“Mis enemigos emprenderán la retirada cuando yo clame a ti por ayuda. Una cosa sé: ¡Dios está de mi lado!” Salmos 56:9 (NTV)

Cuando estás frente a un problema, ante una necesidad o ante una enfermedad, etc. recuerda que no debes luchar solo, porque Dios está esperando tu llamada de auxilio y está dispuesto a pelear de tu lado, solo llámalo y vendrá para ayudarte y librarte de tu enemigo.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta