suicidio Archives | CVCLAVOZ

All posts in “suicidio”

6 cosas que debes saber antes de decirle “sí” al suicidio

Muchas de las razones por las que crees que acabar con tu vida es una buena idea, son mentiras que te ciegan de ver la verdad. Antes, considera estas verdades que pueden cambiarlo todo:

1. Eres amado:

Tal vez alguien te dijo que te ama, pero sus palabras y acciones te demostraron lo contrario. Por esa mala experiencia puedes creer que no existe el amor y que toda clase de afecto es condicional, pero te equivocas. Dios te ama con un amor tan grande que escapa de la compresión humana. A Él no le importa cuán popular eres, cuánto dinero tienes, ni las logros que has obtenido. Aunque todos los demás te dejen y rechacen, Dios te acepta y te acoge en sus brazos (Salmos 27:10).

2. Eres valioso:

No creas las mentiras que dicen que no vales nada. Eres tan valioso y preciado que Dios tiene contados cada uno de tus cabellos (Mateo 10:29-31). Para Él eres una joya preciosa que tiene toda su atención. Dios no trabaja en una oficina ni tiene horario de atención; si deseas hablarle, solo debes hacerlo y Él te estará escuchando al instante. ¡Así de inmenso es su amor por ti!

3. Fuiste elegido antes de nacer:

No naciste por accidente o error. Dios sabía que vendrías al mundo y te conoció desde ese momento. Él te dio libertad para tomar decisiones en tu vida y elegir el camino que quisieras. Sabía que cometerías errores y que sufrirías penas, pero aún así permitió que nacieras para poder adoptarte como hijo (a) suyo (Efesios 1:5). A Dios no le importa las cosas que has hecho en el pasado. Si aceptas ser su hijo, Él te hará una nueva persona.

4. Tu vida tiene un propósito:

La vida no solo es subsistir. Dios te creó con un propósito y tiene un plan especial para tu vida. Él conoce tu verdadero valor y sabe que tienes mucho para dar. Sus planes para ti son de bien y no de mal, y son para darte un futuro lleno de esperanza (Jeremías 29:11).¡ Aún estás a tiempo de descubrir ese propósito y vivir con esperanza!

5. Tu dolor no durará para siempre:

Dios siempre está cerca para salvar a los que no tienen ni ánimo ni esperanza (Salmos 34:18) y puede llevarse tu dolor si así lo decides. No tienes por qué cargar con la tristeza ni la desesperanza para siempre. La muerte no hará que esas cosas desaparezcan, pero si quieres ponerle un fin a todo eso, Dios puede hacerlo por ti.

6. Puedes comenzar una nueva vida ahora:

Todos los seres humanos pecamos y esas malas acciones nos separan de Dios. Nuestro destino debería ser la muerte y el sufrimiento eternos, pero Dios envió a su único hijo, Jesús, para hacerlo en nuestro lugar hace más de dos mil años (Juan 3:16-17). Gracias a ese sacrificio, hoy puedes tener al Espíritu Santo en tu vida y disfrutar de una vida llena de paz, esperanza y amor. Ese regalo es gratuito y está disponible para todos. Si deseas aceptarlo, solo tienes que hacer esta oración:

“Padre, sé que he cometido muchos errores y que mis pecados me han separado de ti. Estoy arrepentido, por favor perdóname. Ahora quiero alejarme de mi pasado y dejar el dolor atrás. Creo que tu hijo Jesucristo murió por mis pecados, que resucitó de entre los muertos, y que está vivo y escucha mi oración. Quiero que Jesús sea el Señor de mi vida y reine en mi corazón desde este día. Por favor, envía tu Espíritu Santo para que te ayude a obedecerte, y hacer tu voluntad por el resto de mi vida.”

Si hiciste esta oración, por favor escríbenos a [email protected] Queremos saber de ti y ayudarte. Recuerda que no estás solo. Dios te ama y jamás te abandonará.

Si tienes estás considerando el suicidio como una opción, escríbenos a [email protected] o visita: www.unasolarazon.com
Nuestro equipo está listo para ayudarte.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Tu dolor tiene fecha de vencimiento

Puede que estés pasando por situaciones tan difíciles que crees que ya no hay salida, pero lo que sucede en realidad es que el dolor te está vendando los ojos y no te permite ver que hay algo más allá. Esto no significa que tu tristeza no sea real, sino que te está privando de disfrutar tu vida al máximo.

Si deseas que tu dolor termine de una vez, puedes practicar lo siguiente:

Deja que tus lágrimas caigan:

No te reprimas y deja que tu dolor se exprese por medio del llanto. Las lágrimas son una manera efectiva de aliviar la tristeza, mejorar tu ánimo y reducir los niveles de estrés y enojo, así lo confirmó un estudio de la Universidad de Minnesota. Además, te permite ser vulnerable por esos momentos, lo cual significa que puedes ser más sincero y abierto con respecto a lo que te sucede y, de esa manera, desahogarte con mayor facilidad.

Separa un tiempo de duelo para lidiar con tus emociones, pero no te quedes en esa etapa por mucho tiempo; en cambio, continúa y da el siguiente paso.

Habla con Dios:

Probablemente hayas escuchado este consejo antes, pero la mejor manera de dejar tus penas es hablando con Dios. Sé honesto y dile todo lo que sientes. Si debes pedirle perdón por algo, hazlo; y si necesitas ayuda para perdonarte a ti mismo, díselo también. Mateo 11:28-29 (PDT) dice Vengan a mí los que estén cansados y agobiados, que yo los haré descansar. Acepten mi enseñanza y aprendan de mí que soy paciente y humilde. Conmigo encontrarán descanso. Así que no dudes en acudir a Él y contarle por lo que estás pasando.

Después de hablar con Dios, dedica algunos minutos a la lectura de la Biblia. Una historia que puede ayudarte es la de José y se encuentra en Génesis, los capítulos 37 y del 39 al 45. Él pasó por dificultades en su vida, pero confió en Dios y su fidelidad fue premiada.

No te encierres:

Hay muchos estudios que han confirmado la relación entre el quedarse encerrado en casa y la depresión. Aún cuando no tengas deseos ni motivos para salir a la calle, procura salir lo más que puedas y pasar el tiempo con personas que pueden ayudarte. También puedes ocupar tu tiempo en alguna actividad física o pasatiempo. Lo importante es que no des lugar a la tristeza y comiences una nueva vida alejada del dolor.

Si necesitas algún consejo, escríbenos a [email protected]
Si tienes estás considerando al suicidio como una opción, escríbenos a [email protected]

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo saber si alguien tiene pensamientos suicidas?

Aproximadamente, una persona se suicida a cada 40 segundos. Antes se creía que esta suma estaba compuesta en su mayoría por adolescentes; sin embargo, en la actualidad se reportan más casos de suicidio de adultos.

Como parte de la campaña global para luchar contra este problema, diferentes organizaciones decretaron a setiembre como el mes de prevención contra el suicidio. Esto es con el fin de prevenir posibles casos en el futuro; ya que la gran mayoría de suicidios tienen señales de alerta que pueden ser detectados a tiempo. Según el director del Centro Médico de Rochester para la Medicina del Comportamiento afueras de Detroit, M.D. Joel L. Young, Predecir el suicidio no es una ciencia, y algunas personas que se suicidan emiten pocas o ninguna señal de advertencia. Pero la mayoría de los suicidios vienen con un bando de banderas rojas, y conocer los signos de que alguien a quien amas está considerando el suicidio puede ayudarte a intervenir antes de que sea demasiado tarde.” Éstas son algunas señales que demuestran que alguien tiene pensamientos suicidas:

  1. Ha tenido por lo menos un intento de suicidio.
  2. Habla sobre la muerte, el suicidio de manera casual y frecuente.
  3. No presenta una mejora en su tratamiento contra la depresión clínica.
  4. Se hace cortes o algún otro tipo de daño a su cuerpo.
  5. Hace planes para su funeral.
  6. Amenaza con suicidarse.
  7. Deja de hacer lo que antes disfrutaba.
  8. Abuso de drogas o alcohol.
  9. Empieza a practicar actividades que ponen en peligro su vida.
  10. Pérdida o incremento de sueño.
  11. Cambios bruscos de humor.
  12. Manifiesta pensar que no será extrañado por nadie si se muere.
  13. Alejamiento de sus amigos y familiares.
  14. Pérdida de apetito.
  15. Comienza a regalar sus posesiones más preciadas.
  16. Siente ansiedad o sensación de estar atrapado.
  17. No tiene esperanza ante sus problemas.
  18. Habla constantemente de que se siente como una carga.
  19. Busca en internet maneras para suicidarse.
  20. Escribe su testamento o cartas de despedida.
  21. Se despide de las personas que le importan.
  22. Tiene problemas de salud.
  23. No supera un trauma de la niñez.
  24. Compra de armas de fuego, veneno, cuerdas, pastillas, o algún otro instrumento para suicidarse.
  25. No muestra preocupación por su aspecto personal o higiene.
  26. Limpia y ordena su cuarto más de lo normal.
  27. No tiene energía.
  28. Bajo rendimiento académico o laboral.
  29. Conduce de manera temeraria.
  30. Paga todas su deudas y arregla asuntos que dejó pendientes.

Si identificas algunos indicios en una persona que conoces, lo mejor es consultar con un especialista, consejero, pastor, o alguien que tenga experiencia al tratar estos casos. Es mejor intervenir a tiempo y evitar tragedias futuras.

Si estás luchando contra los pensamientos suicidas, visita: www.unasolarazon.com
Nuestro equipo está listo para ayudarte.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Viva, por trece razones

Por Lisa López

Muchas personas quizás no sepan esto, pero en mi vida he tenido dos intentos fallidos de terminar con todo. Las razones que me llevaron a considerar esto no son tan importantes como las razones que me permitieron no llevarlo acabo. Con todo esto no quiero subestimar el porqué la gente lucha con depresión, ansiedad y la oscuridad que esto conlleva. Quiero resaltar el hecho de que no hay nada más grande que Dios. De experiencia propia he aprendido que hay más razones para vivir que para morir. Con los recientes suicidios en las noticias, la nueva moda de los retos suicidas y también el incremento de películas y series de televisión de este tema, he decidido compartir 13 razones por las cuales no debes quitarte la vida.

  1. Porque la vida es mucho más de lo que puedes pensar.
  2. Porque todavía tienes muchísimas cosas que alcanzar.
  3. Porque tu vida tiene demasiado valor.
  4. Porque tienes un propósito y no estás aquí por error.
  5. Porque sí puedes ser perdonado, Dios te ama más de lo que puedas imaginar.
  6. Porque eres irremplazable y nadie puede ocupar tu lugar.
  7. Porque todavía tienes que ver y vivir tantas cosas maravillosas que existen a tu alrededor.
  8. Porque has sobrevivido la vida hasta ahora y eres un luchador.
  9. Porque tus días oscuros muy pronto verán la luz ya que toda la noche tiene su amanecer.
  10. Porque aunque parezca imposible, vas a superar lo que estás viviendo y esto te va fortalecer.
  11. Porque tu pasado no te define, solo tienes que soltar.
  12. Porque tú importas y eres valioso para alguien, por favor déjate amar.
  13. Porque mientras el proceso sea doloroso y además muy real, Jesús dio su vida para salvar la tuya, darte esperanza y tu corazón sanar.

Existe ayuda, hay esperanza, y lo más importante de todo, es que no estás solo.

 

Si estás luchando contra los pensamientos suicidas, visita: www.unasolarazon.com
Nuestro equipo está listo para ayudarte.

 

 

Artículo originalmente publicado en www.escritordecorazon.com

Sombra de muerte

Los medios de comunicación como: la televisión, el periódico o las redes sociales, muestran claramente que la muerte se encuentra a la vuelta de la esquina. Todos los días se informan noticias sobre pérdidas humanas, ya sea por enfermedad, asesinato o suicidio.

Por lo tanto, es preciso reconocer a la muerte tal cual como la Biblia la presenta:

“Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo…” Salmos 23:4 (RVR 1960)

En esta porción bíblica, se compara a la muerte con una sombra. El Pastor David Logacho, manifiesta que de esta comparación se puede aprender algunas cosas sobre la muerte:

En primer lugar la sombra está presente pero es lo mismo que si no estuviera. No ocupa lugar en el espacio, puede entrar al agua y no se ahoga, al fuego y no se quema, puede ser pisoteada y golpeada, y ni se inmuta. Es como si no existiera.

En segundo lugar, la sombra nos sigue dondequiera que estemos en un día soleado. Igual es con la muerte, nos sigue dondequiera que estemos a la luz de la vida. Si no hubiera vida no habría muerte.

En tercer lugar, la sombra es inofensiva, los niños tienen miedo de la sombra, pero cuando crecen aprenden que es tranquila. Así es con la muerte, está presente, pero es inofensiva.

¿Alguna vez has tenido miedo a morir? Si pretendemos salir victoriosos ante la muerte, debemos mirarla como una sombra y así debe verla un cristiano.

“El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.” Isaías 9:2 (RVR1960)

Aunque nuestra vida esté en riesgo, no tendremos miedo si hemos permitido que la luz de Cristo resplandezca en nuestros corazones. Él tiene poder sobre la muerte, por tanto, seguiremos vivos si es la voluntad de Dios, por lo cual es como si la muerte no existiera, y aunque esté detrás de nosotros, continuará siendo inofensiva.

Te animo a entregar tu vida al Señor y si estás enfrentando una situación tormentosa, una enfermedad terminal o estás siendo amenazado y perseguido como David, te animo a repetir las palabras de este hombre de Dios: “No temeré mal alguno porque tú estarás conmigo”.

Recuerda que Dios te ama y tiene un propósito con tu vida.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Juego de la ballena azul: Señales de un comportamiento suicida

El “Juego de la ballena azul” se ha popularizado a través de las redes sociales y ha incitado a más de 130 suicidios en todo el mundo. Este juego se inició en Rusia, y pronto se extendió por todo el mundo. Hasta ahora se conocen aproximadamente seis casos en Latinoamérica: tres en Brasil y otros tres en Colombia. Las autoridades de distintos países ya han comenzado a alertar a los padres sobre este peligroso juego, pues los participantes son en su mayoría menores de 15 años.

Juego de la ballena azul:

Este juego está compuesto por 50 retos diarios que el participante debe cumplir. Entre los desafíos se encuentran hacerse cortes en el brazo, ver películas de terror en la madrugada, escuchar música enviada por los moderadores del juego, cortarse los labios, pincharse la mano con un alfiler repetidamente, permanecer en los techos de lugares altos, entre otros; y el reto final es quitarse la vida.

Para participar del juego, se debe contactar a los administradores y ellos envían mensajes de texto con los retos diarios. El jugador debe enviar pruebas fotográficas o en vídeo de que verdaderamente está cumpliendo con las demandas. Una vez que se inicia el juego, no se puede dar marcha atrás, pues, de lo contrario, los administradores amenazan con asesinar a los familiares del participante.

El creador del juego y el origen del nombre:

En Rusia arrestaron a Filipp Budeykin, un joven de 21 años, por ser el presunto creador del juego. El sitio web Saint-Petersburg le hizo una entrevista exclusiva, donde afirmó que los fallecidos por el juego no tienen “ningún valor para la sociedad” y que él solo “estaba limpiando nuestra sociedad de tales personas”. Además, señaló que “murieron felices. Les di lo que no tienen en la vida real: calidez, comprensión y comunicación”. Posteriormente, Budeykin fue ingresado en el hospital psiquiátrico de San Petersburgo por sufrir de desorden bipolar. Con respecto al origen del nombre, se debe a que la ballena azul es un animal marino que tiene la peculiaridad de acercarse a la costa para morir.

Señales de alerta de un comportamiento suicida:

Debido a la rápida propagación de este juego, los padres, maestros y demás ciudadanos, debemos de estar en alerta constante para evitar el suicidio en los adolescentes. La Asociación Americana de Suicidología advierte las siguientes señales:

  • Ideación: Cuando la persona comienza a idealizar el suicidio y a contemplarlo como una opción. A menudo habla del tema, o lo menciona casualmente en una conversación.
  • Abuso de alguna sustancia: Cuando se incrementa o se inicia en el consumo de alguna sustancia dañina como el alcohol o las drogas.
  • Pérdida del propósito de la vida: Cuando la persona no encuentra una razón para continuar viviendo y habla del tema como algo normal.
  • Ansiedad: Usualmente va de la mano con pérdida o incremento del sueño, además de agitación y nerviosismo excesivo.
  • Sensación de sentirse atrapado: Cuando la persona piensa que el suicidio es la única salida.
  • Desesperanza: Cuando demuestra perder el optimismo por las cosas cotidianas y por la vida.
  • Aislamiento: Cuando se aleja de sus amigos y familiares, o cuando deja de hacer las actividades que usualmente disfrutaba.
  • Enojo: Cuando muestra tener ira o rabia descontrolada. También se manifiesta cuando tiene sed de venganza.
  • Temeridad: Cuando tiene un comportamiento temerario o practica actividades riesgosas y que pueden poner en peligro su vida.
  • Cambios de humor: Cuando se observan cambios dramáticos en el estado de ánimo, especialmente cuando hay signos de depresión.

Si identificaste cualquiera de estos indicadores en el comportamiento de un familiar, amigo, o conocido, busca ayuda profesional de inmediato. Si el comportamiento suicida no es detectado a tiempo, puede tener fatales consecuencias. La Organización Mundial de la Salud afirma que hay aproximadamente 800 000 suicidios por año, pero que por cada suicidio concretado, hay muchos casos más de intentos en vías de ejecución.

Fuente: http://www.who.int/mental_health/suicide-prevention/suicide-infographic-es.pdf?ua=1

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Mira lo que dijo Christine D’ Clario sobre el suicidio

Tras el suicidio de su vecina de apenas 16 años, la cantante Christine D’ Clario, publicó un vídeo en su página en Facebook y se pronunció sobre el tema, pues este hecho la afectó profundamente. “Me hace pensar que tal vez ésa podría haber sido yo, porque cuando yo estaba adolescente contemplé el suicidio en varias ocasiones”, afirmó Christine. Asimismo, envió un mensaje de esperanza a todos aquellos que han perdido la esperanza y piensan que la muerte es la solución.

Mira el vídeo:

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué es la depresión y qué podemos hacer al respecto?

La depresión se puede describir como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido o derrumbado. La mayoría de nosotros se siente de esta manera de vez en cuando durante períodos cortos y esto se puede considerar normal, pues hay diversas razones que pueden ocasionar estos breves episodios.

Pero existe la depresión clínica, que es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un período de algunas semanas o más.

Los síntomas de la depresión abarcan:

  • Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces.
  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño.
  • Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso.
  • Cansancio y falta de energía.
  • Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Movimientos lentos o rápidos.
  • Inactividad y retraimiento de las actividades usuales.
  • Sentimientos de desesperanza y abandono.
  • Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio.
  • Pérdida de placer en actividades que suelen hacerlo feliz, incluso la actividad sexual.

Estos síntomas pueden aparecer en todas las edades.

También existen diversos tipos de depresión clínica, en las que podemos incluir la depresión posparto, la depresión premenstrual o TDP (trastorno disfórico premenstrual), la depresión estacional TAE (trastorno afectivo estacional), la depresión mayor con características psicóticas (las personas pierden el contacto con la realidad por momentos) y el trastorno bipolar, que ocurre cuando la depresión se alterna con manías.

La depresión puede ser transmitida de padres a hijos, puede ser desencadenada por hechos estresantes o una combinación de factores. Uno sabe que necesita a un médico profesional cuando la persona afectada con depresión:

-Escucha voces que no existen.

Llora con frecuencia sin motivos.

-Falta al trabajo, a la escuela o a eventos familiares por más de dos semanas.

-Siente que algún medicamento le causa depresión pero no deja de tomarlos.

-Tiene varios de los síntomas que indican depresión.

Si el nivel de depresión no es mayor, varias de las cosas que podemos hacer para mejorar ese estado de ánimo son:

-Recordar que somos una creación maravillosa de un Dios asombroso que nos ama incondicionalmente

-Pensar en momentos agradables, positivos, alegres de su vida.

-Caminar al menos 15 minutos en un parque, bosque o en cualquier lugar abierto cada vez que se sientan así.

-Tomar suficiente agua. El sentirnos fatigados, deshidratados, muchas veces aumenta la posibilidad de trastornos anímicos.

-Reducir el consumo de lácteos, chocolate, café; pues el exceso de estos, a veces trastornan químicamente nuestro organismo y nos pueden dar sensación de desánimo.

-Dormir bien es muy importante.

Hay varios pasajes Bíblicos que recomiendo leer cuando se sientan así:

“Regocíjense por su santo nombre; alégrense ustedes, los que adoran al Señor”. 1 Crónicas 16:10

“¡Así que alégrense mucho en el Señor y estén contentos, ustedes los que le obedecen! ¡Griten de alegría, ustedes de corazón puro!” Salmos 32:11

“¡Alégrense! ¡Estén contentos, porque les espera una gran recompensa en el cielo!” Mateo 5:12

Y por encima de todo, busquen a Dios, Él siempre estará ahí para nosotros.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡No te canses de vivir!

Hace días en mi habitación, vino a mi mente el recuerdo de aquella tarde donde estaba disfrutando un partido de baloncesto en la televisión, cuando mi hija mayor me dice: “Papi, el hijo menor del pastor Rick Warren se suicidó”.  Puede oír de sus labios la noticia a lo lejos mientras continuaba observaba la intensidad del juego, pero fue justo cuando ella dice su célebre expresión: “¿Papi, me escuchaste?”.  Justo en ese momento reaccioné compungido y asombrado del pesar familiar que los Warren enfrentaban.   En ese instante la miré y le dije “estoy muy apenado y debemos pedirle a nuestro Dios que consuele a toda la familia Warren que sufre este dolor” .

Aun tengo el recuerdo muy presente del momento.  Una avalancha de preguntas que toda niña de su edad puede realizar: ¿Pero por qué se suicidó? ¿Era hijo de un pastor, cierto? ¿Ahora se va al infierno? ¿Lo puede perdonar Dios por esa decisión? ¿Por qué se quitó la vida? Ante la abrumadora ola de inquietudes, intentaba procesarlas y a la misma vez pensar en las respuestas que mis hijas necesitaban escuchar.  Antes de abrir mi boca para comenzar a explicar lo que pudo suceder en la vida del hijo menor del predicador Warren, ya tenía ante mi nuevas inquietudes que tenía que procesar muy bien antes de responderlas.

Entre las nuevas cuestiones se hallaron algunas como: ¿Sansón también se suicidó, verdad? ¿Es un suicidio lo que Jesús hizo? ¿Amanda Todd, la chica de Canadá, no será recibida en el cielo? ¿A dónde van todos los niños y niñas que se matan por la doctrina de su religión ?  Unas cuantas preguntas, y el Rafa sin saber por dónde comenzar las respuestas.  De manera inesperada vino a mi mente la inspiradora  respuesta para mis hijas… ¡No se cansen de vivir!

Tanto la muerte de  Matthew Warren, el hijo menor de Rick & su esposa Kay (causada por una enfermedad mental), el suicidio asistido de Brittany Maynard, la desaparición de los 43 estudiantes mexicanos  y el doble asesinato de las hermanas hondureñas María José , y su hermana Sofía Trinidad  son sucesos sociales muy dolorosos  y difícil de explicar las razones para que sucedan.

Todavía recuerdo aquellos días en Puerto Rico donde mis abuelos maternos, tuvieron que enfrentar el suicidio de sus dos hijos en un tiempo relativamente corte.  Yo, estuve en la casa de mis abuelos en esos días cuando encontramos los cadáveres de ambos tíos, uno en su habitación y el otro en el sofá del hogar.  Fue impactante todo el proceso que trajo la decisión mortal de ellos.  Verlos sin vidas y tirados sin oportunidad de volver a escucharlos fue traumático para todos.  Las preguntas iban y venían.  ¿Qué paso aquí?  ¿Por qué  hicieron esto?  ¿Se merecían un final así?

A veces pienso en mi papá Carlos, quien fue el responsable de expresar un mensaje pastoral para consolar a todos los familiares presentes en la funeraria y en cementerio.  Tuvo que ser muy difícil encontrar el contenido apropiado para consolar a los padres, hermanos, hijos, sobrinos y conocidos de los difuntos.  Años han pasado desde la muerte de mis abuelos, y todavía es complicado hablar del tema entre los familiares durante días festivos.

Llegar a ser parte de El Antivirus, me ha permitido escuchar historias muy desgarradoras y dolorosas de los oyentes que sintonizan a CVCLAVOZ.   Son acontecimientos demoledores que estremecen hasta lo más profundo de mi ser.  En ocasiones he dicho, “Señor mi Dios ayúdame a no quedarme de brazos cruzados.  Dame la palabra necesaria para ayudar a otros que puedan estar pensando en terminar sus días en la tierra o rendirse y vivir sin esperanza. Que puedan encontrar en Ti la plenitud de sus vidas”.

Encuentra tu auxilio en Jesucristo cuando no tengas fuerzas para seguir.  Deleitate en su Presencia.  El dijo “Ustedes viven siempre angustiados y preocupados. Vengan a mí, y yo los haré descansar”. (Mateo 11:28 NTV)   Por favor… !No te canses de vivir!

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!

 

La llamada

Andrea tenía una amiga muy querida, Patricia, y desde niñas ellas habían compartido muchos momentos juntas.

Patricia, tenía constantes problemas con sus padres, la presión y circunstancias adversas la tenían deprimida. Un día, ella llamó a Andrea para conversar pero justo ese momento no podía atender su llamada así que sólo le dijo que después la llamaría. Al cabo de unas horas Andrea recibió la noticiaque su amiga se había quitado la vida.

Andrea no podía creer lo que había ocurrido y se repetía: Si sólo hubiese atendido su llamada, esto no hubiese pasado.

Tristemente, muchas personas se quitan la vida todos los días y también hay quienes mueren por diferentes circunstancias, pero lo desconcertante es que varios de ellos se van sin conocer a Dios, sin saber que en Jesús hay Salvación y vida eterna.

En Romanos 10:14-15(RVR1960) dice: “¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? …”

Cada cristiano tiene la tarea de compartir las Buenas Nuevas de Salvación, pues así damos lo que hemos recibido de Dios. Aunque todos llegamos de manera diversa a conocerlo, siempre hubo alguien que nos habló de Él y su maravilloso amor.

Una llamada, un mensaje, un correo puede ser también la manera de compartir el mensaje de Salvación; podemos responder a esa persona necesitada de Dios o simplemente ignorarla.

Dios manda a que seamos embajadores del reino, ayudemos a salvar a más personas, atendamos las llamadas de quienes están necesitados de una esperanza para sus vidas.

Prediquemos la palabra en tiempo y fuera de tiempo.

“Pues no me avergüenzo de la Buena Noticia acerca de Cristo, porque es poder de Dios en acción para salvar a todos los que creen, a los judíos primero y también a los gentiles.”Romanos 1:16 (NTV)

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend