Please log in or register to like posts.
Blog

Muchas veces nos cansamos de hacer dieta y ejercicios y nos montamos en la pesa y el resultado es que no hemos bajado de peso. Hay razones muy sencillas para esto. Primero, la grasa pesa menos que el músculo. Si están creciendo tus músculos por el ejercicio, aunque bajes la grasa en el cuerpo, tu peso no va a variar y hay casos en los que incluso aumenta el peso.

Si estás haciendo pesas, lo más probable es que te aumente el músculo. El secreto está en hacer pesas de poco peso con muchas repeticiones. Esa es la manera de quemar grasa y tonificar. Es posible que con más peso te sientas hinchada también. Y a fin de cuentas, lo que se necesita para rebajar y ponernos en forma es mucha disciplina y una tonelada de fuerza de voluntad. Desde luego que también están las fajas, que dan resultado inmediato pero la mayoría de las mujeres no las soportamos. Si la aguantas, úsala por varias horas al día, pues también son aliadas para moldear el cuerpo.

En cuanto a la fuerza de voluntad, yo he sentido muchas veces que la mía está débil, pero enfocándome no en hacer dieta sino en comer saludable, se me ha hecho mucho más fácil. Me relajo y solo trato de escoger las opciones más inteligentes a la hora de comer algo. Ten a la mano opciones saludables todo el tiempo. Frutas, frutos secos como almendras, nueces. Si me provoca algo dulce, me como uno o dos dátiles. Si lo que deseo es algo crujiente, descubrí que la jícama me tranquiliza ese antojo. La corto en trocitos o palitos, le rocío un poco de jugo de limón y chile Tajín o si no tengo, le pongo un poquito de pimienta cayena y una espolvoreada de sal. Las nueces o frutos secos tampoco los debemos comer en exceso porque son muy cargados en calorías.

Lo que hay que hacer es una combinación de ejercicio, buena comida y poca cantidad, pero unas cinco o seis veces al día. Limpiar tu despensa y tu casa en general de tentaciones es la mejor opción, pero no siempre tenemos esa opción. Si te decides, y tienes chicos, acostúmbralos también a comer saludable. Un yogurt con dátiles y un poco de miel les va a encantar. Dales opciones. Jugos hechos con la fruta natural y un poco de fibra, hará que el impacto del azúcar en la sangre no sea tan inmediato y los acostumbrará a optar por lo natural. El pan, es una de las cosas que no tenemos por qué eliminar, pero sí debemos optar por panes con fibra, con granos y bajos en azúcar.

Otro alimento que no comemos a menudo son los frijoles, y la verdad es que son muy nutritivos y sabiéndolos preparar, ya sea en sopa en crema, licuados, les pueden encantar a los chicos y a nosotras nos dejarán satisfechas rápidamente.

Los quesos, embutidos, jamón y todas esas delicias que nos encantan tienen un alto contenido de sal, así que si quieres bajar o desinflamarte debes moderarlos o eliminarlos de tu menú.

Por último, bebidas con pepinos  perejil y piña son diuréticos naturales que van a eliminar el exceso de agua en tu organismo rápidamente.

Dormir bien es muy importante. Relájate mucho en la noche practicando respirar profundamente y pausadamente y no veas programas de televisión que sean de mucha acción y te alteren.

Comer grasas de las buenas, como el aceite de coco, el aceite de oliva extra virgen y el aguacate, ayudan a quemar las grasas. Evidentemente todos los excesos son dañinos. Hay que comerlos pero moderadamente.

Haz la prueba de ejercitarte y comer sano por tu bienestar y con el enfoque de llegar a una edad madura sintiéndote ágil y saludable.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

Deja un comentario