“Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes. 1 Corintios 16:13 NVI


Al momento de llegar el huracán a tierra no viene solo, sino con inundaciones, vientos y olas devastadoras. Se empiezan a ver cómo los techos de las casas se desprenden y grandes árboles caen por la fuerza de la tormenta, pero es increíble cómo las palmeras se mantienen de pie sin sufrir ningún daño. ¿Te has preguntado por qué?


Aunque no lo creas, la estructura de las palmeras funciona de forma similar a los edificios diseñados contra los terremotos. No se trata de tener rigidez en su tronco sino de flexibilidad para contrarrestar los temblores o fuertes vientos; no se trata de tener una raíz gruesa y profunda, sino de la cantidad de las mismas, lo cual le permite tener una base mucho más pesada y firme.


De una forma similar sucede con nuestras vidas. Mientras más enraizadas estén nuestras convicciones en Cristo Jesús, más resistentes seremos a las tormentas de la vida.


El enemigo está en contra de nuestro crecimiento espiritual, porque sabe que somos una amenaza para él; por lo tanto, hará hasta lo imposible para detenerte y destruir cualquier progreso que intentes obtener, te atacará de una forma o de otra hasta verte derrotado.

Te interesa:  Guía para criar varones


Por ello, es importante que te mantengas alerta. La Biblia dice claramente que el diablo está rondando buscando a quien devorar, no seas esa presa fácil para el enemigo.


A pesar de las artimañas que haya planificado en tu contra, no te sueltes de la mano de Dios y permite que te guíe, porque a pesar de los obstáculos en el camino, tu vida estará segura en sus manos. Recuerda que mayor es El que está en ti que el que está en el mundo.


Tal vez estés peleando por tu salud, tus finanzas, tu cónyuge, por tus hijos, etc. Por supuesto que es mucho más fácil darse por vencido pero, ¿realmente vale la pena? No, ¡claro que no! Porque finalmente los que perseveran firmes en la fe en Cristo Jesús llegarán a la meta y podrán disfrutar de lo que el Padre ha preparado para ellos.


Así que, sin importar los problemas que vengan sobre ti, no te desanimes, mas al contrario, mantente firme en tu fe, y serás testigo de las grandes bendiciones de papá Dios.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.