“Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!” Mateo 25:21 (NVI)

Es tan emocionante ser reconocidos o premiados por el cumplimiento de ciertas responsabilidades o la realización de buenas obras. En esta parábola la recompensa se le dio al siervo bueno y fiel y no así al que conservó su talento. ¿Qué es lo que Dios ha puesto en tus manos? La misma pregunta le fue hecha a Moisés y aunque se sintió menospreciado por sus incapacidades, Dios le dio la dirección de un pueblo. No escondas ni menosprecies lo que Dios te ha dado, el enemigo hará lo posible para detenerte, porque sabe que eres un peligro para su reino.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.