“No te jactes del día de mañana, porque no sabes lo que el día traerá.” Proverbios 27:1

La Biblia definitivamente es una guía maravillosa que dice tantas verdades que nos ayudan en el día a día. Sin embargo muchos no quieren leerla.

Hay quienes sienten que no la van a entender… pero si no lo intentan, ni modo que les vaya a dejar algo.

¡Pero ese Proverbio es tan cierto! Nos pasamos la vida haciendo planes desde que tenemos uso de razón. Pensamos qué queremos ser cuando grandes, qué carrera vamos a estudiar, a qué edad nos vamos a casar, cómo va a ser la casa de nuestros sueños, cuántos hijos vamos a tener, cuántos países vamos a conocer; y la lista puede continuar. La mayoría de las veces, las circunstancias lo cambian todo y muchos terminan frustrados porque no lograron lo que habían planificado.

Si lo hubiesen consultado con Dios o lo hubiesen puesto en Sus manos, la historia podría haber sido otra. Tal vez las circunstancias hubieran cambiado de la misma manera, pero la frustración no estaría porque tendrían claro que la voluntad de Dios está por encima de la nuestra.

Te interesa:  4 mitos acerca de perder peso

Dios busca gente dispuesta y la pone donde a Él le parece. Seamos humildes y dejemos que nuestro Padre amado nos guíe y dirija nuestras vidas. Él solo quiere lo mejor para nosotros. Consúltale, dile cuáles son tus sueños y pídele que te ayude a lograrlos. Si hay un cambio, recíbelo con la misma alegría que hubieses recibido lo que has anhelado. Dios te está respaldando.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta