“Entonces Pedro fue y preguntó a Jesús: –Señor, ¿cuántas veces deberé perdonar a mi hermano, si me hace algo malo? ¿Hasta siete? Jesús le contestó: –No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.”  Mateo 18:21-22 (DHH).

¿Alguna vez te traicionaron en tu matrimonio o en tu noviazgo? ¿Te duele la herida y quieres perdonar pero no puedes y estás tentado a pagar con la misma moneda?

Si aún sufres por el dolor de una traición, decídete hoy a ser libre de la atadura del rencor. Decídete a perdonar, aún cuando no lo sientas y pídele a Dios que haga el resto, sanando toda herida y trayendo paz a tu corazón.

Recuerda que Jesús entiende la traición, pues dijo: “¡Padre, perdona a toda esta gente! ¡Ellos no saben lo que hacen!” (Lucas 23:34). Él está dispuesto a sanarte, solo debes acercarte y creer que obrará.

¡Es tiempo de perdonar y sanar las heridas! ¡Es tiempo de buscar a Dios!

Te interesa:  Caja de cristal

Por Giovana Aleman

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.