La cuaresma puede ser algo confuso para niños y para adultos también. El mundo secular lo ve como un tiempo de hacer dieta, pero es más que dejar de comer dulces o tomar sodas por 40 días. Es una oportunidad de enfocar nuestra atención en Jesús y el sacrificio que Él hizo en los días que nos llevan a celebrar la resurrección. Aunque comenzó como una tradición católica, los cristianos de varias denominaciones participan de la Cuaresma.

La cuaresma no aparece en la Biblia, pero es una tradición que comenzó con la iglesia en sus inicios. Antes de celebrar la resurrección de Jesús, los cristianos del principio de la iglesia, hacían ayunos cortos para prepararse y preparar sus corazones para la gran celebración de la resurrección de Cristo.

Muchos atribuyen esto a los cuarenta días de ayuno que Jesús hizo luego de ser bautizado por Juan el Bautista.

El ayuno ha sido visto como una manera de hacer “penitencia” que se le ofrece al Señor por los pecados del pasado. Hay muchas tradiciones en la iglesia católica. Como la cruz de cenizas en la frente.

El número cuarenta también tiene un significado importante en la Biblia, por ejemplo, Moisés esperó en el Monte Sinaí cuarenta días para recibir las tabletas de los Mandamientos. El pueblo de Israel anduvo por cuarenta años en el desierto antes de entrar a la tierra prometida. Elías caminó por cuarenta días para encontrarse con Dios en el Monte Horeb y Jesús ayunó por cuarenta días en el desierto antes de que el maligno lo tentara. Aún después que los cristianos acordaran en un período de ayuno antes de la Pascua, no había mucho acuerdo en cómo se contaban los días. En Jerusalén, la cuaresma duraba ocho semanas y las gente ayunaba de lunes a viernes por un total de cuarenta días de ayuno. En otros lugares por seis semanas seis días a la semana y entonces eran 36 días.

Te interesa:  ¿Cómo luchar para alcanzar la salvación?

Hoy día se supone que dura seis semanas y media, lo que da exactamente cuarenta días entre el miércoles de cenizas y la Pascua de resurrección. Los domingos nunca se han incluido en los días de ayuno ya que el domingo es el día que se celebra la resurrección de Jesús.

Lo cierto es que lo que la gente deja de hacer o de lo que decidan abstenerse ha variado mucho y de persona a persona. Pero es decisión de cada cual. Algunos renuncian a los chocolates, los dulces y el café, tal vez la televisión también por los cuarenta días. Otros hacen ayuno de un día completo a la semana sin comer absolutamente ningún alimento y se dedican a orar y meditar en la Palabra de Dios.

Cuéntame, ¿qué haces tú en este tiempo de Cuaresma?

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.