“No te comprometas a garantizar la deuda de otro ni seas fiador de nadie.” Proverbios 22:26 (NTV).

La Palabra es clara respecto a ser garantes de otras personas, no debemos comprometernos en este tipo de transacciones, que sólo conducirían a la ansiedad como dice en Proverbios 11:15 “Con ansiedad será afligido el que sale por fiador de un extraño; Mas el que aborreciere las fianzas vivirá seguro.” (RVR1960).

Es mejor ser obedientes y vivir seguros, que con incertidumbre y corriendo el riesgo de perder aquellas cosas que nos costaron tanto esfuerzo conseguir.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.