“Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.” 1 Pedro 5:7 (RVR1960)

La ansiedad y la preocupación generalmente representan una carga que nos hace sufrir. Esperamos ser librados de ellas, pero a veces la respuesta tarda en llegar y nos exasperamos al punto de perder la paciencia. Cuando esto sucede, es posible que tomemos decisiones apresuradas, de las cuales quizás tengamos que arrepentirnos más tarde.
Si bien hay problemas inevitables, aún así podemos entregárselos al Señor en oración. Dios nos dará la fuerza necesaria para atravesar toda situación y terminar en victoria, porque Él tiene cuidado de nosotros.

Por Giovana Aleman

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.