remedio Archives | CVCLAVOZ

All posts in “remedio”

Corazón herido

Un corazón herido no sólo es el resultado de un fracaso en el noviazgo o matrimonio, sino también es causa del abandono de un padre, una madre, de un amigo, de un hijo o alguien que formó parte importante de nuestra vida.

Muchos consideran que el tiempo es la mejor medicina para las heridas del corazón, pero resulta que es todo lo contrario, pues una lesión que no es atendida como es debido y en el tiempo indicado, solamente empeorará.

Es fácil detectar una herida física, pues basta con verla, pero ¿qué hacer con las internas que no se pueden ver y que si no son atendidas podrían causar grandes enfermedades espirituales como el odio o la amargura? No hay médico que las pueda atender, solamente Dios está capacitado para sanar esas heridas que no se ven “Él sana a los de corazón quebrantado y les venda las heridas.” Salmos 147:3 (NTV).

Quienes conocen del dolor que siente cuando alguien lastima su corazón saben muy bien que el tiempo y la quietud no son la respuesta a su dolor, pues el tiempo da paso a los recuerdos y hoy muchos se encuentran en esa situación, preguntándose ¿Quién fue el culpable? ¿Yo destruí todo? ¿Por qué me abandonó? ¿Ya no me amaba? ¿Qué hice mal?

Si en este momento estás experimentando el dolor de una herida en el corazón, acude a la única persona que puede sanarte, “El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado” Salmos 34:18 (NTV).

No te permitas seguir viviendo en el pasado, no te condenes porque te equivocaste y no dejes que la culpa o el dolor te hagan buscar remedios momentáneos que con el tiempo podrían empeorar tu herida, por ejemplo: una relación apresurada, un vicio o un mal hábito que  no te ayudarán a sanar tu corazón.

Si solamente te sometes a remedios momentáneos para calmar tu dolor, recuerda que tienen un tiempo de efecto, pasado ese lapso el dolor volverá y será aún más intenso.

Hoy Dios quiere atender las heridas que tienes y desea restaurar tu corazón, “El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos” Lucas 4:18 (RVR1960)

¿Quieres que Dios sane tu corazón?

Por Judith Quisbert.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Manantial de bendición

“Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, en cuyo corazón están tus caminos. Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente, cuando la lluvia llena los estanques.” Salmo 84:5-6 (RVR1960).

Tal vez en estos días has experimentado circunstancias tan difíciles que han terminado agotando tus fuerzas y crees que no hay remedio a tus problemas. Quiero que sepas que no todo está perdido, si confías en Dios tendrás nuevas fuerzas y si en tu corazón están sus caminos, tu comportamiento cambiará ante toda circunstancia adversa y podrás transformar el valle de lágrimas en manantiales de bendición.

Por Ruth Manami

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡No dejes de reír!

En muchos lugares veremos que la risa es el mejor remedio del alma. Y es cierto. Reír es maravilloso.

Cuando he estado con amigas que se sienten deprimidas, yo les digo que hagan el gesto de sonreír. Aunque sea forzado, porque ¡resulta que al mover esos músculos de la cara, le pasamos la información al cerebro de que nos estamos sintiendo bien!

Cuando nos reímos se activan las endorfinas. Las endorfinas son neurotransmisores que se activan al mover ciertos músculos de la cara…los que usamos para reír o sonreír. Esas endorfinas nos hacen sentir más felices y menos estresados.

Reír también ayuda a expandir los pulmones. Al reír además relajamos los músculos del cuerpo.

Una risa a carcajadas puede ser una maravillosa manera de liberar emociones. Hay muchas personas que se pasan la vida reprimiendo sus emociones y reacciones, ya sea por las normas sociales o muchas veces porque son tímidas. Al reír a carcajadas se liberan de tanta represión. Incluso luego de reír, a partir de ese momento de risa, todo lo que viene después en nuestro día, nos parece mejor. Le vemos el lado positivo.

La risa hace a las personas más atractivas. Es decir, la gente a nuestro alrededor se sienten atraídas hacia los que reímos. Sienten que somos más accesibles y la actitud alegre y positiva, la buena disposición es contagiosa. Por tanto, con la risa haremos sentir mejor a todos a nuestro alrededor.

Hay que reír a diario, es saludable, positivo, contagioso y nos da felicidad.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend