“y cualquiera de vosotros que desee ser el primero será siervo de todos.” Marcos 10:44 (LBLA).

Te imaginas que un día llegara tu jefe y te dijera: “Por favor quítate los zapatos, seguro debes estar muy cansado, lavaré tus pies para que te sientas mejor.” ¿Crees que sería posible? Es probable que no, pero algo así sucedió hace mucho tiempo atrás. El hijo de un gran rey estaba lavando los pies de sus discípulos ¡Qué gran ejemplo de servicio que nos dejó nuestro Señor Jesús! ¿Te gustaría imitarlo? Busca circunstancias donde puedas servir, toma la toalla y haz lo mejor que está dentro de tus posibilidades, porque sólo así podrás experimentar ser un siervo en las manos de Dios.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta