En una autobiografía que se publicó en la India, Gandhi menciona que en sus días de estudiante se impresionó mucho al leer los evangelios y que pensó seriamente en bautizarse y ser miembro de una iglesia cristiana. Pensaba que en el cristianismo estaba la solución a los prejuicios raciales y a las diferencias de casta que afectaban a la India y a África del Sur.

Un domingo por la mañana Gandhi fue a una iglesia cristiana que estaba cerca, tenía el propósito de hablar con el pastor al terminar el culto para hacerse cristiano. Cuando entró en el templo la comisión de recepción se negó a proporcionarle un asiento, y le sugirió que fuera a una iglesia de “negros”.

Gandhi salió de aquel templo para no volver más. “Si también los cristianos tienen diferencias de clase”, pensó, “permaneceré siendo hindú, y desde allí atacaré el mal. (C. C. Wychoff.)

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Mateo 5:16

En medio de un mundo tan oscuro nuestro Padre nos pide que seamos “Luz” ¿Cómo? La palabra de Dios hace referencia a las “buenas obras”. Las buenas obras son un medio para tratar de iluminar el día de otra persona haciendo algo considerado, agradable y compasivo. La bondad es una forma de mostrar a los demás que sí importan, en medio de un mundo hostil y egoísta.

Mahatma Gandhi fue abogado, político y pensador indio del siglo IX y XX conocido principalmente por reivindicar y conducir la independencia de la India a través de métodos no violentos.

Gandhi llevó una vida humilde, no aceptó ninguna posesión terrenal. Numerosas fueron sus iniciativas humanitarias: instituyó colonias agrícolas y hospitales, trató de eliminar las castas que dividían a su pueblo. En sus relaciones y en sus inevitables choques con las autoridades gubernativas de Sudáfrica inauguró un método de lucha que mantenía el respeto a la persona humana y evitaba la revuelta armada. En 1906, en África, puso en práctica el “satyagraha”, conocido en Occidente con el nombre de “resistencia pasiva”.

Te interesa:  7 maneras de fortalecer el vínculo con tu pareja

Albert Einstein dijo: “Las generaciones del porvenir apenas creerán que un hombre como éste caminó la tierra en carne y hueso.”

Lamentablemente Gandhi nunca dio el paso final para hacerse cristiano, él dijo: “yo sería cristiano de no ser por los cristianos”; permaneció hindú hasta el final. Adoraba a Cristo como una de las encarnaciones de Dios, pero no como la única.

¿Cuántos grandes hombres ha perdido la iglesia por no ser como Cristo? Si realmente demostrarás a las personas que el amor de Dios está en ti, siendo considerado, bondadoso y obediente a la palabra, seguramente muchos líderes serían cristianos y llevarían la palabra de salvación a todos sus seguidores.

¿Estás haciendo que las personas se acerquen a Dios o que se alejen de Él? Dios te pedirá cuentas de cada persona que se aleja del evangelio por causa tuya, por tanto si has estado fallando en este aspecto pide perdón al Señor, aún no es tarde para empezar de nuevo. Esfuérzate este día por ser luz y que las personas alaben a Dios por tus buenas obras.

¡Esfuérzate para que conozcan el Amor por medio ti!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.