motivación Archives | CVCLAVOZ

All posts in “motivación”

¿Sabías que la envidia mata?

Todos somos culpables de haber envidiado a alguien, por lo menos una vez en nuestras vidas. Cuando vemos a nuestro alrededor que otros tienen más que nosotros, o cuando revisamos las redes sociales y observamos que los demás tienen aparentemente una mejor vida; sentimos envidia, la cual mata ciertas áreas de nuestra existencia. Éstas son algunas de las cosas que se destruyen por causa de la envidia y los celos:

Mata tu madurez:

Sin importar cuánto te esfuerces en madurar cada día, si envidias a alguien, estás dando un paso hacia atrás. Los celos hacen que uno actúe de acuerdo a impulsos del momento, y no de acuerdo a un pensamiento lógico y racional. 1 Corintios 3:3 (NVI) dice “…Mientras haya entre ustedes celos y contiendas, ¿no serán inmaduros? ¿Acaso no se están comportando según criterios meramente humanos?” Por lo tanto, no puede existir madurez donde hay envidia.

Mata tu motivación:

Cuando haces algo sólo para superar a alguien, estás cometiendo un grave error. Tal vez puedes lograr tu meta y hacerlo mejor que los demás, pero tu motivación se desvanecerá y pronto te caerás en el conformismo y la amargura. Recuerda lo que dice Filipenses 2:3-4 (NTV): No sean egoístas; no traten de impresionar a nadie. Sean humildes, es decir, considerando a los demás como mejores que ustedes. No se ocupen solo de sus propios intereses, sino también procuren interesarse en los demás.” 

Mata tu bienestar físico:

Lamentar lo que no tienes y envidiar lo que otros sí poseen puede ser dañino para la salud. Quejarte y estar celoso de otros te lleva a la frustración, depresión y enojo. Estos sentimientos negativos tienen un gran poder sobre tu cuerpo físico y hasta podrían causarte enfermedades. Es por eso que en Proverbios 14:30 (NVI) dice: “El corazón tranquilo da vida al cuerpo, pero la envidia corroe los huesos.” 

Mata tu relación con los demás:

La Biblia nos insta a amar a los demás y no a envidiarlos. Si alguien tiene más éxito que tú, debes sentirte feliz por esa persona y celebrar sus triunfos. Cuando dejas que la envidia tome control de tu vida, todas tus relaciones personales se verán afectadas y al final podría causar daños irreversibles. Ten presente y practica lo que dice Gálatas 5:14-15 (NVI): En efecto, toda la ley se resume en un solo mandamiento: «Ama a tu prójimo como a ti mismo». Pero, si siguen mordiéndose y devorándose, tengan cuidado, no sea que acaben por destruirse unos a otros.”

Mata tu comunión con Dios:

La envidia da lugar a la maldad. De hecho, en la Biblia dice que tiene un origen terrenal, humano y demoníaco. Santiago 3:14-16 (NTV) dice: “Pero si tienen envidias amargas y ambiciones egoístas en el corazón, no encubran la verdad con jactancias y mentiras. Pues la envidia y el egoísmo no forman parte de la sabiduría que proviene de Dios. Dichas cosas son terrenales, puramente humanas y demoníacas. Pues, donde hay envidias y ambiciones egoístas, también habrá desorden y toda clase de maldad.” Dios no puede habitar donde hay maldad, por lo tanto, no está con aquel que envidia.

Además, Santiago 4:11-12 (NVI) dice: Hermanos, no hablen mal unos de otros. Si alguien habla mal de su hermano, o lo juzga, habla mal de la ley y la juzga. Y, si juzgas la ley, ya no eres cumplidor de la ley, sino su juez. No hay más que un solo legislador y juez, aquel que puede salvar y destruir. Tú, en cambio, ¿quién eres para juzgar a tu prójimo?” Esto quiere decir que cuando envidiamos, nos ponemos celosos y hablamos mal de alguien, estamos usurpando el lugar de Dios como juez. Criticar a alguien no nos hace mejores personas ni más santos ante Dios; en cambio, nos hace caer en falta.

Porque causa maldad y porque nos hace pecar ante Dios, la envidia arruina nuestra relación con Él. Por lo cual, debemos estar atentos y cuidar nuestras acciones y pensamientos. En todo momento debemos encomendar a nuestro Señor que sea Él quien tome el control de nuestra vida, y no nosotros.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

10 preguntas que debes hacerte todos los días

Los niños tienen la habilidad de maravillarse de todo. Cuando son pequeños, todo es nuevo y fascinante para ellos. Sin embargo, cuando comienzan a crecer, se acostumbran a lo que se encuentra a su alrededor y ya no se asombran con facilidad. Si antes les parecía extraordinario la manera en que funcionan las cosas, una vez que aprenden cómo se realiza, ya no tienen más admiración por ellas.

De adultos, estamos tan acostumbrados a despertar y seguir viviendo, que olvidamos que el simple hecho de abrir los ojos cada mañana es un milagro. Al entender esto, debemos aprender a ser más considerados y agradecidos con cada nuevo día. De esta manera, podremos vivir de manera diferente y productiva. Estas son algunas preguntas que ayudan a reflexionar sobre la vida y a darse cuenta de lo que realmente importa:

  1. ¿Qué aprendí de ayer?
  2. ¿Qué puedo cambiar hoy?
  3. ¿En qué pienso invertir mi tiempo libre?
  4. ¿Cómo puedo mejorar mis relaciones interpersonales?
  5. ¿Las decisiones de hoy tendrán repercusión a largo plazo?
  6. ¿Estoy orgulloso de los planes que tengo para hoy?
  7. ¿Tengo algún problema con alguien que deba solucionar?
  8. ¿Qué puedo hacer para ayudar a otros?
  9. ¿De qué manera quiero recordar este día?
  10. ¿Qué mal hábito debo cambiar hoy?

Tampoco debemos dejar de lado la oración, el ejercicio y la lectura de la Biblia. Ésos son los tres ingredientes para comenzar el día de la mejor manera posible.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Guardar secretos es dañino para ti!

Cada persona tiene secretos que no quiere que los demás sepan. Éstos pueden ser desde pequeñas acciones que no afectan a nadie, hasta problemas legales y morales. Por tal motivo, no es sorprendente que la mayoría prefiera guardar sus secretos y no compartirlos con nadie. Sin embargo, un estudio demostró que guardar un secreto propio es dañino para la salud.

Un artículo publicado en Journal of Personality and Social Psychology afirma que guardar secretos causa estrés. Esto no se debe a la presión por no divulgar la información, sino porque las personas no dejan de pensar en ella. La tensión que esto causa puede llegar hasta convertirse en depresión.

Los investigadores realizaron un total de diez estudios a personas de 33 años en promedio; de los cuales identificaron 38 tipos diferentes de secretos. Los resultados revelaron que las personas piensan en su secreto tres veces más de lo que se preocupan por esconderlo. Esta acción generó mala salud y la disminución del bienestar. Además, guardar un secreto hacía que las personas perdieran su autenticidad y se sintieran inconformes con sus vidas.

Que los secretos escondidos tengan malas consecuencias, no significa que uno debe cargar con ese problema para siempre. Cada persona tiene la opción de buscar ayuda en un familiar, amigo, consejero, etc; no obstante, todos ellos son seres humanos y en algún punto pueden fallar. Por lo tanto, es mejor acudir al único ser que jamás traiciona y es fiel con quienes le aman: Dios. Mateo 11:28 (TLA) dice: “Ustedes viven siempre angustiados y preocupados. Vengan a mí, y yo los haré descansar.” Jesús está dispuesto a perdonar tus pecados y hacerte libre de tus cargas. Aún es tiempo de aceptar su oferta y vivir sin ataduras.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cuándo el estrés es bueno para ti?

Estamos acostumbrados a percibir al estrés como algo malo; no obstante, no todo ello es negativo. Estudios recientes han clasificado al estrés en dos categorías: distrés y eustrés. El primero genera consecuencias perjudiciales tanto para la mente como para la salud. Por otra parte, el eustrés impulsa a una persona a ser más productivo y genera una sensación de placer y satisfacción. Para identificar correctamente cuándo el estrés es de beneficio para nosotros, debemos tener en cuenta lo siguiente:

1. Cuando incrementa la productividad:

Hay momentos en los que el eustrés es un impulso para hacer bien o culminar una tarea encomendada. A menudo, el eustrés puede solucionar y/o ayudar a la falta de concentración o motivación.

2. Cuando sirve de impulso:

El distrés desmoraliza y lleva al pesimismo, pero cuando hay eustrés, uno se siente más motivado a hacer las cosas de manera más rápida y con mayor impulso.

3. Cuando sirve de motivador para otros:

Algunas personas tienen reacciones negativas cuando están bajo presión; sin embargo, cuando uno convierte el estrés en su amigo, éste sirve de ayuda para liderar y motivar a los que están alrededor.

4. Cuando fomenta el pensamiento crítico:

Hay tareas específicas que pueden ser tomadas a la ligera cuando se hace sin presión. No obstante, el eustrés ayuda a ser más detallistas y minuciosos con la labor que se realiza.

5. Cuando ayuda a la concentración:

El eustrés funciona como un método de concentración para las personas que se distraen fácilmente y no pueden fijar su atención en una tarea en específico.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

7 prácticas para ser mentalmente fuerte

Cada día debemos tomar decisiones y, aunque algunas tienen más repercusión que otras, nuestro futuro depende de ellas. Hay situaciones en las que es bueno escuchar a nuestro corazón y dejar que él nos guíe; sin embargo, hay otras en las que es mejor no dejarnos llevar fácilmente por los sentimientos y decidir con la cabeza. A los que hacen esto se les denomina mentalmente fuertes.

Estas personas piensan bien antes de tomar una decisión y siempre tienen en cuenta a Dios. Ellos reconocen que si dejan sus preocupaciones, problemas y planes ante Él, todo trabajará para bien. Asimismo, ellos ponen en práctica algunas buenas costumbres de las cuales todos podemos aprender:

1. No tenerle miedo a los desafíos:

Es natural tenerle miedo a lo desconocido, a fallar, a no hacer un buen trabajo, etc. A veces podemos ser muy perfeccionistas, demasiado críticos con nosotros mismos, o tenemos la mala costumbre de poner altas expectativas y compararnos con otros. Todos estos malos pensamientos impiden que uno se atreva a aceptar nuevos desafíos y retos. Las personas mentalmente fuertes saben que, si bien es cierto que existe una probabilidad de fracasar, si no se arriesgan, nunca podrán aprender ni a superarse.

2. Aceptar los cambios:

La monotonía es cómoda y segura, pero también es una trampa. Cuando uno se encierra en algo y se resiste a los cambios le está dando la espalda a nuevas posibilidades. Los cambios nunca son fáciles, pero tienen una gran recompensa en el proceso y en el resultado. Si un cambio es arduo de llevar, lo mejor es trabajar en equipo y juntarse con alguien que sea de apoyo. Otra manera efectiva es orar constantemente para que Dios provea la sabiduría y paciencia necesarias.

3. Buscar oportunidades:

A veces, las oportunidades llegan a nosotros; a veces, hay que salir a buscarlas. Las personas mentalmente fuertes saben que la persistencia es la clave del éxito. Si una situación no sale como esperaban, ellos continúan en la búsqueda de nuevas posibilidades y no se rinden hasta encontrarlas. Ellos conocen de primera mano que si fallan una y otra vez, no quiere decir que sean fracasados, sino que no han intentado lo suficiente.

4. Tener una mente positiva:

Las personas que se dejan guiar por sus emociones se predisponen ante una situación sin haberlo intentado. Esta mala actitud les impide ver el lado positivo de la vida y paraliza su progreso. Es importante entender que toda circunstancia tiene un lado positivo y, que si uno se concentra en ella, es mucho más sencillo tener un comportamiento más asequible y eficiente.

5. Saber manejar la crítica:

Alguien dijo una vez que las críticas duelen como una lluvia de ladrillos. Recibir un golpe así deja heridas y marcas; sin embargo, si se sabe aprovecharlos, con ellos se podría construir una casa. No toda la crítica suele ser cierta, pero en todo momento se puede aprender de ella. En lugar de tomar los comentarios negativos como un desaliento, se debe verlos como un incentivo para mejorar y salir adelante.

6. Aprender de los errores:

Muchos inventores a lo largo de la historia tuvieron que hacer muchas prácticas de prueba y error. Si ellos se hubieran rendido al primer intento, jamás habríamos podido disfrutar de las cosas que tenemos hoy en día. De igual forma, las personas mentalmente fuertes ven a sus errores como un intento más, pero no como el resultado final. Ellos hacen que sus fallas los guíen a buscar la excelencia en todo.

7. Depositar la confianza en Dios:

Gran parte de ser mentalmente fuerte es reconocer que eres débil (2 Corintios 12:9). Como seres humanos tenemos diversas capacidades y talentos, pero el dueño y creador de la sabiduría es Dios. De nada vale tener las mejores intenciones al momento de tomar una decisión; si no está en los planes de Dios, es seguro que tendrá malas consecuencias. Poner a Dios primero y a lo demás después, es la mejor práctica para tener una vida con propósito y ser una persona de bien.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

10 frases que debes decirte cada mañana

¿Sabías que puedes arruinar tu día si dices algo negativo al despertarte? Proverbios 18:21 dice: “La lengua tiene poder para dar vida y para quitarla; los que no paran de hablar sufren las consecuencias.” Las primeras palabras que dices al despertarte tienen efecto durante el día; por lo cual, debes ser cuidadoso al decirlas. La psicóloga Dr. Nikki Martinez asegura: “Cómo comienzas tu día tiene un impacto directo en el tono que fijas para todo el día”. Éstas son algunas frases que puedes decirte al comenzar tu día.

  1. Gracias, Dios, por un nuevo día que me das.
  2. ¡Hoy será un gran día!
  3. ¡No me rendiré con facilidad!
  4. ¡Hoy no me enojaré por cualquier cosa!
  5. Dios me hizo especial.
  6. Hoy seré amable con los demás, incluso si no lo son conmigo.
  7. Con Dios soy capaz de hacer lo que sea que me proponga.
  8. No prometeré algo que no cumpliré.
  9. Pensaré bien antes de actuar y hablar.
  10. Hoy marcaré la diferencia.

No olvides orar cada mañana e implementar una rutina que te permita desarrollarte física, espiritual y mentalmente.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Cambia tu mentalidad!

Nuestra actitud afecta la manera en que percibimos la vida. Hellen Keller dijo: “Mantén tu rostro al sol y así no verás las sombras.” Si nos enfocamos en las cosas negativas de la vida, entonces todos nuestros hechos estarán propensos al fracaso, desánimo, conformismo, depresión e infelicidad.

John Kim, terapista licenciado en matrimonio y familia, explica que las distorsiones cognitivas son responsables de reforzar los pensamientos o emociones negativas. Él asegura que hay muchas distorsiones cognitivas, pero que las más comunes son:

  • Filtración: Sucede cuando filtramos todos los aspectos positivos de una situación y solo nos quedamos con lo negativo. Kim afirma que esto hace que “la visión de la realidad se oscurezca o distorsione”.
  • Pensamiento polarizado o pensamiento “en blanco y negro”: Se da cuando pensamos en los extremos, (éxito o fracaso) y no pensamos en que toda situación es más compleja y que debemos aprender a analizarlas con sus diversas tonalidades de colores y no solo en blanco y negro.
  • Sobre-generalización: Kim da un ejemplo de esta distorsión: “Si algo malo sucede sólo una vez, esperamos que suceda una y otra vez.” Esto quiere decir que tomamos una sola experiencia como un patrón para lo que sucederá en el futuro, cuando en realidad, nadie puede saber lo que ocurrirá porque aún no sucede.
  • Llegar a conclusiones precipitadas: Ocurre cuando dejamos que nuestros prejuicios nos pre-dispongan ante un hecho o persona. Cuando llegamos a conclusiones precipitadas, nos alejamos de la verdad y dejamos que la falsa realidad nos ciegue.
  • Catastrofización: Es cuando exageramos la importancia de eventos insignificantes. “Esperamos que ocurra un desastre, no importa qué. Esto también se conoce como «magnificar o minimizar».”, afirma Kim.

Si has podido identificar tu comportamiento con alguna de las distorsiones cognitivas mencionadas anteriormente, es momento que tomes la decisión de cambiar. Efesios 4:23 dice: “Dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes.” (NTV) La mejor manera de cambiar tu mentalidad es:

  1. Pedirle a Dios que te ayude en cada momento de tu vida.
  2. Tomarte las cosas con calma y no enfocarte en lo negativo.
  3. Aprende de tus errores y sigue adelante.
  4. Ora con frecuencia.
  5. Rodearte de personas que sean de buena influencia para tu vida.

Recuerda que si necesitas consejo, puedes escribirnos a [email protected]

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

VOCES: Natalia Montes de Oca

Natalia nació en una familia cristiana; sin embargo, durante su adolescencia se volvió insegura y siempre buscaba la aprobación. Al buscar la aceptación de los demás, llegó a sumergirse en la depresión y la bulimia, las cuales la tuvieron prisionera por un buen tiempo. No obstante, aquello cambió cuando ella dijo: “Bueno, Dios, si tú eres real y tú puedes ser real para mí (…) entonces es hora de que te aparezcas”. La historia de cómo Natalia cambió su vida por completo también impactó su familia. Ella asegura que su familia “debería estar muerta”; debido a que su esposo, sus hijos y ella son un milagro de vida.
En la actualidad, Natalia es fundadora de la Escuela de Artes MME, donde ayuda a jóvenes y niños a desarrollar su talento y descubrir el propósito con el cual fueron creados.

Si deseas que tu historia sea parte de Voces, envía un correo electrónico a [email protected], y cuéntanos de qué forma nuestra programación ha sido de ayuda en tu vida. Estaremos gustosos de ayudarte y difundir tu voz para que otros también sean inspirados por lo que tienes que decir.

Este contenido fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

4 “defectos” que pueden ser buenos para ti

Cada persona tiene defectos o malos hábitos que le gustaría cambiar. Otros piensan que si se enfocan en eliminarlos, serán mejores. Sin embargo, una manera más efectiva de crecer como individuos y ser una mejor versión de nosotros mismos es trabajando en nuestras fortalezas y utilizando los defectos a nuestro favor. Éstas son algunas conductas que podrían considerarse como dañinas, pero que si son bien empleadas, pueden convertirse en una gran ayuda e nuestra vida:

1. Timidez:

La timidez puede limitar a una persona de diversas maneras; no obstante, también puede ser una fortaleza cuando se la utiliza con sabiduría. Por ejemplo, la cohibición se puede transformar en una forma de análisis. Esto ayuda a que una persona tímida piense bien antes de tomar una decisión, a ser precavido y tener soluciones para algún problema que pudiera ocurrir en el futuro.

2. Negatividad:

Se dice que las personas negativas le ven el lado oscuro a cualquier situación; y aunque esto tiene mucho de verdad, esta actitud también se puede tomar como una ventaja. Si bien es mejor enfocarse en lo bueno de la vida en lugar de fijarse en todo lo malo, en ocasiones se necesita una dosis de realidad que nos haga mantener los pies sobre la tierra. También puede servir como una medida cautelar, para que cuando se deba actuar, no se haga con precipitación.

3. “Pereza”:

Hay muchas personas que son excelentes planeando y analizando, pero son pésimas al poner sus pensamientos en acción. Algunos podrían considerar este hecho como pereza; no obstante, esto puede ser de provecho cuando se trabaja en equipo. Una persona que le gusta reflexionar antes de actuar, puede llevar a su grupo a una forma más efectiva de planear y ejecutar un proyecto.

4. Falta de concentración:

Cuando alguien no se concentra del todo, tiene oportunidad de pensar fuera de lo convencional, y también está más disponible a recibir nueva información. Según Cindy May, de la revista Scientific American, “un alcance más amplio nos da acceso a más alternativas y diversas interpretaciones, fomentando así la innovación y la perspicacia”. Esto quiere decir que puede utilizar la falta de concentración como una manera de fomentar la creatividad.

También es importante recalcar que todo en exceso es dañino. Debemos aprender a ser balanceados y a hacer que nuestros defectos y virtudes trabajen a nuestro favor. De lo contrario, se podría caer en algún extremo, y eso no nos dará ningún beneficio ni a corto ni largo plazo.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

 

¿Quién está detrás de ti?

En la actualidad existe gran cantidad de quejas sobre la falta de motivación que los niños presentan para estudiar, ellos no harían sus deberes si sus padres no los estimularan a realizarlos. A veces sucede lo mismo cuando somos personas adultas, la palabra de Dios dice:

Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio; La cual no teniendo capitán,
Ni gobernador, ni señor, Prepara en el verano su comida, Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento.

Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo; Así vendrá tu necesidad como caminante, y tu pobreza como hombre armado. Proverbios 6:6-11

¡Esta palabra es una llamada de atención! Mira la hormiga, se esfuerza y trabaja sin tener un capitán, se prepara para la etapa dura que va enfrentar sin que nadie le diga lo que tiene que hacer.

¿Eres como una hormiga o necesitas que tu jefe esté detrás de ti  para que realices bien tu trabajo o que tus padres o educadores te estén llamando la atención a cada momento para que te esfuerces en estudiar o en tener buenas relaciones? ¿Necesitas que alguien esté recordándote las cosas?

De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Os di a beber leche, y no vianda (alimento); porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? 1 Corintios 3:1-3

Así que no esperes que el Señor te diga lo que debes hacer, ¿Presentas conflictos con alguien? ¿Cuándo piensas resolverlos? Pide perdón y perdona, ¿Estás congregándote, estudiando la Palabra de Dios y orando? Si no lo estás haciendo sigues siendo un niño que necesita estimulación.

El Señor hace un reclamo y dice: ¿Hasta cuándo? Ya deberías recibir alimento sólido pero todavía recibes leche porque sigues actuando como un niño.

En este momento te animo a examinar tu vida y preguntarte si necesitas que el Señor esté detrás de ti. Si tu crecimiento se ha detenido, entonces, empieza de nuevo, resuelve los conflictos que presentas en obediencia a Dios. ¡Basta de celos, envidia, peleas, murmuraciones! ¡Basta de ser un niño y decide levantarte por ti mismo!

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Crees que no te va bien en la vida? 7 pruebas de lo contrario

Si crees que no tienes la vida que te gustaría tener y te sientes desanimado por esto, vuelve a pensarlo. Hay cosas que tienes y no eres consciente de lo afortunado que eres por poseerlos. Éstas son siete pruebas de que te va bien en la vida, incluso cuando piensas que no es así:

creesqueno1
No importa si vives en un lugar propio o alquilado; lo importante es que tienes un lugar donde pasar la noche. Hay miles de personas en el mundo que viven con la incertidumbre de no saber dónde dormirán. En cambio, tú tienes la certeza de que al final del día tendrás un sitio en donde descansar. Si antes nunca te habías sentido agradecido por este hecho, comienza a ver las cosas que tienes a tu alrededor y a valorarlas. No esperes perderlas para apreciarlas.

creesqueno2
Tal vez tu ropa no esté al corriente de las nuevas tendencias en la moda, o puede que no comas en los restaurantes más lujosos de la ciudad; sin embargo, tienes algo con qué cubrirte y alimentar tu cuerpo. La vestimenta y la comida son una bendición que no todos pueden disfrutar, por lo que debes deleitarte en cada oportunidad que tengas. Si comienzas a alegrarte por esos pequeños detalles de la vida, te convertirás en alguien que es mental y emocionalmente fuerte.

creesqueno3

Sabes que cometiste errores en el pasado, que quizá perdiste muchas oportunidades, que no pensaste que el tiempo pasaría tan rápido y no podrías rehacer tus fallas. No obstante, ese tú del ayer no es la misma persona que está en el presente. Quien eres ahora no se ha definido por su pasado, sino que ha aprendido de él. Estos errores te han ayudado a madurar y ser más sabio en tus decisiones ¡Ésto es un logro que no cualquiera alcanza!

creesqueno4

Puede que atravieses un mal momento en tu vida, pero esto no es un límite para ti porque no eres conformista. Sabes que tienes un potencial por desarrollar, y ésa es tu motivación diaria. Incluso cuando has obtenido lo que te propusiste, siempre quieres superarte y alcanzar la excelencia en todo. Esto te hace diferente de los demás, pues, otros se rinden con facilidad cuando llegan los problemas; en cambio, tú usas la adversidad como un escalón para continuar avanzando.

creesqueno5

Todos los seres humanos tienen la potestad de elegir entre lo bueno y lo malo, pero no todos aprecian esta libertad que tenemos. Algunas circunstancias te pueden hacer creer que no tienes más opción que hacer lo malo; sin embargo, tú tienes la plena confianza y seguridad de que el único que puede decidir sobre tu vida, eres tú. También eres alguien que sabe que toda decisión trae consigo una consecuencia; y por eso, eres prudente al hacerlo.

creesqueno6

Mientras otros se dedican a vivir, por el simple hecho de existir; tú tienes metas que quieres lograr. También eres alguien que quiere trabajar y esforzarse para alcanzarlo. Sabes que no todo es fácil en la vida, pero esto no esto no te desanima, sino que te incentiva a luchar con mayor fuerza y obtener lo que te propones.

creesqueno7

Tienes la certeza de que sentirse amado no es cuestión de estar en una relación amorosa. Hay muchas personas a tu alrededor que te aman, y tal vez no muchas veces lo expresan con palabras, sino a través de sus acciones. Tú sabes valorar a cada uno de ellos, y eres recíproco al valorar su afecto. Asimismo, te sientes agradecido porque sabes que eres amado por el ser que te creó, que dio su vida por ti y te perdona en todo momento: Dios.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Mi “Yo 2.0”

Hace unos días tuve que renovar el software de mi celular; y esta vez noté algo que hasta ahora no había prestado atención: el número de la actualización. Con cada nueva actualización, los números ascienden conforme a las mejoras que traen. Así por ejemplo, la primera versión de un software es 1.0, la siguiente puede ser 1.1 ó 2.0, y así sucesivamente. Esto me hizo recordar el versículo bíblico que está en Romanos 12:2, que dice: “No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.” (NTV)

En toda nuestra vida estamos expuestos a un sinnúmero de cambios que debemos hacer a fin de crecer, madurar y mejorar; y si no nos renovamos con frecuencia, podemos quedarnos obsoletos y morir en el conformismo. Por ejemplo, un software debe ser examinado para detectar sus fallas y buscar cuáles podrían ser sus mejoras. Si la empresa no realiza esta evaluación, es muy probable que la competencia saque al mercado un producto mucho mejor. Aunque a los seres humanos no se nos reemplace con un modelo mejor, a veces perdemos oportunidades cuando no nos adaptamos a los cambios.

Así como lo dice el texto bíblico antes mencionado, actualizarse no significa “imitar las conductas ni las costumbres de este mundo”, sino dejar que Dios transforme nuestra manera de pensar; y convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos. Además de permitir que Dios tome el control de nuestra vida, también podemos hacer pequeños cambios diarios que mejoren nuestra salud, finanzas, relaciones interpersonales, etc. Lo importante es nunca conformarse con nuestro “yo 1.0”, ni tampoco con la versión 2.0, sino buscar siempre la excelencia y estar en constante actualización.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend