Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Escribir, cada tres mañanas, un pensamiento nuevo. Cuatrocientas palabras, unas más, unas menos, para provocar, para confesar, para esperar, para creer, para des-esperar. Para tener a veces, como Sábato, una “esperanza demencial” en la capacidad de asombro y de movilización de los seres humanos y soñar revoluciones en libertad. O para, igual que el tío Carlos, “ponerse a llorar a gritos” porque al final del día no somos nada excepto peones resignados de un ajedrez que juegan políticos, militares y los barones de la “merca”, de los grandes negocios y de los inmensos medios de comunicación.
De nuevo, como tantas veces, ¿cuál puede ser el objeto de la gotera continua que es esta palabra lateral, traspasada de angustias, esperanzas y sueños tropezados? ¿Litigar periódicamente con la audiencia narcotizada, hipnotizada – idiotizada – por los pokemones de la ilusión virtual? ¿Moverse como un corpúsculo desesperado en medio de la avalancha de información para señalar alertas inútiles?
Sí. Ya me han leído antes: entre el dolor y la esperanza. A veces sale el sol y brilla por un instante como cuando la nave de Neo y Trinity se levanta sobre la oscuridad de las máquinas para luego regresar a ella (para los seguidores de “Matrix”).
…………..
Diez correos electrónicos después de las conferencias de Santiago del Estero para agitar la memoria de las épicas Escuelas de Pensamiento y Acción Cristiana, ese recuerdo punzante de las antiguas batallas del conocimiento sin la tutela de los señores que se proclaman propietarios exclusivos del pensamiento de Dios. Chicas y chicos que se preguntan si ese otro mundo posible que les endilgo en mis conferencias será, en realidad, posible. Que se atreven a preguntar si el viejo libro contiene el pensamiento de Dios y que las teologías oficiales y las disertaciones no son sino lo que algunos hombre dicen que es el pensamiento de Dios. Y que prefieren el pensamiento de Dios a secas.
………….
Hace mucho frío esta mañana. Entro al café “Bourbon” y aquí garrapateo estás lineas, que se mueven entre una convocatoria colosal a los mileniales, aparente ultimo bastión de la esperanza y la consuetudinaria desazón del loco que se da cuenta de que, o está loco de verdad, o nació en la época equivocada.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta