salud Archives | CVCLAVOZ

All posts in “salud”

Materias complementarias

(Una vez me preguntaron si podía escribir algunas ideas para un proyecto de discipulado. Mala idea. Siempre derrapo. Ofrecí lo siguiente para los nuevos creyentes como materias complementarias. Nunca me respondieron. Vean aquí por qué).

“Como comentario inicial diría que discipulado no es una palabra que sale en la Biblia. Es un constructo medio griego para darle estructura al ministerio de Jesús.

La propuesta:

Animarlos a comprender el mundo en que viven. Tener otros tiempos o bien dentro de la misma reunión para hablar acerca de temas actuales que están ocurriendo en la ciudad (sugiero que no hablen de temas de otros continentes al principio): política, justicia social, educación, salud, temas urbanos, arte, etc. Tomar un tema que esté en el tapete de las noticias y reflexionar juntos sobre que entienden y qué ven. No dejarles arribar a conclusiones simplistas como “Así es la voluntad de Dios”, “Son los últimos tiempos” o “No son temas espirituales”. Animarlos no sólo a intentar comprender lo que pasa (leyendo, escuchando noticias, hablando con personas que conocen más del tema), sino preguntarles qué harían ellos si tuvieran la facultad democrática de hacer algo.

Invitarlos a participar como espectadores si es posible de una reunión del consejo municipal, de una reunión sindical, de un encuentro de estudiantes en protesta, etc.

Invitarlos a ver una obra de teatro, una exposición de pintura, fotografía, escultura, arte digital, etc. y charlar con los artistas.

Elegir ciertas películas de contenido, no comerciales, y después de verlas plantear una conversación sobre la cuestión tratada. Por ejemplo, pueden ver “The million dollar baby” con Clint Estwood, “Buenas Noches y Buena Suerte” o “The Matrix” y discutir sobre la temática.

Analizar artículos editoriales sobre temas de interés de la ciudad, crónicas actuales como los juicios a los violadores de los derechos humanos o la política educacional de la ciudad.

Conocer en directo la parte oscura de la ciudad: pobreza, prostitución, violencia en la familia, abuso infantil, aborto, tráfico y consumo de drogas, delincuencia, orientaciones sexuales alternativas, corrupción, tráfico de personas, explotación laboral, desempleo, mendicidad, abandono de los ancianos, la gente que vive en la calle. Desarrollar una manera de conocer las raíces de esos problemas, no sólo dar cafecitos y sándwiches a medianoche o hacer una visita de cortesía, sino comprender las raíces del problema y ver qué se puede hacer.

A ver qué pasa con estas ideas…”

¡El optimismo te hace más saludable!

Al vivir situaciones negativas podemos llegar a tener actitudes pesimistas con respecto a la vida. Hasta cierto punto, esto puede ayudarnos a tomar medidas de precaución, pero cuando se convierte en un hábito afecta nuestra salud y hasta nuestra esperanza de vida.

Diversos estudios científicos han demostrado que existe una estrecha relación entre la actitud de una persona y su salud. Por una parte puede prevenir enfermedades, y por otra, ayuda en el proceso de recuperación. Por ejemplo, investigadores de la Universidad de Illinois1 descubrieron que las personas optimistas tenían entre 50 y 76 por ciento más probabilidades de obtener buenos puntajes en los exámenes médicos y además tuvieron el doble de probabilidades de obtener una puntuación en el rango ideal de salud cardíaca.

Asimismo, ser optimista también alarga la esperanza de vida. Un estudio publicado en Journal of Personality and Social Psychology2 encontró que las personas que tienen una autopercepción más positiva con respecto al envejecimiento viven 7.5 años más que aquellos que son pesimistas. «Los hallazgos sugieren que las autopercepciones de los grupos estigmatizados pueden influir en la longevidad», sostienen los investigadores.

Es importante notar que las personas optimistas no están libres de los problemas, sino que saben afrontar las situaciones con un pensamiento positivo. Su forma de ver la vida los lleva a manejar mejor el estrés y a practicar hábitos saludables. Todo esto ayuda a que su salud sea mejor y vivan por más años.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Hernandez, R., Kershaw, K., Siddique, J., Boehm, J., Kubzansky, L., & Diez-Roux, A. et al. (2015). Optimism and Cardiovascular Health: Multi-Ethnic Study of Atherosclerosis (MESA). Health Behavior And Policy Review, 2(1), 62-73. doi: 10.14485/hbpr.2.1.6
2Levy, B., Slade, M., Kunkel, S., & Kasl, S. (2002). Longevity increased by positive self-perceptions of aging. Journal Of Personality And Social Psychology, 83(2), 261-270. doi: 10.1037/0022-3514.83.2.261

Esto le pasa a tu cuerpo cuando mientes

Es un hecho comprobado que todos los seres humanos mentimos. Y cuando lo hacemos, muchas cosas suceden en nuestro cuerpo, especialmente en nuestro cerebro. Éstas tienen consecuencias de las cuales no estamos alertas y repercuten en nuestra vida más de lo que creemos. A continuación se encuentran algunos de los efectos biológicos que producen las mentiras:

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

-Garrett, N., Lazzaro, S., Ariely, D., & Sharot, T. (2016). The brain adapts to dishonesty. Nature Neuroscience, 19(12), 1727-1732. doi: 10.1038/nn.4426
-Dachis, A. (2012). What Lying Actually Does to Your Brain and Body Every Day. Recuperado el 01 de noviembre de 2018, de https://lifehacker.com/5968613/what-lying-actually-does-to-your-brain-and-body-every-day
-The American Psychological Association. (2012). Lying Less Linked to Better Health, New Research Finds. Recuperado el 01 de noviembre de 2018, de https://www.apa.org/news/press/releases/2012/08/lying-less.aspx

¡La soledad mata más que la obesidad!

Algunos artículos proclamaban que la soltería podía matar a alguien más que la obesidad. Sin embargo, lo que en realidad mata no es la soltería, sino la soledad.

De acuerdo a un comunicado de prensa de la Asociación Americana de Psicología, la soledad y el aislamiento social representan un peligro para la salud más que la obesidad. Anteriormente se había comprobado que la soledad empeora considerablemente el estado de salud de una persona, pero ahora se descubrió que es más letal que la mala alimentación. (Para mayor información, leer el artículo ¡La soledad agrava las enfermedades!)

El comunicado explica que como seres sociales, conectarnos con otros es una necesidad para nuestro bienestar y sobrevivencia. No obstante, los índices de soledad están creciendo en todas partes. Por ejemplo, en los Estados Unidos, aproximadamente 42.6 millones de personas sufren de soledad crónica. Además, las estadísticas indican que hay un alarmante número de gente que sufre de depresión. «Estas tendencias sugieren que los estadounidenses se están volviendo menos conectados socialmente y experimentan más soledad», señala la profesora de psicología en la Universidad Brigham Young, PhD. Julianne Holt-Lunstad.

Según 148 estudios realizados en más de 300 mil participantes, las personas que tienen mayor conexión social reducen al 50 % el riesgo de morir prematuramente. En otra serie de 70 estudios hechos en 3.4 millones de personas en diferentes continentes, se descubrió que la soledad, el aislamiento social o el vivir solos tienen un efecto significativo en el riesgo de muerte prematura. En contraste, las personas que sufren de obesidad tienen un riesgo 45 % mayor de muerte.

Estos resultados indican que la soledad sí es más letal que la obesidad; sin embargo, este hecho no es una justificación para descuidar nuestra alimentación. Todas las decisiones que tomamos a diario influyen en nuestra calidad de vida y, tarde o temprano, pagaremos por nuestros buenos o malos hábitos. Por lo tanto, no solo debemos preocuparnos en consumir alimentos saludables, sino también de alimentar nuestra mente y espíritu.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

-American Psychological Association. (2017). So Lonely I Could Die. Recuperado el 26 de octubre de 2018, de https://www.apa.org/news/press/releases/2017/08/lonely-die.aspx
-Harvard T.H. Chan School of Public Health. (2016). As overweight and obesity increase, so does risk of dying prematurely. Recuperado el 26 de octubre de 2018, de https://www.hsph.harvard.edu/news/press-releases/overweight-obesity-mortality-risk/

¿Has recibido malas noticias?

Una mujer salió frustrada de un hospital porque le dijeron que su enfermedad no tenía solución y solamente le quedaba tres meses de vida. Desde ese momento no pudo descansar tranquila y lo único que hacía era buscar una salida. Ese tiempo alguien la invitó a una iglesia, a la que asistió como su única esperanza y después de conocer a Cristo vivió veinte años más.

Lamentablemente muchos profesionales en la salud acaban fácilmente con la esperanza de las personas cuando utilizan palabras como: “no hay solución para ti”, “tu esposa posiblemente nunca podrá tener hijos”, “te queda poco tiempo de vida”, “la operación es de alto riesgo” Y es comprensible porque es parte de su ética profesional decir siempre la verdad.

Otro aspecto es que ellos son humanos, su trabajo es limitado y por tanto, no pueden prometer cosas que no van lograr. Así que si has recibido una noticia preocupante de parte de los doctores no te desanimes, existe alguien a quién puedes acudir, es Todopoderoso y tiene grandes promesas para ti.

Entonces dijo: De cierto volveré a ti; y según el tiempo de la vida, he aquí que Sara tu mujer tendrá un hijo. Y Sara escuchaba a la puerta de la tienda, que estaba detrás de él. Y Abraham y Sara eran viejos, de edad avanzada; y a Sara le había cesado ya la costumbre de las mujeres.

Se rio, pues, Sara entre sí, diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor ya viejo? Entonces Jehová dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: ¿Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja?  ¿Hay para Dios alguna cosa difícil?…” Génesis 18:10-14 (RVR 1960)

El Señor prometió a Abraham que tendría un hijo, pero él y su esposa estaban viejitos; además a Sara le había llegado la menopausia, por lo que médicamente hablando era imposible que esta mujer pudiera quedar embarazada.

Por esta razón ella dudó y se rio al escuchar nuevamente la promesa de Dios, pero el Señor le hace una pregunta bastante clara: ¿Hay para Dios alguna cosa difícil?

Es posible que hayas recibido una terrible noticia o sucesos angustiantes han venido sobre ti o tu familia, pero quiero preguntarte ¿Habrá algo difícil para Dios? En esta oportunidad te animo a clamar por tu aflicción al Señor y depositar tu confianza en Él.

¡Con Dios tenemos una esperanza!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Una noche de insomnio puede hacerte subir de peso

Hay muchos factores que contribuyen al incremento de peso. Los más comunes son el exceso de comida, la falta de ejercicios y malos hábitos. Sin embargo, increíblemente, los científicos han descubierto que también el insomnio puede hacerte subir de peso.

En un artículo publicado en la revista Science Advances, un grupo de investigadores de la Universidad de Uppsala estudiaron a 15 personas que participaron en sesiones de laboratorio. Allí se controlaron la clase de actividad que practicaban y la cantidad de comida que ingerían. Sin tomar en cuenta ninguna característica en especial, permitieron que algunos participantes durmieran ocho horas completas y a otros los mantuvieron despiertos durante la noche. Cada mañana, les practicaban biopsias para medir la cantidad de grasa y músculos. Además les extraían sangre para determinar el nivel de azúcar, grasa y aminoácidos.

Investigamos el impacto genómico y fisiológico de la pérdida de sueño aguda en los tejidos periféricos al obtener tejido adiposo y músculo esquelético después de una noche de pérdida de sueño y después de una noche completa de sueño.”, afirman los científicos. Al final del experimento, los investigadores encontraron que la grasa y los músculos actúan en diferente manera de acuerdo a los patrones de sueño. Descubrieron que la disminución de las horas de sueño promovía la ganancia de peso y la disminución de masa muscular. A pesar de hacer este importante hallazgo, aún no han podido comprender los mecanismos moleculares subyacentes que influyen en estos resultados. No obstante, esta investigación proporciona un mejor entendimiento sobre cómo la interrupción del sueño y los ritmos circadianos pueden promover el aumento de peso y a la pérdida degenerativa de masa muscular.

¿Eso quiere decir que para bajar de peso debes dormir mucho?

No. Dormir en exceso es dañino para el cuerpo, así como también lo es dormir poco. Es por ello que los especialistas recomiendan dormir el tiempo justo de acuerdo a la edad. Ninguno de los extremos es bueno y lo mejor es llevar una vida balanceada.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Cedernaes, J., Schönke, M., Westholm, J., Mi, J., Chibalin, A., & Voisin, S. et al. (2018). Acute sleep loss results in tissue-specific alterations in genome-wide DNA methylation state and metabolic fuel utilization in humans. Science Advances, 4(8), eaar8590. doi: 10.1126/sciadv.aar8590

¿Te encuentras en tratamiento?

Mi padre presenta deficiencia renal, por lo que debe realizarse diálisis tres veces a la semana. La diálisis es un tratamiento que consiste en reemplazar las funciones del riñón como limpiar la sangre de las impurezas. Mi padre a veces se desanima y quiere dejar de asistir, pero es cuando le repetimos que es un deber que tiene, de lo contrario su vida estaría en peligro.

Entiendo que no es fácil para él que este tratamiento se haya hecho parte de su vida, pero cuando se descuida su salud empeora, por tanto, es fundamental hacerle comprender que para tenerlo muchos años más a nuestro lado debe asumir esta etapa como una responsabilidad.

“De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte.” Juan 8:51 (RVR1960)

Quisiera comparar este tratamiento con la necesidad que tenemos de cuidar nuestro espíritu. Este pasaje hace referencia a que cuando dejamos de guardar la palabra de Dios al no congregarnos o realizar nuestros ejercicios espirituales, comenzamos a sentirnos mal hasta que nuestro espíritu se debilita y muere.

Un pastor decía que cuando dejaba de orar o estudiar la Biblia era notorio porque su carácter cambiaba, se encontraba constantemente de mal humor ¿te ha pasado? Como testimonio personal puedo decir que al separarse del Señor uno se siente desprotegido y vulnerable a caer en cualquier momento.

La búsqueda del Señor todos los días debería ser un deber, asistir a la iglesia, orar o estudiar la Biblia son prácticas fundamentales para nuestra subsistencia espiritual, por tanto, no debería haber excusas para no hacerlo.

¿Cómo está tu salud espiritual? Así como muchas personas dependen de un tratamiento para subsistir, de la misma manera debería ser nuestra dependencia de Dios. Si te sientes frío o debilitado te animo a volver a Él porque tiene un gran propósito para ti, por supuesto que a veces no es fácil en especial cuando enfrentamos pruebas, pero recuerda que es nuestra responsabilidad.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Cómo comenzar a ejercitarte, incluso si no te gusta

¿Quieres comenzar a ejercitarte, pero no te gusta? Los beneficios de los ejercicios son más que conocidos en el mundo. Expertos lo recomiendan no solo por cuestión estética, sino por salud. No obstante, eso no quiere decir que a todos les guste practicarlo. Hacer ejercicios es algo que demanda tiempo, esfuerzo y constancia, los cuales no muchos están dispuestos a hacer. Pero cuando el mismo cuerpo lo demanda y necesita, es mejor ejercitarse y evitar futuras enfermedades. Para comenzar a hacerlo y no rendirte a mitad de camino, estos son algunos consejos que puedes tomar en cuenta:

Busca un compañero de ejercicio

Si crees que no puedes comenzar a ejercitarte solo, considera hacerlo con alguien más. Está científicamente comprobado que hacer ejercicio con otra persona es mejor que hacerlo por tu cuenta. Tener a alguien que te acompañe a ejercitarte es de beneficio porque te ayuda a mantenerte enfocado y a persistir. Por supuesto, esto depende mucho de a quién sea tu compañero. Si eliges a una persona que se da por vencida muy pronto, o que no es responsable, probablemente ambos fracasen. Sin embargo, si es alguien determinado y quien no se rinde con facilidad, te ayudará a mantenerte motivado siempre.

Un compañero de ejercicio puede ser un amigo, un familiar o tu pareja. De hecho, si es tu pareja o un ser querido cercano, los ejercicios los ayudarán a fortalecer sus lazos. (Para más información, leer Beneficios de hacer ejercicios con tu pareja)

Fija una meta

Las metas son un aliento para ser perseverante. Puedes fijarte metas a corto y largo plazo y medir tu resultados de acuerdo a ellas. Por ejemplo, puedes proponerte ejercitarte una hora al día y convertirlo en parte de tu rutina. Cuando estableces pequeñas metas, en lugar de grandes retos, podrás cumplirlas con mayor eficiencia. En cambio, si tu meta es bajar 20 kilos en un mes, puedes caer en el desaliento o tomar medidas extremas para lograrlo. Es por ello que lo mejor que puedes hacer es ir paso a paso y no desesperarte en el proceso.

Sé exigente contigo mismo

Nadie puede hacer ejercicios a tu cuenta. Si tú no lo haces, nadie más lo hará. Por lo tanto debes preocuparte por tu cuerpo y cumplir con tus metas. Esto no significa excederte o ser duro contigo mismo, sino ser consciente con respecto a tu cuerpo. Cuando aprendes a valorarte y a amarte a ti mismo, entenderás que cuidar de tu salud es parte del autoestima, y que no puedes amar a otros si no te amas primero. Probablemente sientas dolor la primera semana de ejercicios, pero una vez que logres pasar esos días, recompénsate con algo que no sea comida chatarra. Celebra cada victoria y también piensa en los beneficios de ejercitarte cada vez que tengas flojera de hacerlo. Ten en cuenta que hacer ejercicios es parte de un estilo de vida y no es una cosa de un solo día.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Beneficios de hacer ejercicios con tu pareja

Los ejercicios nos mantienen activos, saludables y con un peso adecuado. Pero ¿tendrán algún beneficio extra si se practica en pareja? Algunos estudios han demostrado que compartir actividades con un ser querido hace que ambos se vuelvan más cercanos. En el caso del ejercicio, los investigaciones han comprobado que practicarlo en pareja es de más provecho. Algunos de los beneficios de ejercitarse o practicar algún deporte con un ser amado, son:

Se motivan juntos y se mantienen saludables

Una investigación previa demostró que las parejas tienden a subir de peso (para mayor información leer ¿Las parejas felices suben de peso?), por lo cual es importante que cuiden de su salud. Hacer ejercicios juntos no solo los mantiene a ambos en su peso adecuado, sino que les ayuda a seguir ese estilo de vida. Según Barbara A. Brehm1, profesora en Smith College in Northampton, los compañeros de ejercicio disminuyen los pensamientos negativos e incitan a continuar con la rutina de ejercicios. Si una pareja se ejercita, es mucho más sencillo que logren las metas que se establecen, ya sea a corto o largo plazo.

Incrementa la confianza mutua

Una moda que se ha propagado a través de Instagram son las rutinas de ejercicios para parejas. Para este tipo de actividad, las dos personas deben participar como apoyo para el otro y así ejercitarse juntos. Esta práctica requiere confianza y coordinación mutua, y aun si uno de ellos no es atleta, si practican y se esfuerzan, pueden lograrlo con el tiempo. Lo que vale es que a través de los movimientos corporales y el ejercicio progrese la intimidad que se tienen.

Tienen una relación más feliz

De acuerdo a investigaciones2, hacer ejercicios en pareja no solo ayuda a tener una relación más feliz, sino que también incrementa la atracción mutua. Esto se debe a que cuando se ejercitan se liberan hormonas que les ayudan a fortalecer sus vínculos emocionales. Además, compartir momentos juntos les permite desarrollar una comunicación más efectiva, lo cual resulta en una relación más saludable, estable y satisfactoria.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Get Motivated: The Workout You Won't Cancel | HealthyWomen. Recuperado el 03 de agosto de 2018, de https://www.healthywomen.org/content/article/get-motivated-workout-you-wont-cancel?page=2
2DiDonato, T. (2014). 5 Reasons Why Couples Who Sweat Together, Stay Together. Recuperado el 06 de agosto de 2018, de https://www.psychologytoday.com/us/blog/meet-catch-and-keep/201401/5-reasons-why-couples-who-sweat-together-stay-together

Si todos vamos a morir, ¿por qué debo cuidar de salud?

Hay personas que cometen excesos en su salud y ponen de pretexto: “de algo tendré que morir”. Otros incluso van más allá y dicen: “¿para qué voy a cuidarme si al final todos vamos a morir?” Si bien estas frases pueden parecer de poca relevancia, en realidad revelan una forma de pensar errónea. Es cierto que la muerte es parte del ciclo del ser humano; no obstante, esto no quiere decir que no debamos cuidar nuestra salud. El cuidado personal es parte de nuestra responsabilidad por las siguientes razones:

Nacimos con un propósito

“Tú creaste mis entrañas;
me formaste en el vientre de mi madre.
¡Te alabo porque soy una creación admirable!
¡Tus obras son maravillosas,
y esto lo sé muy bien!” (Salmos 139:13-14 NVI)

Sin importar las circunstancias, no hay ser humano que haya nacido por error. Dios permite que una persona venga al mundo porque tiene un propósito. La vida que él nos da es un regalo, pero también implica responsabilidad. Esto significa que debemos cuidar cada área de nuestra existencia, no solo el aspecto mental y espiritual, sino también lo físico. Aun cuando no tengamos la salud perfecta, debemos tomar las mejores decisiones que nos guíen a honrar a Dios con nuestro cuerpo.

Cuidar tu salud es parte de la alabanza a Dios

“¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios.” (1 Corintios 6:19-20 NVI)

La alimentación tiene gran relevancia cuando se trata de la salud. La ingesta de comida chatarra conlleva a enfermedades que pueden resultar mortales. Pero muchos utilizan Mateo 15:17-18 como un permiso para comer lo que quieren. No obstante, esos versículos fueron dichos en un contexto completamente diferente. Jesús no minimiza el cuidado de la salud. Es más, en 1 Corintios 6:19-20 leemos que no somos dueños de nuestro cuerpo y que cuidarlo es parte de la honra a Dios. Esto quiere decir que si descuidamos nuestra salud no estamos alabando a Dios debidamente.

Hay males que vienen por razones externas que escapan de nuestras manos. Sin embargo, no podemos escudarnos en ellas para descuidar nuestra salud. Dios mide nuestra actitud en base a las circunstancias que nos toca vivir. Está en nuestras manos hacer que las dificultades fortalezcan nuestra fe y seamos ejemplo en todo momento.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡Consejos para mantenerte joven toda tu vida!

Como la vez pasada hablé de los mitos que tenemos acerca de envejecer, esta semana les quiero dar consejos para mantenerse jóvenes.

En primer lugar, hay que mantenerse activos. Si llegas al punto en que te retiras de trabajar, busca otra tarea para hacer regularmente. Hazlo como un trabajo, ya sea leer un libro, cultivar un jardín de especias o hierbas o un jardín de frutos y hortalizas.

Segundo, no dejes de hacer ejercicio diario. Es importante que la sangre circule, y los músculos que no se usan se van atrofiando.

En tercer lugar, tu alimentación debe ser de mucha calidad. No te dejes llevar por antojos que sepas que no son saludables. Al menos no muy a menudo. Come muchas frutas y vegetales.

Mantente hidratado siempre. Toma mucha agua. El agua de coco es muy muy buena para tu salud, para tu piel.

Hazte exfoliación en tu piel y mantenla hidratada también. Así eliminas las células muertas y tu piel se ve brillante, juvenil.

Disfruta de la vida y del momento. No estés viviendo en el pasado ni preocupándote por el futuro. El presente es eso, un presente, un regalo. Vívelo, y disfrútalo al máximo.

Haz las cosas que te gustan más a menudo.

Ríe mucho. Busca la manera. Hay películas que nos hacen reír mucho, pero también hay personas con las que es tiempo de risas. Rodéate de esas personas.

No dejes de tomar un poco de sol diario, sobretodo antes de las diez de la mañana y después de las cuatro de la tarde. Ayuda a mantener tu nivel de vitamina D y eso ayuda a tus huesos.

No dejes de aprender algo a diario. Sobre todo, algo que te rete, que te pueda parecer complicado. Inténtalo hasta que lo logres.

Disfruta de tu familia y de tus amigos al máximo. No dejes pasar un día sin comunicarte con ellos.

Espero que te gusten estos consejos y me des tu opinión.

Dios te bendiga.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

3 mitos acerca de envejecer

Todos vamos a envejecer, es nuestra naturaleza y desde que nacemos vamos envejeciendo. Pero hay muchos mitos acerca de este suceso inevitable para todos.

1. Cuando envejeces te vuelves senil

No es así de simple y no hay por qué condenar a todos los que nos vamos haciendo “maduros” con esa afirmación.

Cuando se envejece se van olvidando algunas cosas, pero yo soy así desde chica. Dicen que es porque tengo demasiadas cosas en mente.

Hay estudios que dicen que puede ocurrir más fuerte en los años maduros debido a deficiencias vitamínicas. Por eso es necesario mantener una dieta balanceada para que no haya deficiencias.

2. Las cremas y productos hidratantes rejuvenecen la piel

No existe nada que realmente vuelva las células más jóvenes. Los productos de uso tópico inciden en el índice de rotación celular de la epidermis e influye en que las capas superiores se vean más frescas al hidratarlas y es eso lo que hace que la piel parezca más joven.

La piel no rejuvenece por usar cremas, pero cuidándonos del sol, manteniéndonos hidratados, manteniendo la piel hidratada y alimentándonos con una dieta balanceada va a lucir más sana.

3. A medida que se envejece es más difícil adelgazar

Esa afirmación es falsa.  Muchas personas de la tercera edad pueden estar sintiendo que es difícil bajar de peso por medicamentos que les prescriben y pueden tener ese efecto secundario.

Lo que si puede influir en que les cueste bajar de peso es que dejan de ejercitarse o quieren seguir comiendo como adolescentes. Ahí si viene el problema. Piensan que el ejercicio les puede lesionar. Hay pocas cosas tan saludables como el ejercicio y una dieta balanceada en esta edad. Se puede hacer natación, caminar, ir al gimnasio y usar las máquinas con poco peso. Muchas veces las personas mayores rebajan justamente porque van perdiendo masa muscular. Evidentemente no se va a hacer un entrenamiento para triatlones ni van a practicar Zumba o Cross Fit. Ejercicio moderado, pero que haga circular la sangre y los mantenga ágiles, flexibles y activos.

Cuando nos mantenemos en un peso saludable, nos ejercitamos, socializamos, difícilmente envejeceremos con problemas. Los años pasan y evidentemente nuestro cuerpo cambia, pero si nos cuidamos tendremos mejor calidad de vida cuando lleguen los muchos años.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend