“Porque si Dios, cuando todavía éramos sus enemigos, nos reconcilió consigo mismo mediante la muerte de su Hijo, con mayor razón seremos salvados por su vida, ahora que ya estamos reconciliados con él.” Romanos 5:10 (DHH).

Desde Adán en adelante todos nosotros somos culpables del pecado y debemos ser juzgados por Dios. Sin embargo, Él tiene misericordia de nosotros y por amor entregó a su Hijo para rescatarnos y salvarnos, pues Jesús se despojó a sí mismo y murió en la cruz recibiendo toda la ira de Dios por nuestros pecados. Al tercer día resucitó venciendo a la muerte y dando vida eterna a todo aquél que en Él cree.

Ahora bien, requiere de tu parte que des un paso  de fe hacia Jesús con un corazón arrepentido, porque solo a través de Él podemos tener paz con el Padre.

¿Quisieras hoy reconciliarte con Dios?

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.