naturaleza Archives | CVCLAVOZ

All posts in “naturaleza”

¿Qué es lo que está pasando con el mundo?

¿Qué es lo que está pasando con el mundo?

No solamente a nivel del ecosistema, que es el ser humano quien al fin y al cabo ha ocasionado los cambios ambientales y luego entraré en detalle. También es el espíritu del ser humano, que sentimos que ha bajado a niveles increíbles para nosotros.

Entre los daños al ecosistema por lo cual están ocurriendo cada vez más fenómenos naturales están:

  • La contaminación. Hemos contaminado el aire, el agua y las tierras. Las compañías de motores de vehículos producen un gran número de contaminantes. Metales pesados, nitratos y plásticos también dejan toxinas responsables de dañar el ambiente.
  • Calentamiento global. El clima ha cambiado y es el resultado del calentamiento global que es consecuencia de prácticas de los humanos, como la emisión de gases de invernaderos. El calentamiento global lleva a temperaturas cada vez más altas de los océanos y de la superficie de la tierra causando que se derritan capas de hielo y patrones extraños de precipitaciones que ocasionan inundaciones inmediatas, nieves excesivas o patrones desérticos.
  • Sobrepoblación. La población del planeta está llegando a niveles insostenibles para los recursos de agua, gasolina y comida. La explosión de la población en países menos desarrollados ya está causando escases de recursos. Aquí podemos agregar los daños que se están causando a los alimentos con los pesticidas y fertilizantes químicos.
  • La basura. El consumo en exceso de plásticos está creando una crisis global de deshechos. Países desarrollados producen una cantidad excesiva de basura y las están echando en los océanos. También tenemos deshechos nucleares.
  • Pérdida de la biodiversidad. Se están extinguiendo diferentes especies y hábitats de otras especies, lo que lleva a esa pérdida. Los eco sistemas, que tomaron años en perfeccionarse se han puesto en peligro al bajar la población de cualquier especie. El balance de procesos naturales como la polinización son cruciales para la supervivencia de los eco sistemas. Y la destrucción de los arrecifes por mal uso impiden el crecimiento de la vida marina.
  • Deforestación. Nuestros bosques están siendo talados debido al crecimiento de la población que demanda más comida, refugio y materiales. Muchos de estos arboles se usan para uso industrial o comercial.
  • La reducción de la capa de ozono. Esto ha sido por los gases tóxicos que han alcanzado la atmósfera superior y han hecho un hueco en la capa de ozono. Este es uno de los problemas ambientales más importantes del momento.

Por otra parte, la falta de límites ocasiona que muchos no distingan el bien del mal. La falta de religión no permite el desarrollo de un espíritu de bondad. Solo incentivan la competitividad y eso lleva a la agresividad por lograr cosas, puestos, vehículos, casas, relojes, celulares…cosas. Los chicos cada vez están compartiendo menos con sus padres y más con el mundo del internet, donde consiguen cualquier cosa y no siempre beneficiosa. Los video juegos cada vez alimentan más la agresividad en los usuarios y llega un momento que se convierten en una adicción que los enajena y no les permite distinguir la fantasía de la realidad y van y matan a la gente en la calle sin ninguna razón aparente. El mundo está en un momento de desbalance, donde sentimos la necesidad de orar y acercarnos cada vez más a Dios. Al menos los que estamos conscientes y estamos viendo lo que está pasando. Hay que preocuparse y hay que tomar acción. Dios nos ayude.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Favor sin límites

“Haré con ellos un pacto eterno: Nunca dejaré de estar con ellos para mostrarles mi favor; pondré mi temor en sus corazones, y así no se apartarán de mí. Me regocijaré en favorecerlos, y con todo mi corazón y con toda mi alma los plantaré firmemente en esta tierra.” Jeremías 32:40-41 (NVI)

Tal vez has escuchado a alguien decirte: “Estoy cansado ya no puedo seguir ayudándote, hice lo que pude” Despertando en ti un fuerte sentimiento de soledad. Lamentablemente el ser humano tiene un límite. Aun teniendo buenas intenciones, llegará un momento en que sus fuerzas o capacidades para ayudar se agoten. Contrariamente, nuestro Dios nunca cesa de ofrecernos su amor y bondad, sus fuerzas no decaen y nunca se cansa de brindarnos su ayuda y protección. Por lo tanto, si tienes una necesidad, puedes ir delante de Él con la seguridad de obtener su socorro.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

La pera  

 

La joven me dice: “Quiero regalarle una fruta para el hombre (me presenta una pera y agrega): Es muy buena para la próstata”. Como este giro en la conversación sucede a un diálogo serio y sentido sobre la pertinencia del contenido radial en una sociedad en vertiginoso estado de flujo y transformación, me queda una duda sobre la naturaleza de este inesperado gesto.

Nos despedimos y les cuento a mis colegas lo que me acaba de pasar. Más allá de la anécdota, algunas de cuyas implicaciones nos arrancan más de una sonrisa, me pregunto sobre el significado de este pequeño episodio. Considerando que me encuentro hace rato en la edad en que un hombre debe hacerse anualmente un examen acucioso de dicha glándula, no puedo simplemente olvidar el incidente. Tal vez sea una advertencia providencial porque hace cuatro años que no visito a mi doctor para estos menesteres. O quizá un recordatorio de que los años pasan y que el tiempo vuela. Lo que creo, en realidad, es que fue una muestra repentina de afecto de parte de una persona que me agradece los conceptos vertidos en una conferencia que acabo de dar y a la cual ella ha asistido. La mención a la próstata queda para el misterio.

Las palabras ejercen sobre mí un influjo inmenso. Me cautivan, me sorprenden, me iluminan o me encierran en oscuros pasadizos. No puedo ignorarlas y por eso, a diferencia de cualquier otro señor que a lo mejor ni hubiera reparado en ese breve giro del habla, me quedo pensando en la pera.

Así es este espacio de opinión. Nos ocupamos de las profundas cuestiones del alma, reclamamos, protestamos, hacemos poesía y traemos a la vida mínimos episodios que nos explican como criaturas humanas, como participantes comunes de una naturaleza que no tiene nada que ver con etiquetas, creencias y fijaciones conceptuales. La vida en sus más grandes manifestaciones o en sus acontecimientos más chiquitos.

Send this to a friend