Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Andrés,

Ya me dio comezón por salir de las deudas y estoy dispuesto a vender mi carro, pero debo más de lo que vale. ¿Qué puedo hacer?

Gustavo

Boston, MA

Hola Gustavo,

No tengo duda que de a de veras quieres salir de tus deudas bien rápido y que no te vas a rajar,  porque que un hombre esté dispuesto a deshacerse de su carro significa que va a salir de sus deudas y nada lo va a detener. Antes que nada,  el carro no se puede devolver porque se consideraría una reposesión voluntaria y eso termina muy mal. Ellos mandan el vehículo a una subasta para venderlo lo antes posible y toman esa venta como pago contra la deuda. He visto gente deber hasta más de $10,000 dólares y sin tener el carro. Lo peor es que legalmente sí los debes y los tienes que pagar. Los bancos son bien bravos contra este tipo de deuda y no tardan mucho tiempo en demandarte si los ignoras y no pagas la diferencia.

El banco no suelta el título a menos que llegues con el 100% de la deuda. Así que la mejor manera para salir de esto es vender el carro y pagar la diferencia. Cuando vendes el carro por tu cuenta, lo vendes por un precio más alto que en la subasta y la diferencia negativa tiende a ser mucho menor. Hoy en día, si anuncias el carro en Craigslist, Autotrader, Cars.com, Ebay, entre otros, tu vehículo estará expuesto a miles de compradores; lo que te ayuda para recibir la mejor oferta. Pero recuerda que la meta debe ser salir de esto lo antes posible. Explícale al comprador que tienes que ir al banco para pagar el carro al 100%, y así él recibirá el título. Otra opción es darle el carro a un lote de carros donde ellos lo vendan por ti a cambio de una comisión. Ellos ya tienen tráfico e invierten en publicidad y es muy probable que ellos financien o consigan financiamiento. Si lo vendes en un lote de carros, es muy probable que el carro se venda por más. Cuando se vende en un lote, el precio es de “retail” en vez de “private party”.

Lo ideal es que tengas el dinero para cubrir la diferencia, pero si no, tendrás que pedir prestado para básicamente transferir esa deuda a una tarjeta o línea de crédito. Esto tiene sentido porque reduces tu deuda; por ejemplo: con el carro debes $27,000 dólares, pero al venderlo solo te quedaría una deuda de $3,000 dólares.

Si ya no debes tanto por el carro y todavía dudas si debes venderlo, te doy dos recomendaciones para que puedas saber si tiene sentido quedarte con el carro. Primero: si la deuda representa más del 50% de tus ingresos anuales, véndelo. No tiene sentido quedarte con un carro así porque has puesto mucho dinero en relación a tus ingresos en algo que pierde valor con mucha rapidez. Segundo: si te gusta el vehículo y estás dispuesto a pagar la deuda por más tiempo, y puedes pagarla por completo en 18 meses o menos, quédatelo.

Uno siempre mira su carro como cuando lo compró y duele saber que, a pesar del esfuerzo que haces para pagarlo mes tras mes, debes tomar una decisión para salir de esto lo antes posible.  Si no lo haces, tu carro seguirá perdiendo valor de mercado y ganando valor sentimental; este último, nadie lo paga. Es como descubrir que tienes un hoyo en el bolsillo de tu pantalón. Y tú preguntándote a dónde se te iba el dinero… ahora ya sabes.  Sé que no es fácil, pero te garantizo que cuando te quites esa deuda de encima te vas a sentir como un hombre nuevo, más liviano, ¡libre!

Andrés

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta