El diagnóstico de una enfermedad incurable no solo afecta al paciente, sino a toda su familia. El impacto y dolor es especialmente fuerte cuando se trata de un niño. En este tipo de situaciones uno no sabe qué decir o hacer, pues está atado de manos y es incapaz de hacer algo para brindar sanidad al enfermo. Sin embargo, aún cuando las cosas parezcan ir de mal en peor, Dios actúa y hace milagros inesperados que desafían toda lógica y razón.

La familia Cullen atravesó momentos así cuando su primer hijo, Josiah, fue diagnosticado con autismo. Este trastorno neurológico no tiene causa ni cura conocida y dura toda la vida. Josiah perdió la capacidad de hablar, y pese a los intentos de sus padres, la enfermedad parecía haberle quitado la voz para siempre. No obstante, los esposos Cullen aprendieron con el tiempo a confiar en Dios, y a no dejar que sus dudas o temores influyeran en su hijo. Es así como un día ocurrió un milagro inesperado, Josiah comenzó a escribir en un iPad.

“Prueben y vean que Dios nos ama.” – Josiah (p. 86).

Josiah nunca había aprendido a leer o escribir, pero de pronto empezó a escribir frases sobre Dios y pensamientos profundos sobre la vida. La familia y los médicos no podían explicar este milagro, y aunque los doctores no encontraban sentido a lo que ocurría, los padres de Josiah estaban seguros de que solo alguien podía haber obrado de esa manera en la vida de su hijo: Dios. Tahni Cullen dice: “…sabíamos, con todo el cielo de testigo, que Dios tenía solo cosas maravillosas en mente, y que con nuestra mano segura en la suya, podíamos levantar la frente y confiar completamente en su amor que todo lo transforma” (p. 250).

Te interesa:  ¿Por qué la mayoría de las personas muere a los 25 años? ¡Impactante reflexión!

Esta familia fue testigo de que Dios toma aquello que todos creen que no tiene remedio, y lo convierte en algo útil y poderoso para demostrarle al mundo que en Él siempre hay esperanza.

Datos adicionales:

Tahni Cullen es una ministro ordenada y conferencista que comparte un mensaje de esperanza y restauración.

Cheryl Ricker escribe historias sobrenaturales de la vida real sobre el irresistible amor, poder y presencia de Dios.

Para mayor información, visita:

http://casacreacion.com

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.