“Bendice alma mía a Jehová, y bendiga todo mi ser si santo nombre. Bendice alma mía a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias. El que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias. “Salmos 103: 1-4

El autor de este Salmo tenía claro que debía glorificar al Señor ante cualquier situación, y además lo reconocía como fundamento en su vida. Tenía una certeza firme y sobre todo experimentaba una relación personal con Él.

Hay quienes reconocen a Dios como “Su sanador” porque han experimentado el poder de su mano sanadora, o “Mi Salvador” porque aparte de rescatarlos del pecado los libró de adicciones, muerte u otra situación; y sin duda otras personas han experimentado otros eventos con el Señor y por ello es vital que sigamos conociéndolo.

¿Quién es Dios para ti? Si por algún motivo estás atravesando alguna dificultad, es un buen momento para que permitas a Dios presentarse de manera diferente, porque Él desea revelarse a ti de manera única.

Te interesa:  ¡Necesito paz!

En medio de la tormenta Dios te ayudará a resistir porque Él es tu Protector.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.