¿A quién le gusta ser corregido? Algunas veces la corrección se tomade buena manera pero otras no, en especial cuando creemos que estamos haciendo bien las cosas o tomando la decisión correcta y de repente pasa algo que demuestra lo contrario, es muchas veces frustrante.

Como un hijo que no se percata de que ha llegado en reiteradas veces tarde a su casa hasta que el padre o madre lo reprende, ahí es donde se pone a pensar y cambia de actitud, o cuando pierdes la cabeza por una persona y te vuelves ciego sordo y mudo y no quieres ver más allá de tus ojos y viene alguien para decirte que esa persona no te conviene por razones justificadas, o dejas esa atracción o te enredas en un laberinto sin salida. La corrección siempre es necesaria a cualquier edad y en todas las circunstancias es indispensable una palabra que nos guíe a lo bueno.

En la Biblia se registran varios ejemplos de cómoJesús corrigió sus discípulos cuando apartaron y reprendieron a los niños que se acercaban al Maestro, Él, les dijo: “dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidáis”Creían que hacían bien en retirar a los niños pero no era así. También a la mujer adúltera, no la condenó, pero le dijo: Vete y no peques más, en cambio los fariseos y escribas solo la condenaron.

Te interesa:  Tú eres un factor importante para el cambio

Dios usa a otras personas para aconsejarnos y corregirnos como el caso de Moisés, cuyo suegro le recomendó una forma de atender su enorme carga de trabajo. Moisés lo escuchó y puso en práctica su sugerencia de inmediato (Éxodo 18:13-24). Moisés era un hombre que tenía mucha autoridad ¿Por qué aceptó el consejo de su suegro? Porque era humilde. Dice en Números 12:3 “Moisés era con mucho el más manso de todos los hombres que había sobre la superficie del suelo.”

Una persona que acepta la corrección tiene humildad, y está yendo en el camino a la sabiduría, como dice Proverbios 19:20 dice “Escucha el consejo, y recibe la corrección, para que seas sabio en tu vejez.”

Así que, aunque no nos guste la corrección aceptemos humildemente los consejos y confiemos que son para nuestro bien.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.