sabios Archives | CVCLAVOZ

All posts in “sabios”

No te esclavices 1

No te esclavices

“… y el que toma prestado es esclavo del prestamista” Proverbios 22: 7

Hay personas que nunca están conformes con lo que tienen y por eso muchas veces sucumben con facilidad a la tentación comprar cosas a crédito. Si las deudas no son controladas, poco a poco la persona y luego su familia van perdiendo la paz. La Biblia dice que al contraer deudas nos hacemos esclavos de nuestros acreedores. Esto puede verse claramente cuando una persona está pagando altísimos intereses por un dinero que pidió prestado y la deuda en lugar de disminuir, se hace cada vez más grande. Por lo tanto, seamos sabios y no sedamos a la tentación de endeudarnos. Hebreos 13:5 (NVI) “Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré»” Te animo a buscar la dirección de Dios en cuanto a las decisiones relacionadas con tus finanzas, cree que Dios suplirá todo lo que te hace falta.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Haz que Dios se glorifique! 2

¡Haz que Dios se glorifique!

“Si se aman los unos a los otros, todo el mundo se dará cuenta de que son discípulos míos.” Juan 13:35 (DHH)

En ocasiones puede resultar difícil amar a nuestro prójimo, especialmente cuando nos lastiman. Pero es importante obedecer a Dios, aprendiendo a ser sabios y prudentes. Podemos mostrar misericordia antes que nuestra vieja naturaleza brote y hiera a las personas que apreciamos; como dice su palabra en Efesios 4: 26, 27: “Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo” Recuerda que es importante dejar que pase un momento para que tanto la otra persona como nosotros podamos reflexionar. Notarás que después, se identificará el error y sin importar quién tome la iniciativa, podremos pedir perdón o perdonar por amor y en obediencia a la Palabra, evitando que el enemigo dañe nuestras vidas, demostrando así que somos hijos de Dios. Hoy te animo a perdonar y actuar siempre en amor.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

La Estrella de Belén 3

La Estrella de Belén

Sabemos por lo que hemos leído en la Biblia, que fue la Estrella de Belén la que guió a los Reyes Magos o los Sabios, – como los mencionan en otras versiones de la Biblia- al lugar donde nació Jesús. En Mateo se menciona que los Magos vieron aparecer la Estrella por el Oeste.

Hay muchos que dicen que se pudo haber tratado de un planeta, o cualquier otro fenómeno astrológico como un cometa. Aunque a muchos se les haga difícil creer que un astro pudo marcar un lugar tan concreto como un pesebre, quienes conocemos a Dios, quienes tenemos fe, sabemos que nuestro Dios es capaz de hacer lo que nos parece imposible, posible.

Sin embargo, aunque muchos señalan y lo vemos en los nacimientos que colocan algunas personas en Navidad, que los Reyes Magos llegaron al pesebre donde estaba el recién nacido Jesús, en Mateo 1:9-11 leemos: 9 Después de oír al rey, siguieron su camino, y sucedió que la estrella que habían visto levantarse iba delante de ellos hasta que se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño.10 Al ver la estrella, se llenaron de alegría. 11 Cuando llegaron a la casa, vieron al niño con María, su madre; y postrándose lo adoraron. Abrieron sus cofres y le presentaron como regalos oro, incienso y mirraY como se menciona que llegaron a la “casa” y no al pesebre y el lugar donde estaba “el niño” y no el bebé, hay quienes dicen que los Magos o Sabios, no llegaron el día del nacimiento de Jesús, sino mucho tiempo después. Pero lo importante no es la edad de Jesús para el encuentro con esos personajes que venían desde lejos. Lo importante es que la estrella o planeta o cometa, los guió a ese Rey del que ellos tuvieron conocimiento y al que iban a llevar unos regalos muy especiales. A ellos también les fue revelado que El Rey cuyo reino jamás tendrá fin, estaba por nacer.

Si les interesa este tema, les recomiendo ver una película que más que película, es un documental o ‘película informativa’ acerca de ese fenómeno que guió a esos Sabios. Se llama así: “The Star of Bethlehem”, del productor Stephen Mc Eveety; se las recomiendo. No se si está en español, pero estoy segura que debe tener subtítulos. Si la ven, quiero que me cuenten su experiencia personal al verla. Escríbanme a: [email protected]

Dios les bendiga y les de un 2016 lleno de maravillosos y asombrosos acontecimientos mientras nos acercamos cada vez más a Él.

Debo recuperar el tiempo perdido 4

Debo recuperar el tiempo perdido

Es común escuchar “debo recuperar el tiempo perdido” en boca de alguien que parece  haberlo desperdiciado.  Con un esfuerzo que va mas allá de lo normal, buscan hacer aquello que no han hecho con anterioridad. A pesar que parece motivador escuchar éstas palabras, realizar algo que no hiciste ayer puede producir cierta preocupación o estrés del que Dios quiere librarnos.

Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Efesios 5:15-16

En la Biblia, jamás se habla de “recuperar el tiempo perdido”, sino de “aprovechar” bien el tiempo. La palabra “diligencia” significa “hacer algo que nos fue ordenado teniendo cuidado y eficacia en la tarea” Es decir, Dios quiere que seamos sabios con nuestro tiempo, que lo aprovechemos y hagamos con mucho esmero y cuidado lo que El nos manda hacer cada día.

Entonces Moisés les dijo: “No guarden nada para el día siguiente”. Sin embargo, algunos no hicieron caso y guardaron un poco hasta la mañana siguiente; pero para entonces se había llenado de gusanos y apestaba, y Moisés se enojó mucho con ellos. Después de este incidente, cada familia recogía el alimento cada mañana, conforme a su necesidad. Cuando el sol calentaba, los copos que no se habían recogido se derretían y desaparecían. Éxodo 16:19-21

El pueblo de Israel, padecía hambre en el desierto, entonces Dios decidió enviarles un pan muy especial que caía del cielo, al cual llamaron “Maná”. Para recibir ésta bendición, debían obedecer y levantarse cada mañana para tomar solo lo que comerían en ese día. Es decir no podían guardar para el día siguiente porque de lo contrario lo que era una bendición (el maná)  se convertiría en algo que hiede y cría gusanos.

Del mismo modo, Dios nos da diferentes órdenes para cada día y en obedecerlas se encuentra nuestra bendición.  Sin embargo, podemos perderla a causa de nuestra desobediencia o simplemente por desperdiciar el tiempo. Lo que debemos entender es que el tiempo perdido no se recupera más. Hay una bendición de Dios para cada día si somos capaces de obedecerle en amor.

Hoy decide aprovechar bien tu tiempo, levántate temprano, ponte de rodillas para hablar con él, comienza a leer la biblia y entérate de lo que Él quiere decirte hoy, para que al mismo tiempo seas bendecido. ¡No pienses en el tiempo perdido!, ya no se puede recuperar, hoy enfócate en no desperdiciar más ni un solo minuto de la vida que Dios te ha regalado.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend