Isaías 58:11 (NTV) dice: “El Señor los guiará continuamente, les dará agua cuando tengan sed y restaurará sus fuerzas. Serán como un huerto bien regado, como un manantial que nunca se seca.” Esta promesa genera mucha paz, y esperanza, ¿Quién no quisiera que su vida esté siempre saciada de la bendición de Dios? Para esto necesitamos poner de nuestra parte pues no se obtiene lo que uno desea sin hacer algo al respecto.

Las promesas de Dios están dispuestas para quien se atreva a luchar por ellas con fe y constancia. Los logros son el resultado de sacrificio. Jesús nos enseñó cómo se obtiene un propósito, a él le costó, para tener una íntima plática con Dios sacrificaba su sueño, para ser lleno del Espíritu Santo ayunó cuarenta días, para salvar a la humanidad de la muerte eterna sacrificó su vida.

“Ser honesto con tu condición no es suficiente si no tienes la disposición de cambiar” dijo un Pastor ¿Cuántas veces somos sinceros con nosotros mismos y reconocemos nuestros errores y barreras que impiden apropiarnos de las promesas de Dios? Sin duda muchas, pero ¿hacemos algo al respecto? No es sencillo, suele costar mucho.

Te interesa:  Bendice a tus padres

La valentía y la decisión son requisitos: “Desde que Juan el Bautista comenzó a predicar hasta ahora, el reino de Dios avanza a pesar de sus enemigos. Sólo la gente valiente y decidida logra formar parte de él.” Mateo 11:12 (TLA) Sin dejar de lado la fe: “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” Hebreos 11:6

Cuánta satisfacción producen las promesas de Dios a sus hijos, cambia el panorama por el cual pasamos, lo que antes nos llenaba de angustia y dolor se torna en esperanza y paz, lo que parecía el fin se transforma en abundancia de vida.

Te animo a que pongas tu vista firme a lo que Dios te ofrece pero también a que te esfuerces en agradarle y obedecer su palabra, porque sin duda Él responderá, su fidelidad es eterna.

¡Se valiente!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.