“…pero no sea como yo quiero, sino como tú.” Mateo 26:39b (RVR1960)

Jesús pronunció estas palabras, en oración, momentos antes de ser prendido para posteriormente ser crucificado. Con Su ejemplo enseña que cuando enfrentamos circunstancias decisivas para nuestras vidas, debemos buscar dirección de Dios postrados en oración.

Quienes pasaron situaciones similares, concordarán conmigo en que no es sencillo anteponer la voluntad de Dios a la nuestra, es difícil ceder el control y aceptar situaciones que no comprendemos o que son dolorosas. Sin embargo, es sin duda, la mejor decisión que podamos tomar, porque el Señor nos bendice a pesar y a través de estas situaciones. Además, nos da paz y fortaleza.

Podemos ver Su mano obrar en cada momento difícil vivido, cuidando, sosteniendo y refugiándonos, por Su fiel amor.
¿Tienes decisiones que tomar? Acude a Él y permite que te muestre el camino a tomar, busca en la Biblia, encontrarás lineamientos y mandatos que sirven de guía.

“Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos.” Salmos 32:8 (RVR1960).

Te interesa:  Su gracia es más que suficiente…

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, 17 a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra”. 2 Timoteo 3:16-17 (NVI).

Si como Jesús buscamos al Padre en todo momento y no sólo en situaciones complicadas, la relación resultante de esa búsqueda nos prepara y fortalece para que podamos hacer frente a lo que venga, porque sabemos que es Él quien nos sostiene.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.