“Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa”. Hebreos 6:15

Estamos en este mundo como un barco en el mar, corriendo peligro de naufragar sino permanecemos firmes. La esperanza que nos mantiene son las promesas de Dios en su palabra, sin embargo puede que estas promesas tarden en cumplirse y nos sintamos perdidos en medio del océano. ¿Qué nos pide Dios? Esperar con paciencia porque todo lo bueno proviene de Él y en su tiempo todo es perfecto.

Por Claudia Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.