¿Cuáles son las 4 etapas de la relación de pareja?

Todas las relaciones de pareja tienen su evolución, por eso pasan por diferentes etapas, aprendamos de ellas para comprender en cual estamos, para donde vamos y así disfrutar más de la relación con la pareja que hemos elegido para compartir nuestra existencia.

1. Etapa de la atracción: Es la etapa de emociones intensas que me hace sentir atraído por la otra persona, predomina lo positivo, se idealiza y se quiere compartir mucho tiempo con el.

Existen varios tipos de atracción como: la física, la artística, la intelectual, la financiera.

En esta etapa es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Preguntarnos a quien estamos atrayendo y que me brinda. En muchos casos solemos sentirnos atraídos por personas que llenan vacíos en nuestra vida.

– Evaluar cómo me estoy comportando , que reflejo, que transmito.

– Saber que quiero en esta relación que inicio, por ejemplo un compromiso o pasar un rato agradable.

2. Etapa del enamoramiento: En esta etapa disminuye la idealización, es más aterrizada permitiendo identificar no solo los aspectos positivos del otro sino también sus oportunidades de mejora.

El nombre de la etapa nos refleja 2 palabras: enamorarte–miento. Palabras que en muchas acciones conscientes o inconscientes se reflejan en esta etapa, buscando comportamientos que continúen generando química y áreas en común con la otra persona. Queremos mostrarnos como una persona perfecta, muchas actuaciones no son naturales, se hacen con la intención de proyectar la persona que el otro quiere. En esta etapa es importante identificar bien la persona que verdaderamente es, deben tener la certeza que los comportamientos no sean solo por complacerse sino que sean porque nace

Recomiendo en esta etapa las siguientes acciones:

-Procurar decir la verdad, mostrarnos como realmente somos.

– Observa el comportamiento de la otra persona y su consistencia. Mira y date cuenta del trato que le da a otras personas, ya sea familiares o personas que le estén sirviendo en un restaurante o lugares públicos.

– Escucha el tono de voz del otro. La forma en que hablamos nos dice mucho de lo que llevamos por dentro: lo que sale de nuestra boca esta en nuestro corazón.

– Analiza los mensajes de texto que te envía. Mira los comentarios que hace como respuesta a historias, fotos y comentarios de otras personas en las redes sociales. La forma en que escribimos, dice mucho de quienes somos como personas.

3. Etapa de la objetividad:

Es la etapa de mayor riesgo en la relación ya que de un momento a otro, le damos entrada a lo negativo, nos enfocamos en lo que la otra persona hace que no nos gusta, buscamos todo tipo de excusa para juzgar y criticar como por ejemplo: Ya no vemos bien como el otro come, cocina, se viste, duerme, habla, su comportamiento en público.

En esta etapa ya muchos comportamientos nos molestan, lo que hace que el mayor reto sea que las discusiones no trasciendan a terminar la relación. Es común ver como la misma razón por la que te sentiste atraído por esa persona es la que en esta tercera etapa te molesta. Esta etapa se resume: lo que en primera etapa me atrajo, en esta nos separa.

Te interesa:  La Banda Rain estrena video de "Tuyo Soy"

Se evidencia la regla 80/20: Tu pareja tiene el 80% de todo lo que buscas en una persona pero le falta el 20% de lo que quiero en ella. La visualización del otro se enfoca más en este y no en admirar y agradecer por el 80% que tiene y me agrada.

Conocerse más y resolver las diferencias juntos, es la mejor manera de disfrutar de esta etapa, por eso te invito a:

– Agradecer constantemente por la persona que tienes al lado.

– Enfocarte en el 80 que te agrada de tu pareja.

– Comunicarte positivamente con un tono de voz suave y cercano, lograr acuerdos.

– Estar dispuesto a realizar ajustes en tu forma de ser, hacer y tener.

– Proponer y realizar rutinas que te ayuden a superar lo que no te gusta

4. Etapa del amor verdadero: Esta es la etapa donde deseo todas las relaciones lleguen, es la etapa de aceptación incondicional, donde en todo momento te enfocas en el 80% de lo bueno de tu pareja y no en el 20% de aquello que no tiene o no te gusta, es la etapa donde las observaciones se realizan de manera constructiva, con amor y ante todo a final de cada discusión o mal entendido siempre buscamos la forma de decir: “Mi amor que puedo hacer de mi parte para que nuestra relación siga creciendo, para ayudarte como persona para que vivamos mejor, para que estemos más unidos como familia y pareja.”

En esta etapa buscamos la solución hacia adentro, en nosotros.

Para lograr llegar aquí, te recomiendo:

– Hacer un listado de todo lo positivo que tiene mi pareja y leerlo todos los días.

– Se respetuoso con tu pareja y todo lo que está a su alrededor.

– Incorpora el efecto sorpresa en tu relación.

– Se detallista: Ábrele la puerta del automóvil, envíale chocolates, flores o una tarjeta.

Escríbele notas y cartas dejándole saber lo agradecido que estas por que sea parte de tu vida.

– Continúen creciendo juntos tanto en lo intelectual, personal, familiar, Social, físico,etc.

– Generen una rutina de citas semanales ya sea para desayunar, hacer ejercicio o salir.

– Al final de cada conversación déjale saber lo mucho que lo/la amas.

Ten presente que para comenzar a recibir en tu relación de pareja hay que dar, estas crecen y evolucionan y si llegas a la última etapa en tu relación, la persona más importante después de Dios en tu hogar debe de ser tu pareja, ya que en la ley de la vida, nuestros hijos se van del hogar y va a ser tu pareja la que va a permanecer contigo por el resto de tu vida, por eso cuídala y recuerda permanentemente todo lo que te atrajo e hizo posible que hoy comparta tu existencia. Depende de ti.

Nestor Ochoa

En El Arranke estuvimos conversando de esto, escucha aquí la entrevista:

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta