papa Archives | Página 2 de 2 | CVCLAVOZ

All posts in “papa”

Respetando las canas 1

Respetando las canas

Carlos  era un hombre de de 80 años,  su cabello blanco como la nieve. Su cuerpo un poco  encorvado y sus manos lucían temblorosas. Fácilmente se podía apreciar en su rostro las huellas inequívocas del paso del tiempo.

Luego de haber perdido a su compañera de toda la vida, decidió irse a vivir a la casa de su hija y así compartir mas tiempo con sus dos nietos.

Carlos ya no controlaba bien sus movimientos por lo que frecuentemente se le caían las cosas de la mano.  Esto le trajo muchos disgustos con su hija, quien le pedía y a veces acaloradamente que tuviera mas cuidado.

Durante un almuerzo, Carlos dejó caer un plato del juego de porcelana fina, ese que se guarda solo para las grandes ocasiones. Su hija estalló en ira y decidió que de ahora en más, le daría platos de plástico, ya que no era capaz de cuidar los buenos.  Con mucha tristeza, Carlos comprendió que estaba causando muchas molestias a la familia y al no poder irse a vivir a otro lado, decidió poner cierta distancia.  Cada día comía en absoluta soledad, en una mesa aparte y con su vajilla de plástico.

Uno de sus nietos le preguntó a su mamá: ¿por que el abuelo come solo en la cocina? La madre le respondió: él ya está muy viejo, come allí para no molestar. El niño volvió a preguntar: ¿cuando ustedes sean viejos, van a comer solos en la cocina?

 Los padres se miraron por un momento y en dicho instante comprendieron el mal ejemplo que le estaban dando a sus hijos. Carmen siguió pensando en esto y vinieron a su mente, recuerdos de su infancia. Cuantas cosas de la casa, ella había roto, sin embargo su padre y a pesar de sus errores, siempre mostraba una actitud paciente y comprensiva.  Carmen, entendió que la relación con su padre, valía mucho mas que un plato de porcelana fina.  Entonces no esperó mas, fue a buscar, lo abrazó y desde ese día, su papá siempre compartió su mesa.

Quizás solo te parezca una historia, y es verdad eso es, pero a veces se parece a la realidad de algunas familias.

Cuantas veces olvidamos lo que nuestros padres hicieron por nosotros cuando dependíamos de ellos para todo. Pero ahora en que los roles se han intercambiado, les hacemos sentir que molestan, perdemos la paciencia con facilidad y hasta nos burlamos de las historias que una y otra vez nos cuentan.  No queremos pasar tiempo con ellos, porque nos aburren o nos molestan.

Sin embargo, Dios nos exhorta a honrar padre y madre. Él valora el honrar a los padres, lo suficiente como para incluirlo dentro de los 10 Mandamientos (Éxodo 20:12) y nuevamente en el Nuevo Testamento: “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa, para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.” Efesios 6:1-3

No esperes a que tus padres dejen de existir en este mundo, porque por más lágrimas que derrames ya no podrás abrazarlos más, ya no podrás escuchar más las historias que ellos querían contarte. Si tus padres están vivos búscalos, abrázalos diles cuanto los amas y pasa más tiempo con ellos, porque no sabes cuando ya no estarán más contigo.

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Honra a tus padres 2

Honra a tus padres

En una ocasión una mamá me comentó que su hijo la había sorprendido porque quería irse de su casa. Mientras le ayudaba a empacar, le hizo recapacitar sobre su precipitada decisión, diciéndole que esperaba que encontrara un lugar como su hogar, que pensara muy bien e hiciera cuentas porque si quería independencia solo porque uno de sus amigos le había dicho que se fueras a vivir con él, solo lo apoyaría por un tiempo y luego le pediría que se fuera de su casa porque no podría ayudar con los gastos y terminaría yéndose a vivir solo a un cuarto donde tendría que pagar: alquiler, luz, agua y el muy imprescindible teléfono que no usaba en su casa, sino que abusaba, además de la comida, el transporte, etc. Cuando su maleta ya estaba casi lista le dijo que junto a ellos tenía todo, que trabajan de sol a sol para que no le faltara nada y que lo hacían porque lo amaban.

Cuántos de nosotros hemos actuado igual que este muchacho porque queríamos independizarnos y ya no queríamos escuchar los sermones de nuestros padres, sin darnos cuenta que ellos solamente querían nuestro bien.

La Palabra dice: “Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.” Efesios 6:2-3

Varias veces escuché a muchos papás decir que sus hijos los abandonaron, que se olvidaron de ellos, que no los iban a visitar ni los llamaban. Jamás olvides que ellos dieron todo por nosotros, incluso en algunas ocasiones dejaron de comer para que nosotros pudiéramos alimentarnos.

¿Qué estamos haciendo ahora por ellos? ¿Te das cuenta que no estamos haciendo lo correcto? Abandonar a nuestros padres ahora que nos necesitan, o no tener paciencia como ellos como la tuvieron con nosotros. Estamos tan ocupados en nuestras propias actividades que no tenemos tiempo para compartir con ellos.

Honra a tus padres como lo manda Dios, ámalos porque no sabes hasta cuándo estarán a tu lado. Ellos te dieron mucho amor y cariño cuando tú estabas a su cuidado, ahora te toca a ti devolverles todo lo que  ellos  te dieron porque lo necesitan.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Día de mamá o de papá? – Segunda parte 3

¿Día de mamá o de papá? – Segunda parte

“Un padre es tan importante y necesario como una madre”, dice el consejero familiar Dr. Aquiles Fuenmayor .  De acuerdo con la psiquiatra Kyle Pret, autora de Fatherneed (Necesidad de un padre), los padres son tan importantes para los hijos como las madres, pero de manera opuesta.

Un padre y una madre se convierten en progenitores el mismo día al nacer el hijo o la hija.  Por lo tanto no hay razones lógicas que puedan argüirse para separar algo que se une por naturaleza,  a menos que la intención no revelada sea la de presentar como innecesaria la presencia del varón como figura del hogar.

Si piensan que exagero preguntemos a las líderes feministas de género sobre el particular.  Veamos que dice la de la teóloga y líder feminista  Lola Hoffmann: “el fin del patriarcado es el renacer de la humanidad.  El fin de un pecado original que durante seis a siete mil años ha impedido al hombre y a la mujer ser lo que de verdad son: una trinidad. Cada uno Padre, Madre, Hijo.  La misma trinidad de Dios, que no es sólo Dios Padre, como lo presenta la patriarcal tradición judeo-cristiana”.

La pregunta que surge hoy es ¿debemos ver como insignificante el hecho que todos los días surjan hechos y situaciones que están separando la familia? ¿Será más saludable celebrar la paternidad por separado? o ¿sería mas simbólico y pedagógico que el mundo entero celebrara la paternidad conjunta, que digamos mama y papa son mi mas grande bendición? ¿Será que los errores de los malos padres desvirtúan los sacrificios y bendiciones de los buenos? ¿Será una mentira repetida tantas veces algunos la han creído como si fuera verdad?

Que dicho tan desastroso el que dice: “madre solo hay una, padre  es cualquiera”.  ¿Será que el Creador y diseñador de la paternidad  quería que se honraran a ambos, papá y mamá  al mismo tiempo?   Para disipar cualquier duda, sería muy valioso e  interesante recordar lo que ha establecido el mandamiento divino que no hace acepción de sexo cuando dice: “Obedezcan y cuiden a su padre y a su madre. Así podrán vivir muchos años en el país que les voy a dar”-Éxodo 20:12 (TLA).

Mis deseos de bendiciones sin límites para todas las mujeres y los hombres de EL ANTIVIRUS que tienen el privilegio de ser madres y padres.  CVCLAVOZ

Puedes ver todo lo que hacemos en El Antivirus apretando aquí: https://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!

¿Por qué es tan importante papá para mi hija? 4

¿Por qué es tan importante papá para mi hija?

Es común que se piense que el amor de madre hacia una hija es tan grande que puede ser suficiente para cubrir incluso el de papá. Sin embargo, el rol de un padre es tan importante y único que cubre necesidades en una hija que nadie es capaz de llenar, sólo él. Es tal su importancia en la vida de una niña, adolescente, jovencita, mujer, que se ve influenciada por el tipo de relación que lleva con su padre, ya sea buena o mala, presente o ausente, éste impacta increíblemente.

Incluso hay mamás que pudieran sentir a sus hijas injustas, porque pese a que ellas pudieran compartir más tiempo y hasta mejor relación. Cómo es posible que papá que con sólo unos momentos, unas palabras sean tan influyentes como para convertir a sus hijas en sus admiradoras y hasta en sus principales defensoras.

Así que mamá, si tienes la bendición de tener una hija, independientemente de tu relación con el padre, te invito a que leas las siguientes verdades de por qué es tan importante un papá para las mujeres. Incluso hasta tu misma comprenderás algunas cosas de tu vida por el tipo de relación que llevaste con tu padre.

1) Primer amor

Cada 14 de Febrero tengo el grato recuerdo de niña cuando mi padre llegó con un enorme oso de peluche y un mega chocolate; ya de novia llegué a recibir monos de peluches, flores y más detalles pero la verdad es que siempre tengo presente que fue mi padre quien me dio el primer regalo de San Valentín.

Para que ves que tan importante es papá en la vida de una hija, él se convierte en tu primer amor. El hombre más importante de su vida, por ello es clave llenarla de detalles, porque cuando crezca, aunque haga su vida siempre será su gran primer amor, el hombre que aprendió amar desde niña.

El que una hija sepa cuánto la ama su padre la hace segura y de buena autoestima. De lo contrario, cuando la hija padece de un padre ausente ya sea física o emocionalmente, son propensas a ser mujeres inseguras, de baja autoestima, más propensas a convertirse en madres solteras, dejen de estudiar, a padecer relaciones amorosas tormentosas y hasta ser codependiente, entre otros.

Si tu hija ya goza de una buena relación con su padre, bien, que sigan fomentándolo; si no, por cuestiones de separación o divorcio no viven juntos; ayuda a que su convivencia no se pierda, que emocionalmente esté con ella. Jamás le hables mal a tu niña de papá, recuerda que con sus defectos y cualidades es su papá, el hombre más importante de su vida.

2) Modelo de autoridad

Parte de la importancia del rol de papá es la capacidad de imponer límites a sus hijas sin afectar su relación. Al contrario si establecen horarios, tareas en el hogar u otra regla el efecto es positivo, porque cuando una hija recibe órdenes de papá en cuestiones de disciplina algo sucede que afianza su seguridad y autoestima por el hecho de sentir que su padre la ama, respeta y confía en ella.

Claro esa imposición de reglas deben estar en equilibrio con una actitud de amor y opciones de diversión. De ahí la importancia que mamá no desacredite a papá delante de la hija, que sus decisiones sean apoyadas para que el mensaje sea el correcto, porque durante la niñez y la adolescencia los padres se convierten en modelos importantes para ellas y lo que menos desean es sentir que le fallan a papá.

3) Influyente

Es curioso pero una madre puede pasar horas hablando con sus hijas, tocar diferentes temas y hasta sentirse más en confianza para hablar de sus cosas privadas, mientras que un padre por naturaleza tienden a comunicarse menos; pero cuando lo hace y es aprovechado para un buen consejo, esto hace eco en el corazón de la hija. Entonces si escucha de su padre lo importante que es darse a respetar ante su novio, guardarse hasta casarse, tendrá siempre en mente la opinión de papá.

Por ello depende mucho el tipo de relación que lleven padre e hija, porque este será un modelo a seguir para sus futuras relaciones con otros hombres.

Incluso hay una tendencia de que las hijas eligen a su futuro esposo con características similares a su padre, ya sean positivas o negativas, el modelo que tuvo como padre tiene un impacto tremendo.

Un marido amoroso, protector, alentador y honorable padre hace que una hija busque hombres que posean las mismas cualidades. De igual manera sucede en caso contrario, un mal ejemplo de padre influye para buscar hombres con características negativas. O bien, si sufre la ausencia del padre, es común que busquen lo que necesitan en relaciones románticas y/o sexuales con amistades masculinas.

Ves, por qué la importancia de papá en la vida de una hija. Dios no se equivoca por ello el complemento del rol de mamá con el de papá. Ambos tienen su justa importancia para hacer de las hijas, mujeres sanas emocionalmente, listas para enfrentar la vida de adulta con un corazón conforme al corazón de Dios.

Por último, oro por el corazón de cada hija, para que su influencia de papá sea la correcta en su vida, y que pase lo que pase siempre tenga presente que puede contar con papá Dios para guiarle en el camino.
Norma Peraza

Twitter: @peraza_norma

Facebook: masdelavidamujer

Escríbeme: [email protected]

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

 

20 Cosas que un PAPÁ debe hacer con sus hijas 5

20 Cosas que un PAPÁ debe hacer con sus hijas

Michael Mitchell, es un papá de treinta años que relata excelentes lecciones de vida para todos los padres con hijas pequeñas. En su blog, Life to Her Years intenta darle más vida a los años de su propia hija Isabella para que pueda desarrollarse en una mujer plena. Recientemente, recopiló por medio de fotografías, estos consejos en un libro titulado Life Lessons for Dad. 

Algunas de ellas son las siguientes:

1. Ama a su mamá. Trátala con respeto, honor y demuéstrale todo el cariño que le tienes en público y cuando estén solos. Lo más probable es que tu hija crezca y busque un hombre que la trate como tu tratas a su madre —para bien o para mal, así suele ser.

2. Debes estar ahí para ella. Los momentos inolvidables jamás ocurrirán si no le dedicas mucho tiempo.. Desarrolla un interés genuino por las cosas que ella disfruta. Ella necesita que estés involucrado en cada paso de su vida, no que te quedes con las brazos cruzados mientras crece.

3. Disfruta cada momento con ella. La vida pasa extremadamente rápido, antes de que te des cuenta tu hija ya no estará gateando en pañales por la casa, estará aprendiendo a manejar, y luego la estarás acompañando por el altar. En poco tiempo pasar tiempo con su papá no será lo mejor del mundo. La vida pasa muy rápido. Disfrútala mientras puedes.

4. Enséñale a lanzar y atrapar una pelota. Juega futbol con ella. Demuéstrale que tirar como niña puede ser bueno.

5. Báñala. Disfruta esta increíble experiencia con ella.

6. Llegará el día en que te pida un cachorro. No lo pienses mucho, al menos una vez en su vida, solo di, “sí”.

7. Baila con ella. Empieza a hacerlo cuando esté pequeña, o incluso, cuando sea un bebé. No esperes hasta el día de su boda.

8. Dile que es hermosa. Díselo una y otra vez. Algún día una película o una revista intentará convencerla de lo contrario.

9. Enséñale a cambiar una llanta. Un pinchazo no tiene por qué causarle pánico. Cuando le suceda por primera vez te llamará llorando de cualquier manera, pero sabrá que hacer.

10. Es tan inteligente como cualquier niño. Asegúrate de que lo sepa y entienda.

11. Si toma clases de natación asegúrate de nadar con ella. Si no hay otros padres en la alberca, será su pérdida.

12. Nunca faltes a su cumpleaños. En diez años no recordará que regalo le diste, pero recordará que no estuviste.

13. Después de una pesadilla querrá dormir en tu cama. Esto es bueno.

14. Pocas cosas en esta vida son más reconfortantes para una pequeña llorando que la mano de su padre. Nunca lo olvides.

15. No le compres demasiados regalos en su cumpleaños o en Navidad. En vez, regálale experiencias. Pasa tiempo en la naturaleza, llévala a pescar. Maravíllate con la manera en que ella se maravilla con cada experiencia nueva.

16. Hazle saber que siempre puede regresar a casa. No importa qué pase.

17. Recuerda que, como una mariposa, un día va a extender sus alas. Disfruta sus años de oruga.

18. Escríbele una carta a mano cada año en su cumpleaños. Dáselas cuando empiece a estudiar la carrera, cuando ella se convierta en madre, o cuando creas que las necesite más.

19. Aprende a confiar en ella. Dale más libertad cada año. Será capaz de cumplir con tus expectativas.

20. El día en que se va a enamorar llegará pronto. Y no hay manera de que te prepares para ello. Si aceptas esto ahora, todo será más fácil.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend