“El que camina en integridad anda confiado; Mas el que pervierte sus caminos será quebrantado” Proverbios 10:9 (RVR1960).

La falta de integridad nos lleva a vivir una doble vida llena de hipocresía. Las  personas que andan por estos caminos siempre estarán preocupadas de que alguien los descubra porque si eso pasa, serán avergonzados. En cambio, el que vive con rectitud, hace lo justo en todas las áreas de su vida aunque nadie lo vea, su caminar es seguro y sin temor de lo que otros puedan descubrir sobre él.

No es fácil vivir en integridad pero si le entregamos a Dios cada área de nuestra vida, Él nos trasformará para que podamos vivir un cristianismo genuino libre de falsedad.

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta