Una mujer anciana determinó terminar con su vida, se encontraba deprimida y solitaria, ya que su esposo había fallecido unos meses atrás y sus hijos tenían sus hogares establecidos en diferentes países. Ella pensó que su tiempo había concluido, entonces tomó una soga y la preparó, se subió a una silla y la puso sobre su cuello, cuando estaba a punto de saltar de la silla recibió una llamada, era una de sus hijas quién le dijo: “mamita no sabes cuánto te necesito, iré a verte muy pronto y espero que esta vez puedas volver conmigo”.

La anciana cambió de semblante y tomó una nueva decisión: ¡ver crecer a sus nietos!. Su final fue diferente ya que dejó un vacío muy grande cuando se fue.

Es increíble como una llamada no sólo cambió el futuro de esta mujer, sino que salvó su vida. Muchos ignoramos los efectos que puede producir una llamada cuando alguien se encuentra en un conflicto, solo, deprimido, o hasta incluso enojado. ¿No te ha pasado? Son una inyección a nuestro dolor, es un alivio al malestar, y al que está feliz le duplica la alegría.

“Hermanos míos, si alguno de entre vosotros se extravía de la verdad y alguno le hace volver, sepa que el que hace volver a un pecador del error de su camino salvará su alma de muerte, y cubrirá multitud de pecados” Santiago 5:19-20.

Te interesa:  Hermano gelatina

En este momento existen tantas personas que se encuentran desorientadas ante lo que enfrentan, por lo que es probable que se encuentren en un camino errado y a punto de tomar una decisión equivocada.

La palabra de Dios nos muestra lo importante que es para el Señor una vida y nos pide que ayudemos a alguien a cambiar su rumbo, te animo a hacerlo por medio de una llamada. En este momento recuerda a un amigo que ha dejado de asistir a clases, al trabajo, o a la iglesia, aquel que tal vez un día lo viste preocupado, que está diferente, o simplemente aquel que estimas mucho y llámalo ¡podrías estar salvando su vida!

¡Ellos precisan saber que son importantes, que su vida tiene un propósito y alguien se preocupa por ellos! Sé obediente al Señor.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.