El amor de madre suele querer dar todo a los hijos, quitarse el bocado de la boca para dárselo a ellos, y hasta dar la vida si fuera necesario. Y no está mal, Dios nos dio ese corazón sensible de protección y de gran amor de mamá para cuidar a nuestros hijos. Solo hay que tener presente que para ayudar a los demás tenemos que ayudarnos también a nosotras.

Nadie puede dar lo que no tiene, y si tú estás descuidando tus necesidades, y sin darte cuenta renuncias a tu propia satisfacción y alegría, corres el riesgo de constantemente enfermarte, agotarte, o de sentirte frustrada, decaída, desmotivada, de mal humor, enojada y hasta veces violenta. Lo cual pudiera ser contraproducente, porque en cualquiera de este estado se corre el riesgo de lastimar a los hijos de muchas maneras.

Entonces, para cuidar bien a los hijos, tenemos que estar bien nosotras, así que no hay que desatender nuestras necesidades, teniendo una vida sana, equilibrada y estimulante, porque después de todo es un beneficio muy grande que también repercute en ellos. Pese a las exigencias cotidianas, que no te impidan satisfacer las siguientes necesidades que te ayudarán a sentirte mejor.

Dedica tiempo a descansar

Aunque trabajes fuera de casa, o estés en casa al cuidado del hogar, o ambas, es importante que no descuides tu propio bienestar. Por ello es clave que te des el descanso y la atención que sea posible. No hay pero que valga, si quieres hacer algo encuentra el medio, porque aunque el día tuviera 48 horas, de cualquier manera a este ritmo que se vive, las ocuparías todas y aún así no habría tiempo.

Si para ti, tomarte un descanso es darle a tu cuerpo el beneficio del ejercicio, para sacar toda la tensión y presiones del día, entonces hazlo, es bueno para tu salud y para ti. Además de que te hará vivir más años, tendrás mas energía y te sentirás mejor.

Otra manera y clave de descansar es dormir bien. Ahora si tienes dificultades para dormir bien, entonces cambia tus hábitos para que logres hacerlo. Por ejemplo, intenta tener un horario fijo para dormir, si puedes irte a la cama temprano mucho mejor para lograr dormir entre 7 y 8 horas seguidas. No tomar cafeína después del mediodía, cenar ligero y hasta puedes darte un baño calientito para relajarte. Piensa que tanto el ejercicio como el dormir bien, te ayudará a librarte de enfermedades y hasta desequilibrios emocionales.

Te interesa:  5 verdades que las madres solteras deben saber

Dedica un momento al día

Hay un anuncio publicitario que me gusta mucho, se trata de una chica agobiada por el trabajo, y de repente se ve que se toma un momento para degustar tranquilamente una barra de chocolate, y el mensaje que dan es que te tomes tus 5 minutos del día para hacer lo que te gusta, en ese caso era disfrutar el chocolate.

En tu caso, también es válido que te tomes un momento al día para estar a solas y hacer lo que te gusta. Algo tan sencillo como disfrutar una tasa de café, té, etc., leer por un momento las páginas de un libro, revista, noticias o lo que te agrade. Escuchar por un momento tu estación favorita de la radio, en fin, lo que tú quieras. Lo importante es que ya sean 5 minutos o más te des ese tiempo sola y que lo disfrutes con lo que te agrade hacer.

Dedique un rato cada semana

Parte del bienestar y el alcance de plenitud de una persona es la capacidad de desarrollar sus talentos y servir a otros. Una vez que cubrimos adecuadamente las necesidades básicas emocionales como tener una familia, tener amigos, amar y sentirnos queridas, nos sentimos motivadas para desarrollar nuestras capacidades y talentos para cumplir nuestra vocación y ser solidarios con los demás.

Por ello, es recomendable que dediques un rato cada semana para aprovechar los talentos para el servicio de los demás. De igual manera puedes frecuentar amigas, tomarte el cafecito de la semana para ponerse al día y ver que puedas hacer por ellas. Recordemos tan sabias palabras de nuestro Señor Jesús: “hay más bendición en dar que recibir”.

Por eso caminar con Dios es el privilegio de dar, la alegría de dar lo que tenemos sin esperar nada a cambio.

ARTICULOS RELACIONADOS

8 Comentarios

  1. Darnos unos cinco minutos para agradar nos servirá para mejorar nuestro interno yo

  2. No hay nada mejor que darse tiempo en una misma para poder hacer lo que uno quiere sin descuidar a los que mas queremos , pensar en nosotras mismas y en nuestras necesidades personales.

  3. A DIOS LE AGRADEZCO
    Por mi hijo (a) que está viendo la tele en su cuarto, aunque no lo limpie…
    porque significa que está en casa y no en las calles…
    Por el desorden que tengo que limpiar después de una fiesta, porque significa que estuve rodeado de seres queridos
    Por las ropas que me quedan un poco ajustadas… porque significa que tengo suficiente para comer…A DIOS le agradezco Por mi sombra, que me ve trabajar… porque significa que puedo salir al sol… Por el césped que tengo que cortar, ventanas que limpiar y cortinas que lavar… porque significa que tengo una casa… Por el lugar para estacionarme que se encuentra hasta el final del Estacionamiento…porque significa que tengo auto… Por la señora que está detrás de mi
    en la iglesia y que desentona al cantar… porque significa que puedo oír… Por la cantidad de ropa que tengo que lavar y planchar…porque significa que tengo ropas que vestir… Por el cansancio
    y los dolores musculares al final del día… Porque significa que tengo un empleo…Por el espertador que suena tan temprano todas las mañanas…porque significa que ¡¡¡estoy vivo!!!

  4. Excelentes consejos, gracias Norma.
    Bendiciones

  5. Wuau.estas palabras me motivan a seguir adelante con el.cansansio.de todos ls dias ,q habeces nos impide el dedicar tiempo a nosotras ,ser madre soltera no e a facil ,pero se q Dios tiene el control en todo tiempo gracias por esos temas que son de mucha bendicion

  6. Buen articulo! es verdad todos necesitamos tener nuestro tiempo, tanto hombres como mujeres.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.