Please log in or register to like posts.
Blog

En un mundo en constante movimiento como el de hoy, donde pasamos más tiempo viajando y en las redes sociales que en cualquier otra época de la historia, donde todo es muy superficial y al parecer la vida de los demás es mejor que la nuestra; lamentablemente nunca llegamos a establecer relaciones significativas con nadie.

Conocemos más acerca de una persona por lo que publica en las redes sociales y de allí sacamos conclusiones de cómo es su vida, aunque no sea real. Todo lo que publicamos en internet es una falsa realidad porque todo al parecer es muy lindo y positivo. Sin embargo, nunca vemos a nadie publicar los momentos malos y de depresión. Lo más que llegas a conocer a una persona es por sus fotos y sus publicaciones; y aunque con ellas tengamos contacto todos los días, o incluso sean nuestra propia familia, las juzgamos y decimos que las conocemos basados en lo que proyectan en sus redes sociales. No obstante, esas publicaciones son creadas única y exclusivamente para un espectador; y esto hace que se tenga un falso pensamiento de que “Si somos amigos en las redes, creo que de esa manera conoceré todo de ti.”

Pero, ¿qué tiene que ver esto con la envidia?

Cuando creemos conocer a alguien a través de esta falsa realidad que crean las redes sociales, hay tres cosas comienzan a pasar por nuestra mente y después se alojan en nuestro corazón:

  1. Pienso que lo tiene todo a su favor.
  2. Pienso que quizás yo lo puedo hacer mejor que él o ella.
  3. Quiero ser esa persona, tener su puesto, vivir su vida y tener sus cosas.

Lo más triste de todo esto no es sentirlo, sino dejar de vivir nuestra vida, nuestro propósito y llamado por querer vivir la vida de otros, por querer tener lo de otros.

Realidad: Cada persona tiene sus batallas y dificultades, y la vida de nadie es color de rosa. El lugar que estás es el mejor lugar donde puedes estar, ya que estás allí por un propósito. Ya llegará tu tiempo y tu momento. ¡Las mejores cosas llegan a aquellos que ESPERAN!

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

1

Deja un comentario