Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

 

¿Qué es un modelo de negocios? Es el mecanismo o proceso por el cual un negocio busca generar ingresos y ganancias.

Es decir, que son todos los mecanismos que hay alrededor de un producto, para que este se venda.

Si por ejemplo, yo vendo bolsos a través de las redes sociales (en una fanpage o un perfil de Instagram), eso mismo es un modelo de negocios. El proceso por el cual uno vende (publicar las fotos, hablar con los que hacen preguntas, atender las ventas, etc.) es un modelo de negocios.

Son los mecanismos que permiten la venta y por lo tanto generar ganancias. Lo que nos importa a nosotros es la parte del modelo de negocios que realmente generan el ingreso.

Pongamos un ejemplo:

En 1903, a un americano llamado King Gillette se le ocurrió que las navajas para afeitar descartables podían ser prácticas y rentables. En esa época sólo había navajas de metal forjado y eran instrumentos que duraban. Pero a Gillette se le ocurrió que si sólo vendía la maquinita, el mango digamos, a un precio muy por debajo de sus competidores… después los clientes estarían dispuestos a pagar por los repuestos de las navajas.

De esa forma generó un mercado recurrente que debía comprar sus navajas en forma periódica, gastando más que con las máquinas de afeitar de navajas no descartables. Este hombre tomó el riesgo de bajar artificialmente el precio de su máquina, para generar un modelo de negocios que era más rentable y beneficioso que los que había en ese momento.

Existen varios tipos de modelo de negocio bastante conocidos:

    • Producir un producto y venderlo, o también comprarlo al por mayor y venderlo. Esto ha sido el modelo típico por algunos cientos de años.
    • El modelo de 2 lados. Es el modelo en el que buscamos que dos grupos de clientes totalmente distintos, se beneficien entre sí. En este modelo lo fundamental es buscar dos grupos de personas que se beneficien el uno del otro, facilitar su interacción y cobrar por ello a una o ambas partes, por ejemplo.
    • El modelo de Cebo y Anzuelo, es el que ya comentamos sobre las navajas de afeitar. Se hace una oferta inicial muy atractiva, que fideliza al cliente y lo lleva a seguir comprando esa marca.
    • El llamado SaaS (software as a business) o de nube. Esto es lo que usamos todos los días con el correo, Google Docs y todas las app del celular. Consiste en ofrecer software como un servicio, todas las aplicaciones son un ejemplo de esto. En varias se paga por transacción, como Uber; pero muchas otras se pagan mes a mes o anualmente, como Netflix.
    • Puede ser que tu estés en alguna de estas dos situaciones:
      • Es posible que si uno ya tiene un negocio, no tenga bien identificado cuál sea su modelo de negocio.
      • Y por otro lado, uno tal vez tiene un buen producto, pero todavía no sabe cuál va  a ser su modelo.
      • En el primer caso, que uno ya tiene un negocio andando, que tal vez no se frena a contemplar por qué funciona como funciona si no que uno queda inmerso en las tareas diarias que pueden ser abrumadoras, pero son lo que hacen andar el negocio.
      • Ahí lo mejor es empezar a entender.
        • ¿Cuántos productos tengo?
        • ¿Cuánto vendo y gano de cada uno?
        • ¿En qué gasto el dinero?
        • ¿Gasto más en los productos que más vendo?
        • O ¿gasto más en los productos que menos vendo?
        • ¿La forma de interactuar de mi negocio con mis clientes hace que ellos tengan que volver?
        • ¿Cómo hago para hacer lo anterior más eficiente? Desconectarse, dejar de lado tareas diarias es una buena solución.

 

  • Y si uno ya tiene un producto pero todavía no sabe bien cuál va a ser modelo, lo mejor es salir a venderlo y ver que pasa, a través de una prueba pequeña.

Por Sebastian Fernandez Vigil

 

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta