Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Cuando vemos las noticias, los acontecimientos, uno detrás de otro, no nos deja de sorprender. Primero la cantante Christina Grimmie el sábado, cuyo asesino, le disparó mientras  daba autógrafos luego de su concierto en Orlando. Después, la masacre del club Pulse, donde se celebraba la “Noche Latina”, y en la que murieron 50 y aún hay 53 en el hospital, luego el tiroteo en el Walmart de Amarillo, Texas y por último el cocodrilo que atacó al pequeño en un lago de Disney y al que ni su padre pudo arrancar de la boca del animal.

Al haber esta serie de terribles eventos seguidos, no falta quien diga que tienen que ver con un juicio, sumado a los eventos meteorológicos que han ocurrido en todo el centro de los Estados Unidos. Incendios terribles, inundaciones, caídas de granizo enorme y tornados.

Es natural que las personas puedan pensar eso, más aún cuando sentimos que este país le está dando la espalda a Dios. Han sacado la Biblia de las escuelas, el tiempo de oración que se hacía antes de comenzar las clases ya no existe y en los juicios también están queriendo eliminar la Biblia como lugar donde colocaban la mano derecha para jurar decir solo la verdad. Quieren quitar incluso el lema de “En Dios confiamos” o “In God We Trust” que sale en las monedas.

Siendo que esta nación fue construida sobre principios cristianos y aún existe lo que llaman “La Correa de la Biblia” o “Bible Belt, que abarca los estados de Alabama, Arkansas, Mississippi, Georgia, Tennessee, Kentucky y Carolina del Norte, esperemos que la fuerza de la oración logre que nuestro Creador sea misericordioso y nos guarde de todo mal.

Por otra parte, los que creemos en el arrebato de la iglesia previo al juicio, no tomamos estos acontecimientos como tal, pues aún el arrebato no ha ocurrido.

Lo que insisto es en decir que necesitamos orar cada vez más, por protección, por la presencia de Dios, por que Sus ángeles guardianes estén protegiendo a todos los inocentes y que paralice a todas las personas que puedan estar tramando eventos tan terribles como estos pasados.

Dios nos ayude. Mucha oración, por favor.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta