Y llegó la Navidad.

Tiempo de felicidad, de alegría, de bondad.

 

Qué belleza…la grandeza vino al mundo.

¡Majestad!

 

Tan precioso, Rey hermoso;

Su pureza sin igual.

 

Sacrificio por los vicios, los pecados, la maldad.

 

Y tu amor es asombroso, Rey glorioso.

Tus promesas, Tu verdad…

 

Por tu creación amada, tan perdida, tan cegada

Que no vieron tu Deidad.

 

Sin embargo no hizo mella, Tu cumpliste, tu vida diste

Por tu amada humanidad.

 

Reviviste la esperanza y una hermosa relación.

Diste al mundo redención, y un mensaje:

¡Amor y paz!

 

Feliz Navidad a todos.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta