motivación | CVCLAVOZ

All posts in “motivación”

¡Cambia tu mentalidad!

Nuestra actitud afecta la manera en que percibimos la vida. Hellen Keller dijo: “Mantén tu rostro al sol y así no verás las sombras.” Si nos enfocamos en las cosas negativas de la vida, entonces todos nuestros hechos estarán propensos al fracaso, desánimo, conformismo, depresión e infelicidad.

John Kim, terapista licenciado en matrimonio y familia, explica que las distorsiones cognitivas son responsables de reforzar los pensamientos o emociones negativas. Él asegura que hay muchas distorsiones cognitivas, pero que las más comunes son:

  • Filtración: Sucede cuando filtramos todos los aspectos positivos de una situación y solo nos quedamos con lo negativo. Kim afirma que esto hace que “la visión de la realidad se oscurezca o distorsione”.
  • Pensamiento polarizado o pensamiento “en blanco y negro”: Se da cuando pensamos en los extremos, (éxito o fracaso) y no pensamos en que toda situación es más compleja y que debemos aprender a analizarlas con sus diversas tonalidades de colores y no solo en blanco y negro.
  • Sobre-generalización: Kim da un ejemplo de esta distorsión: “Si algo malo sucede sólo una vez, esperamos que suceda una y otra vez.” Esto quiere decir que tomamos una sola experiencia como un patrón para lo que sucederá en el futuro, cuando en realidad, nadie puede saber lo que ocurrirá porque aún no sucede.
  • Llegar a conclusiones precipitadas: Ocurre cuando dejamos que nuestros prejuicios nos pre-dispongan ante un hecho o persona. Cuando llegamos a conclusiones precipitadas, nos alejamos de la verdad y dejamos que la falsa realidad nos ciegue.
  • Catastrofización: Es cuando exageramos la importancia de eventos insignificantes. “Esperamos que ocurra un desastre, no importa qué. Esto también se conoce como «magnificar o minimizar».”, afirma Kim.

Si has podido identificar tu comportamiento con alguna de las distorsiones cognitivas mencionadas anteriormente, es momento que tomes la decisión de cambiar. Efesios 4:23 dice: “Dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes.” (NTV) La mejor manera de cambiar tu mentalidad es:

  1. Pedirle a Dios que te ayude en cada momento de tu vida.
  2. Tomarte las cosas con calma y no enfocarte en lo negativo.
  3. Aprende de tus errores y sigue adelante.
  4. Ora con frecuencia.
  5. Rodearte de personas que sean de buena influencia para tu vida.

Recuerda que si necesitas consejo, puedes escribirnos a [email protected]

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

VOCES: Natalia Montes de Oca

Natalia nació en una familia cristiana; sin embargo, durante su adolescencia se volvió insegura y siempre buscaba la aprobación. Al buscar la aceptación de los demás, llegó a sumergirse en la depresión y la bulimia, las cuales la tuvieron prisionera por un buen tiempo. No obstante, aquello cambió cuando ella dijo: “Bueno, Dios, si tú eres real y tú puedes ser real para mí (…) entonces es hora de que te aparezcas”. La historia de cómo Natalia cambió su vida por completo también impactó su familia. Ella asegura que su familia “debería estar muerta”; debido a que su esposo, sus hijos y ella son un milagro de vida.
En la actualidad, Natalia es fundadora de la Escuela de Artes MME, donde ayuda a jóvenes y niños a desarrollar su talento y descubrir el propósito con el cual fueron creados.

Si deseas que tu historia sea parte de Voces, envía un correo electrónico a [email protected], y cuéntanos de qué forma nuestra programación ha sido de ayuda en tu vida. Estaremos gustosos de ayudarte y difundir tu voz para que otros también sean inspirados por lo que tienes que decir.

Este contenido fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

4 “defectos” que pueden ser buenos para ti

Cada persona tiene defectos o malos hábitos que le gustaría cambiar. Otros piensan que si se enfocan en eliminarlos, serán mejores. Sin embargo, una manera más efectiva de crecer como individuos y ser una mejor versión de nosotros mismos es trabajando en nuestras fortalezas y utilizando los defectos a nuestro favor. Éstas son algunas conductas que podrían considerarse como dañinas, pero que si son bien empleadas, pueden convertirse en una gran ayuda e nuestra vida:

1. Timidez:

La timidez puede limitar a una persona de diversas maneras; no obstante, también puede ser una fortaleza cuando se la utiliza con sabiduría. Por ejemplo, la cohibición se puede transformar en una forma de análisis. Esto ayuda a que una persona tímida piense bien antes de tomar una decisión, a ser precavido y tener soluciones para algún problema que pudiera ocurrir en el futuro.

2. Negatividad:

Se dice que las personas negativas le ven el lado oscuro a cualquier situación; y aunque esto tiene mucho de verdad, esta actitud también se puede tomar como una ventaja. Si bien es mejor enfocarse en lo bueno de la vida en lugar de fijarse en todo lo malo, en ocasiones se necesita una dosis de realidad que nos haga mantener los pies sobre la tierra. También puede servir como una medida cautelar, para que cuando se deba actuar, no se haga con precipitación.

3. “Pereza”:

Hay muchas personas que son excelentes planeando y analizando, pero son pésimas al poner sus pensamientos en acción. Algunos podrían considerar este hecho como pereza; no obstante, esto puede ser de provecho cuando se trabaja en equipo. Una persona que le gusta reflexionar antes de actuar, puede llevar a su grupo a una forma más efectiva de planear y ejecutar un proyecto.

4. Falta de concentración:

Cuando alguien no se concentra del todo, tiene oportunidad de pensar fuera de lo convencional, y también está más disponible a recibir nueva información. Según Cindy May, de la revista Scientific American, “un alcance más amplio nos da acceso a más alternativas y diversas interpretaciones, fomentando así la innovación y la perspicacia”. Esto quiere decir que puede utilizar la falta de concentración como una manera de fomentar la creatividad.

También es importante recalcar que todo en exceso es dañino. Debemos aprender a ser balanceados y a hacer que nuestros defectos y virtudes trabajen a nuestro favor. De lo contrario, se podría caer en algún extremo, y eso no nos dará ningún beneficio ni a corto ni largo plazo.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

 

¿Quién está detrás de ti?

En la actualidad existe gran cantidad de quejas sobre la falta de motivación que los niños presentan para estudiar, ellos no harían sus deberes si sus padres no los estimularan a realizarlos. A veces sucede lo mismo cuando somos personas adultas, la palabra de Dios dice:

Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio; La cual no teniendo capitán,
Ni gobernador, ni señor, Prepara en el verano su comida, Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento.

Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo; Así vendrá tu necesidad como caminante, y tu pobreza como hombre armado. Proverbios 6:6-11

¡Esta palabra es una llamada de atención! Mira la hormiga, se esfuerza y trabaja sin tener un capitán, se prepara para la etapa dura que va enfrentar sin que nadie le diga lo que tiene que hacer.

¿Eres como una hormiga o necesitas que tu jefe esté detrás de ti  para que realices bien tu trabajo o que tus padres o educadores te estén llamando la atención a cada momento para que te esfuerces en estudiar o en tener buenas relaciones? ¿Necesitas que alguien esté recordándote las cosas?

De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Os di a beber leche, y no vianda (alimento); porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? 1 Corintios 3:1-3

Así que no esperes que el Señor te diga lo que debes hacer, ¿Presentas conflictos con alguien? ¿Cuándo piensas resolverlos? Pide perdón y perdona, ¿Estás congregándote, estudiando la Palabra de Dios y orando? Si no lo estás haciendo sigues siendo un niño que necesita estimulación.

El Señor hace un reclamo y dice: ¿Hasta cuándo? Ya deberías recibir alimento sólido pero todavía recibes leche porque sigues actuando como un niño.

En este momento te animo a examinar tu vida y preguntarte si necesitas que el Señor esté detrás de ti. Si tu crecimiento se ha detenido, entonces, empieza de nuevo, resuelve los conflictos que presentas en obediencia a Dios. ¡Basta de celos, envidia, peleas, murmuraciones! ¡Basta de ser un niño y decide levantarte por ti mismo!

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Crees que no te va bien en la vida? 7 pruebas de lo contrario

Si crees que no tienes la vida que te gustaría tener y te sientes desanimado por esto, vuelve a pensarlo. Hay cosas que tienes y no eres consciente de lo afortunado que eres por poseerlos. Éstas son siete pruebas de que te va bien en la vida, incluso cuando piensas que no es así:

creesqueno1
No importa si vives en un lugar propio o alquilado; lo importante es que tienes un lugar donde pasar la noche. Hay miles de personas en el mundo que viven con la incertidumbre de no saber dónde dormirán. En cambio, tú tienes la certeza de que al final del día tendrás un sitio en donde descansar. Si antes nunca te habías sentido agradecido por este hecho, comienza a ver las cosas que tienes a tu alrededor y a valorarlas. No esperes perderlas para apreciarlas.

creesqueno2
Tal vez tu ropa no esté al corriente de las nuevas tendencias en la moda, o puede que no comas en los restaurantes más lujosos de la ciudad; sin embargo, tienes algo con qué cubrirte y alimentar tu cuerpo. La vestimenta y la comida son una bendición que no todos pueden disfrutar, por lo que debes deleitarte en cada oportunidad que tengas. Si comienzas a alegrarte por esos pequeños detalles de la vida, te convertirás en alguien que es mental y emocionalmente fuerte.

creesqueno3

Sabes que cometiste errores en el pasado, que quizá perdiste muchas oportunidades, que no pensaste que el tiempo pasaría tan rápido y no podrías rehacer tus fallas. No obstante, ese tú del ayer no es la misma persona que está en el presente. Quien eres ahora no se ha definido por su pasado, sino que ha aprendido de él. Estos errores te han ayudado a madurar y ser más sabio en tus decisiones ¡Ésto es un logro que no cualquiera alcanza!

creesqueno4

Puede que atravieses un mal momento en tu vida, pero esto no es un límite para ti porque no eres conformista. Sabes que tienes un potencial por desarrollar, y ésa es tu motivación diaria. Incluso cuando has obtenido lo que te propusiste, siempre quieres superarte y alcanzar la excelencia en todo. Esto te hace diferente de los demás, pues, otros se rinden con facilidad cuando llegan los problemas; en cambio, tú usas la adversidad como un escalón para continuar avanzando.

creesqueno5

Todos los seres humanos tienen la potestad de elegir entre lo bueno y lo malo, pero no todos aprecian esta libertad que tenemos. Algunas circunstancias te pueden hacer creer que no tienes más opción que hacer lo malo; sin embargo, tú tienes la plena confianza y seguridad de que el único que puede decidir sobre tu vida, eres tú. También eres alguien que sabe que toda decisión trae consigo una consecuencia; y por eso, eres prudente al hacerlo.

creesqueno6

Mientras otros se dedican a vivir, por el simple hecho de existir; tú tienes metas que quieres lograr. También eres alguien que quiere trabajar y esforzarse para alcanzarlo. Sabes que no todo es fácil en la vida, pero esto no esto no te desanima, sino que te incentiva a luchar con mayor fuerza y obtener lo que te propones.

creesqueno7

Tienes la certeza de que sentirse amado no es cuestión de estar en una relación amorosa. Hay muchas personas a tu alrededor que te aman, y tal vez no muchas veces lo expresan con palabras, sino a través de sus acciones. Tú sabes valorar a cada uno de ellos, y eres recíproco al valorar su afecto. Asimismo, te sientes agradecido porque sabes que eres amado por el ser que te creó, que dio su vida por ti y te perdona en todo momento: Dios.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Mi “Yo 2.0”

Hace unos días tuve que renovar el software de mi celular; y esta vez noté algo que hasta ahora no había prestado atención: el número de la actualización. Con cada nueva actualización, los números ascienden conforme a las mejoras que traen. Así por ejemplo, la primera versión de un software es 1.0, la siguiente puede ser 1.1 ó 2.0, y así sucesivamente. Esto me hizo recordar el versículo bíblico que está en Romanos 12:2, que dice: “No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.” (NTV)

En toda nuestra vida estamos expuestos a un sinnúmero de cambios que debemos hacer a fin de crecer, madurar y mejorar; y si no nos renovamos con frecuencia, podemos quedarnos obsoletos y morir en el conformismo. Por ejemplo, un software debe ser examinado para detectar sus fallas y buscar cuáles podrían ser sus mejoras. Si la empresa no realiza esta evaluación, es muy probable que la competencia saque al mercado un producto mucho mejor. Aunque a los seres humanos no se nos reemplace con un modelo mejor, a veces perdemos oportunidades cuando no nos adaptamos a los cambios.

Así como lo dice el texto bíblico antes mencionado, actualizarse no significa “imitar las conductas ni las costumbres de este mundo”, sino dejar que Dios transforme nuestra manera de pensar; y convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos. Además de permitir que Dios tome el control de nuestra vida, también podemos hacer pequeños cambios diarios que mejoren nuestra salud, finanzas, relaciones interpersonales, etc. Lo importante es nunca conformarse con nuestro “yo 1.0”, ni tampoco con la versión 2.0, sino buscar siempre la excelencia y estar en constante actualización.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Motívate vía WhatsApp con el pastor Osvaldo Carnival

El pastor Osvaldo Carnival de la iglesia argentina Catedral de la Fe, habló con nosotras acerca de sus cápsulas motivacionales para usuarios de WhatsApp.

El objetivo de las cápsulas es que la persona reciba un mensaje de esperanza, breve y al grano ya que la duración de cada cápsula es de aproximadamente un minuto.

A dos meses de su lanzamiento, las cápsulas se viralizaron de manera exponencial y hoy cuentan con más de 10.000 usuarios suscritos.

Conoce cómo recibir las cápsulas del pastor Osvaldo viendo esta entrevista:

Suscríbete a través de WhatsaApp escribiendo al número: +54 9-1141801769

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Y el premio es para…

No hay dos seres humanos iguales, por lo tanto, compararse con otros es un arma de doble filo. Por un lado puede ser un buen incentivo para mejorar, y por otro, puede llevar a la frustración y baja autoestima.
Si todas las personas fueran similares, el mundo nunca habría progresado. La sociedad es como una máquina que necesita de distintos componentes para poder funcionar correctamente. Es por ello que debemos abrazar y celebrar nuestra individualidad.

Premio a la originalidad:

En la actualidad existen muchas premiaciones donde se galardona a las personas por sus talentos y habilidades. Muchas de estas ceremonias son publicitadas como algo a lo que debemos aspirar. La mayoría de estos homenajes son exclusivos para personas que tienen años en determinada industria y son casi imposibles de alcanzar para una persona común.

Pero si existiera un premio donde se condecorara las virtudes, ¿en qué categoría crees que serías nominado?

Sé digno de un premio:

Haz que tus virtudes sean merecedores de un premio que no puede ser medido con cosas materiales. La mejor recompensa que uno puede tener, es la satisfacción de hacer el bien para otros y para sí mismo.

Deja de lado el pesimismo y concéntrate en tus capacidades. Una vez que trabajes para desarrollarlas, verás que eres más valioso que cualquier premio.

 

«Bueno, mejor, excelente. Nunca descanses hasta que tu bueno sea mejor y tu mejor sea excelente» San Jerónimo

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Cómo no odiar los lunes

Probablemente el lunes sea el día menos esperado de la semana. Las personas tienen distintos motivos por los cuales se sienten menos enérgicos cuando llega este día y muchas de estas razones tienen explicación científica. Sin embargo, los seres humanos tenemos la capacidad de controlar nuestra mente y pensamiento, de manera que podemos cambiar nuestra perspectiva respecto a un asunto en concreto. Es por ello que es posible convertir el lunes en un excelente día para disfrutar.

1. Duerme bien el día anterior:

No abuses de tu tiempo libre el domingo y duerme temprano. De esta manera despertarás el lunes con mucha más alegría. Nuestro estado de ánimo se ve afectado por las horas de sueño; por lo tanto, acuéstate temprano y deja que tu cuerpo se relaje y cobre fuerzas para el día siguiente.

2. Empieza tu día con música:

Deja que la música te ayude a tener una actitud positiva al despertar. Elige la que prefieras, pero que tenga un contenido que fomente una buena disposición para tu día.

3. Disfruta tu comida favorita:

La comida es un buen estímulo cuando que puede mantenerte motivado. Ya sea que cocines en casa o comas fuera, procura disfrutar de tu plato favorito o algún bocadillo que te guste.

4. Haz ejercicio:

Hacer alguna actividad física estimula a varias sustancias químicas en el cerebro y hacen que te sientas más relajado y feliz. Además, estarás ayudando a tu organismo a ser más saludable.

5. Utiliza tu ropa favorita:

Incluso si no vas a salir de casa, no utilices tu ropa de dormir durante el día. Elige tu vestimenta de manera que te sientas bien contigo mismo pero que a la vez te ayude a mantenerte activo y no promueva la pereza.
Otro consejo es estrenar la ropa nueva los lunes. De esta manera tendrás un estímulo para levantarte de la cama.

6.  Planea una salida:

No creas que puedes programar una salida solo los viernes. Planifica un pequeño después del trabajo o en el momento que puedas. Dedica este tiempo para invertir en ti mismo o en compañía de los que te rodean.

7. Vive un día a la vez:

Lunes es sólo un día. No vivas con el permanente anhelo de que llegue el fin de semana. Esto hace que olvides que existen cinco días más que puedes gozar. Recuerda que vivir en plenitud implica deleitarse un día a la vez.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Motivación vs. Manipulación

El funcionamiento de un equipo depende de la colaboración de sus miembros, pero también del liderazgo de la persona a cargo. Muchas veces, en el intento de hacer que el grupo logre la meta deseada, se traspasa la línea entre motivación y se llega a la manipulación.

Lo que necesitamos entender es que al trabajar con un equipo, estamos tratando con personas, y no con simples objetos que podemos utilizar a nuestra conveniencia. El fin no justifica los medios. Debemos recordar que de nada vale obtener buenos resultados, si para tenerlo hemos roto relaciones y lastimado a los demás. Entonces ¿cuál es la diferencia entre motivar y manipular?

  1. La motivación se preocupa por el trabajo y la persona. La manipulación sólo se preocupa por el trabajo.
  2. La motivación está alimentada por el amor. La manipulación se alimenta del orgullo.
  3. La motivación empodera a las personas. La manipulación controla a las personas.
  4. La motivación valora a las personas. La manipulación devalúa a las personas.
  5. La motivación es un gran liderazgo. La manipulación es un mal liderazgo.
  6. La motivación fomenta la lealtad. La manipulación fomenta el resentimiento.
  7. La motivación se basa en el contenido. La manipulación se basa en el estilo.

Si eres líder y has caído en la manipulación, aún no es tarde para comenzar a motivar a tu equipo y restaurar sus lazos.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Estás donde debes o donde te conviene?

Dios se agrada mucho de las buenas acciones que tengamos hacia nuestro prójimo y en su obra, pero lo que tal vez no hemos tomado en cuenta es que Dios escudriña primero el corazón. “Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” 1 Samuel 16:7 (RVR-1960)

Dios considera los propósitos de nuestro corazón, si todo lo que estamos haciendo y el servicio que prestamos es motivado por una convicción sincera de amor hacia Él o tan solo un impulso para salir del paso, por conseguir algo, o fingir lo que no somos.

Es por esa razón que debemos preguntarnos si estamos donde estamos porque es lo mejor o porque nos conviene.

Debemos estar conscientes que lo que desea Dios de nosotros es que realmente deseemos vivir como Él manda, que nuestras acciones sean el reflejo de nuestras convicciones, de una fe no fingida y no de una búsqueda de ventajas. Porque si nuestra motivación no es la correcta, al menor obstáculo el escapar será nuestra mejor opción, el abandonar la obra será lo más conveniente para nosotros.

Es hora de no fijarnos en hacer lo más fácil, lo más conveniente para nosotros, sino lo correcto y lo que le agrada a Dios.

Hoy te invito a que hagas una autoevaluación de lo que estás haciendo y cómo estás viviendo, no es tarde para cambiar. Comienza a vivir en base a tus convicciones, si crees en Dios vivirás para agradarle verdaderamente, no por conveniencia sino porque tu corazón quiere estar ahí, agradando a tu Padre.

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Un Nuevo Año, Una Nueva Oportunidad

 

¡Tantas veces hemos hecho listas de propósitos y muchos no los realizamos!

¡Pero un Nuevo Año, nos da una nueva oportunidad para ponernos al día! Es cuestión de decidir dar el primer paso y listo.

Es cierto que hay muchos obstáculos que surgen en nuestro camino y los usamos como excusa para no ejecutar lo que habíamos pensado hacer, pero ¡no lo permitamos! Pensemos en nuestro cuerpo como el templo del Espíritu Santo de Dios y como tal, cuidemos lo que ingerimos. Que si bien Pedro nos dijo que se le había revelado en una visión (Hechos 10:9-16) que lo que Dios ha purificado nadie puede llamar impuro, es decir, que todo se puede comer, pero, aun así, no debemos excedernos en lo que comemos porque caeríamos en la gula. Y eso si es pecado, eso si es dañino.

No hablemos de dieta, hablemos de ser más saludables. Así como decidimos llenar el tanque de gasolina del auto con una gasolina que corresponde por el nivel de calidad, cuando vayamos a comer hagamos la elección de algo más saludable. De vez en cuando podemos comer algo que nos gusta y no es saludable, pero solo una porción pequeña y ¡no todos los días por favor! Y tomemos mucha agua.

Realmente no es difícil, solo que pasamos por etapas donde la fuerza de voluntad está débil. Si ese es tu caso, busca una motivación. Hay quienes ponen fotos de cómo les gustaría verse en la puerta de la nevera y de la despensa. Hay quienes se compran un vestido o pantalón que les gusta mucho, pero de la talla a la que quieren llegar y lo colocan en un lugar visible en su habitación para motivarse a llegar a ponérselo. Busca tu motivación y no sólo para bajar de peso. Busca la motivación para aprender algo nuevo, para lograr objetivos personales como leer la Biblia completa en un año, o re decorar la sala de tu casa.

Comienza tus nuevos planes ahora que tienes lo que podemos llamar “una nueva oportunidad” ¡Hay miles de objetivos que nos podemos poner de tarea, pero no olvidemos nunca hacer cada día más estrecha nuestra relación con Jesús!

Send this to a friend