Muchos usuarios de yesHEis me envían mensajes preguntándome cómo orar. La verdad es que no hay una fórmula, pero definitivamente estoy segura que a nuestro Dios no le gusta que hagamos una “letanía aprendida y repetida hasta el cansancio” como hace mucha gente. A veces están orando y haciendo otra cosa a la vez.

Yo te pregunto: ¿Te gustaría que cuando estás conversando con una persona, esa persona estuviera haciendo dibujitos o respondiendo mensajes de su celular? No, ¿verdad? Eso indicaría que no te está prestando atención.

Pues lo mismo ocurre con la oración. Orar es conversar con Dios. Y si, la conversación puede ser interrumpida por cosas, pero cuando son temas muy importantes es mejor buscar un lugar a solas y donde no haya distracciones y simplemente conversa con Él como si fuera tu mejor amigo. Él ya lo sabe todo sobre ti, sabe todo lo que te inquieta y cuáles son tus deseos más anhelados, pero le encanta escucharte. Dios nos ama tanto, que lo que más desea de nosotros es tiempo con Él. Él está en todas partes, así que no hay excusa. Cuando vas en el auto puedes hablarle y puedes adorarlo también. Yo trato de tener siempre música de adoración en el auto, y cuando salgo a caminar también. Y alzo mis manos hacia Él. No hay un lugar ni momento específico para adorar a Dios, para hablarle, agradecerle y consultarle también.

Te interesa:  Lleva tu paraguas

Así que ahí está tu respuesta a cómo orar. Es tener una conversación con Dios. Y por favor, no ores solo para pedir. Ora primero que todo para darle gracias por todo lo que tienes, lo que has vivido, la gente que te rodea, dale gracias por tu empleo si lo tienes, por la salud, por poder ver, escuchar, sentir, hablar, caminar. De hecho, no tienes que unir las manos, no tienes que cerrar tus ojos. Solo que a veces lo hacemos porque nos ayuda a concentrarnos.

Cada día es una nueva oportunidad que Dios nos da. Pasemos tiempo a solas con Él siempre. Cuando te acostumbres, te darás cuenta que es la tarea más importante de cada día y aprovecharás cada instante que tengas para hablar con Él y adorarlo.

Dios te bendiga.

Cuéntame si tienes otras maneras de orar y de adorar a Dios.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta