes de este movimiento se les denominó “protestantes” debido a que ellos protestaron en contra de la iglesia católica y el Papa León X.

2. Jan Hus es considerado uno de los precursores de la Reforma pues se manifestó en contra de las malas costumbres de la iglesia católica. Una de sus observaciones era que la verdadera iglesia de Dios es invisible y que la cabeza es Jesucristo y no el Papa. Sus enseñanzas fueron consideradas como herejía y fue sentenciado a morir en la hoguera. Mientras esperaba su muerte, él dijo: “Vas a asar un Hus (que en checo significa «ganso»), pero dentro de un siglo te encontrarás con un cisne que no podrás asar”; y ciento dos años después, nació Martín Lutero.

3. En esa época, solo un grupo selecto de la iglesia católica y las clases altas tenían acceso a la Biblia; sin embargo, ésta estaba escrita en latín, hebreo o griego, lenguajes que la mayoría de personas desconocía. Después que comenzó la Reforma, Martín Lutero tradujo la Biblia al alemán, convirtiéndola en la primera traducción del Antiguo y Nuevo Testamento en un idioma común. Esta publicación hizo posible que más personas pudieran leer y entender la Biblia.

4. Si bien Martín Lutero comenzó la Reforma Protestante con la publicación de sus 95 tesis, hubieron otros personajes importantes como Ulrico Zuinglio, Juan Calvino, John Knox, entre otros, quienes difundieron y tradujeron la Biblia en otros idiomas. La distribución de las Sagradas Escrituras ayudó a que los índices de analfabetismo disminuyeran dramáticamente en diversos países.

5. Hay cinco principios teológicos que unieron a las distintas ramas de la Reforma, y son:

  • Sola Fide: Solo por fe.
  • Sola Christus: Solo por medio de Cristo.
  • Sola Gratia: Solo por gracia.
  • Sola Scriptura: Solo por la Escritura.
  • Soli Deo Gloria: Gloria solo a Dios.

6. La Reforma causó la intolerancia religiosa y la persecución y matanza de muchos cristianos. Además, fue el motivo por el cual se originaron muchas guerras entre países que estaban en contra y a favor del Papa. Sin embargo, una vez que éstas terminaron, con el tiempo se estableció la libertad de creencia y culto.

7. El primer libro impreso fue la Biblia. El invento de Johannes Guttenberg hizo que se publicaran Biblias a gran escala y también se propagaran los textos de la Reforma.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Cristianismo en la cultura 3

Cristianismo en la cultura

Fui invitado para una entrevista en una radio argentina sobre “Cristianismo y cultura”. Propuse corregir el título de la misma a “Cristianismo en la cultura” porque la “y” sugiere que ambos conceptos van por diferentes carriles y tal noción me parece incorrecta. El cristianismo es un componente de la cultura, no algo diferente y ajeno a ella.
Tal vez valga la pena precisar que cristianismo no es lo mismo que Cristo, Hijo de Dios encarnado. El cristianismo es la expresión humana institucional de quienes se reconocen a sí mismo como seguidores del Cristo. Por eso es correcto afirmar que es parte integrante de la cultura y no algo distinto. Es importante señalar esto porque como en todos los “ismos”, los cristianos se ven tentados a absolutizarse ellos mismos en tanto cristianos. Pero ese es el lugar de Dios, no el de ellos.
En tanto componente cultural, el cristianismo forma parte del acervo religioso al igual que las otras religiones. La religión es uno de los componentes de la cultura, tales como la tradición y las costumbres, el lenguaje, la educación, la política, la economía, la ciencia y el arte.
Desde sus comienzos y hasta más o menos el siglo 16 el cristianismo era una fuerza cultural predominante en Europa y en todos los territorios conquistados por ella. Formaba parte integral de la vida individual y social. Concedamos que hubo épocas oscuras de su acción en la cultura, pero no podemos negar que así y todo fue determinante en la historia de los pueblos que llegó a tocar.
Desde el Renacimiento hasta hoy, el cristianismo fue cediendo su posición como protagonista y referente de la cultura hasta quedar reducido a una de las tantas opciones religiosas disponibles hoy. El despertar que tuvo con la Reforma protestante se fue apagando en la medida que resolvió confinarse al ámbito de la salvación personal, la vida cristiana institucional y una actividad evangelística y misionera que ha tocado a poco más del 10% de la población mundial.
Si el cristianismo va a volver a ser una fuerza cultural importante en la sociedad va a exigir a los cristianos a retomar la idea de la Biblia como una cosmovisión integral y a Dios como soberano sobre todas las cosas humanas y no sólo las referentes a la salvación y la evangelización. Si eso no sucede, el cristianismo seguirá siendo un actor secundario en la cultura contemporánea.

(Este artículo ha sido escrito especialmente para CVCLAVOZ)

Recurso de queja 4

Recurso de queja

Y su amada esposa, ¿cómo está?, ¿Por qué no lo acompañó? me pregunta cierto dirigente de un lugar donde voy a dictar unas conferencias de comunicación. Varias cosas me pasan por la cabeza antes de responderle con un sobrio: “Soy divorciado”.
Primero, me sigue sorprendiendo que la gente evangélica suponga siempre que si uno ya pasa de los cincuenta o sesenta años y enseña cosas en círculos cristianos, está casado, es feliz y tiene una amada esposa.
¿De donde sacan eso, me sigo preguntando? ¿Por qué siguen creyendo que el mundo es perfecto, feliz y realizado para la gente que profesa la fe si no siempre es así? ¿Por qué persiste ese lenguaje estereotipado sobre el matrimonio cristiano feliz? Cincuenta por ciento de la gente cristiana casada enfrenta o enfrentó conflictos, separaciones y divorcios. ¿No otorga eso un poco de inteligencia? Si la mitad de las personas viven esa realidad, ¿no habría que ser un poco más cuidadoso y no suponer el estado civil y la felicidad de la persona que está recién conociendo?
Pero eso no parece posible. La mayoría de los evangélicos sostienen una visión que no se hace cargo de la realidad del mundo actual. Nunca olvido cuando de chicos nos hacían cantar en la Semana Anual de la Familia en la iglesia, Con Cristo en la familia, ¡qué feliz hogar! No les voy a infligir aquí los detalles de la historia de mi familia y de lo lejos que estaba del feliz hogar; todo me parecía tan ajeno a la vida real.
Me cuenta una amiga que sin haber recibido explicación previa se la sacó de cierto liderazgo en la iglesia porque no estaba casada. Nos queda la pregunta de si ese estado civil habilita automáticamente para ciertas funciones eclesiásticas aunque se sea un inepto (un inepto casado en este caso).
Pensaba que estas restricciones, prohibiciones y prácticas correspondían al oscurantismo propio de los años cincuenta y sesenta, época en que los viví en persona y que eran moneda corriente en nuestros círculos evangélicos. Pero compruebo con tristeza que en muchos sectores han continuado intactos hasta la segunda década del siglo 21 sin que se avizore algún movimiento consistente de reforma y de renovación.
Mientras tanto, sigan sabiendo que por razones ajenas al interés público estoy divorciado, no tengo una amada esposa y no estoy interesado en que eso cambie.

(Este artículo ha sido escrito especialmente para la radio cristiana CVCLAVOZ)

15 frases de Martín Lutero 5

15 frases de Martín Lutero

Martín Lutero fue un amante lector de la Biblia. Su pasión por la lectura le inspiró a redactar muchos escritos que posteriormente sirvieron de inspiración y ayuda para muchos. En sus publicaciones compartió su pasión y amor por Dios, pero también transmitió consejos útiles para la vida diaria. Éstas son algunas de sus frases más destacadas:

  1. «Ser cristiano sin orar no es más posible que vivir sin respirar.»
  2. «No solo eres responsable de lo que dices, sino también de lo que no dices.»
  3. «La razón humana es como subir un hombre borracho a un caballo; lo subes por un lado, y se cae por el otro.»
  4. «Aunque el fin del mundo sea mañana, hoy plantaré manzanos en mi huerto.»
  5. «Una mentira es como una bola de nieve; cuanto más tiempo se le hace rodar, más grande se vuelve.»
  6. «No hay una relación, comunión o compañía más amorosa, encantadora y amistosa, que un buen matrimonio.»
  7. «Doy gracias a Dios por mis opositores, pues ellos me han inclinado a buscar más ardientemente a Cristo en las Escrituras.»
  8. «Yo predico como si Cristo fuese crucificado ayer, resucitó hoy y fuese a volver mañana.»
  9. «Nuestro trabajo es llevar el evangelio a los oídos, y Dios lo llevará de los oídos a los corazones.»
  10. «La música es el arte de los profetas y el regalo de Dios.»
  11. «Si ustedes jóvenes fueran prudentes, el diablo no podría hacerles nada a ustedes, pero ya que no son sabios, necesitan de nosotros los viejos.»
  12. «Le temo más a lo que está dentro de mí que lo que viene de fuera.»
  13. «Paz, si es posible; la verdad, a cualquier costo.»
  14. «La justicia es una cosa temporal que debe al final terminar; pero la conciencia es eternal y nunca morirá.»
  15. «He tenido muchas cosas en mis manos, y las he perdido todas; pero todo lo que he puesto en las manos de Dios, aún las poseo.»

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Lo imposible 6

Lo imposible

Me quedo pensando en la pregunta del presentador en la última entrevista de los jueves en una radio evangélica internacional: ¿Qué hay que hacer para tomar conciencia de lo que dices? Hablábamos acerca de cómo el espíritu de la época ha penetrado en el tejido y la trama del cristianismo evangélico y lo difícil que es un cambio de rumbo en su historia.
Es una enorme pregunta. Porque sabe que no le voy a dar la típica respuesta que combina versículos bíblicos, tradiciones y doctrinas, aparte del recurrido repertorio de frases hechas y lugares comunes. Las cosas son bastante más serias – y urgentes – y no hay posibilidad alguna de comprenderlas en un charlita de entre semana.
Mencionemos algunas imposibilidades. El establishment que sostiene y conduce a las instituciones de la fe es inmenso e impenetrable. Tiene siglos de historia y ha dado pruebas de una supervivencia que sólo se puede atribuir a un milagro. Visto en su conjunto, implica flujos de dinero que proveen los salarios de la dirigencia y solventan los gastos de la infraestructura. Hay posiciones de poder, prestigio e influencia que son intensamente defendidas por los dirigentes y su entorno más cercano; éstas no son cosas que se van a dejar ir sólo porque algunos alborotadores con complejo de profetas – o filósofos – anden metiendo cosas raras en la cabeza de la grey.
Pero hay más razones para lo imposible: las instituciones religiosas no son lugares donde se revisen las doctrinas y las convicciones porque se basan en un texto sagrado considerado infalible. A pesar de que teología, la doctrina y la tradición que emana de ellas no son infalibles (sólo el texto sagrado lo es) han logrado instalar la idea de que lo que se enseña es sagrado. Así, debido a que no se puede deliberar sobre los contenidos de la enseñanza y la doctrina, el espíritu de la época no tiene obstáculos en ir penetrando la institución de una manera imperceptible y efectiva.
Para que en la iglesia haya una autocrítica profunda y un cambio que tenga el impacto de la Reforma protestante en su tiempo, se deben dar condiciones que son inexistentes en el actual orden de cosas institucional: una mirada renovada y relevante al texto bíblico, una comprensión inteligente e iluminadora de la cultura circundante y un contingente de conductores capaces de una tarea de tales proporciones.
Eso, por ahora, se ve imposible…
“Un pensamiento que no cambia la vida del lector es un pensamiento cosmético” (Michel Onfray, filósofo francés).

Send this to a friend