Con el pasar de los años, los medios de comunicación se han ido perfeccionando, permitiendo que la comunicación entre las personas se realice de una forma más simple.

La distancia ha sido un problema en la comunicación de las personas,  para poder hacerle frente en la antigüedad se utilizaban diferentes medios como mensajeros, humo, palomas mensajeras y piedras en las que escribían. Con el transcurrir del tiempo han surgido inventos como la imprenta, el telégrafo, teléfono, la radio, el fax, televisor y el Internet que han hecho mucho más fácil el poder estar en contacto con los que se encuentran en lugares alejados en  tiempo real.

En nuestros días podemos ver que la tecnología ha hecho mucho más accesible el poder estar comunicados  con los demás de forma más directa e inmediata.

Es muy necesario estar en contacto con nuestros seres queridos y, de igual forma, necesitamos estarlo con Dios. El medio por el cual podemos comunicarnos con nuestro Padre es la oración, y podemos decir que es mucho mejor que el telégrafo, una paloma mensajera o un teléfono inteligente en nuestros días.

Te interesa:  Mi identidad

La oración nos lleva a una relación más íntima con Dios, la distancia no es un impedimento porque podemos sentirlo muy cerca de nosotros. Jesús nos enseñó que debemos pasar tiempo con el Padre para poder contarle cómo nos fue en el día o si tenemos algún problema, Dios siempre estará dispuesto a escucharnos cuando decidamos buscarlo en oración.

“Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias…” Colosenses 4:2

¡Nuestra comunicación con Dios debe ir perfeccionándose cada día!

Por Miguel Ángel Veizaga

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.