“¿Acaso olvidaron las palabras de aliento con que Dios les habló a ustedes como a hijos? Él dijo: «Hijo mío, no tomes a la ligera la disciplina del SEÑOR y no te des por vencido cuando te corrige. Pues el SEÑOR disciplina a los que ama y castiga a todo el que recibe como hijo»” Hebreos 12:5-6 (NTV).

La Biblia nos dice que Dios corrige a todo aquel que lo recibe como Padre, entonces cuando Él vea que nos dirigimos por caminos que no son buenos, nos reprenderá. Quizá la corrección duela y tengamos que asumir las consecuencias, pero todo eso ayudará a que podamos recapacitar y volver al camino que Dios tiene preparado para cada uno de nosotros.

Por tanto, si el sendero que estás siguiendo te están alejando de los propósitos de Dios, debes volver tu mirada a Él y permitir que te corrija; el proceso dolerá pero tendrás como resultado una vida llena de paz y rectitud.

Por Giovana Aleman

 

Te interesa:  A futuro

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.