“Y el que cultiva la tierra tiene que trabajarla antes de poder disfrutar de la cosecha”. 2 Timoteo 2:6 (TLA)

Muchos agricultores, antes de disfrutar de la cosecha, tienen que trabajar arduamente a tiempo y a destiempo; tanto el terreno como la planta necesitan cuidados especiales para que el fruto sea bueno y duradero. Muchos tenemos aspiraciones personales, familiares y laborales, pero solo obtendremos buenos frutos en cada actividad, si le pedimos a Dios que nos ayude y si ponemos más empeño y dedicación en lo que estamos realizando.

Por Miguel Á. Veizaga

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.