“Cuando le hagas una promesa a Dios, no tardes en cumplirla, porque a Dios no le agradan los necios. Cumple todas las promesas que le hagas.  Es mejor no decir nada que hacer promesas y no cumplirlas” Eclesiastés 5:4-5 (NTV)

¿Cuantas veces prometemos cosas que luego no las cumplimos? Muchas veces cuando comienza un nuevo año, nos proponemos nuevas metas, orar más, leer la Palabra y hasta hacer ejercicio o cuidar mejor nuestro cuerpo. Prometemos a Dios y nosotros mismos que cambiaremos pero al poco tiempo nos damos cuenta que volvimos a nuestras viejas costumbres. ¿Cuántas promesas le hicimos a Dios? Si bien no hay nada de malo en prometer, lo importante es que cumplamos nuestros compromisos. ¿Qué le has prometido a Dios últimamente? Hoy te animo a que des un primer paso para cumplir cada una de tus promesas.

Por Judith Quisbert

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.