“Si vivo, quiero hacerlo para servir a Cristo, pero si muero, salgo ganando.” Filipenses 1:21 (TLA)

Para mucha gente la vida en la tierra es todo lo que hay, por ello se esfuerzan tanto en acumular bienes y riquezas, mas Jesús nos advierte que es necesario buscar un equilibrio, para que el ocuparnos de la vida terrenal, no nos lleve a olvidarnos de Dios y perder una eternidad al lado suyo.

¿Qué es lo primero que piensas cuando escuchas la palabra muerte? ¿Quizá tienes miedo a morir? Es probable que lo que te atemorice sea por no estar seguro acerca de donde pasarás la eternidad; o tal vez tu preocupación tenga que ver con el futuro de tus hijos y tus bienes. Mas debemos entender que nada llevaremos con nosotros a la eternidad. Por lo general, cuando el temor nos invade, solemos preferir no hablar de ello. Pero quiero animarte a no sólo pensar en tu vida terrenal sino también en la eterna. Ahora te pregunto: ¿Estás preparado para pasar una eternidad al lado de tu padre celestial? Si es así, nunca más llegarás a considerar la muerte como una pérdida sino como una ganancia.

Te interesa:  Presencia de Dios

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.